Facebook Twitter Google +1     Admin

CONTEO EN 180 DÍAS

20160630141802-andy.jpg

Desde el pasado 12 de mayo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se encuentra separada del cargo, debido a un proceso de impeachment en su contra.

ANDY JORGE BLANCO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.



El tercer golpe parlamentario en América Latina, luego de la derrota del expresidente hondureño Manuel Zelaya en 2009 y la expulsión en Paraguay del mandatario Fernando Lugo en 2012, es el que ocurre hoy en Brasil contra Dilma Rousseff, mediante un proceso de impeachment (juicio político) que la ha sacado del Palacio de Planalto por 180 días.

En un continente donde la derecha interna de los países intenta derrocar a los líderes para llegar al poder, apoyados por fuerzas externas, el gigante sudamericano constituye, actualmente, el foco de atención en tales propósitos.

Rousseff está acusada de modificar presupuestos mediante decretos y manipular las cuentas públicas de 2014 y 2015, al utilizarlas para financiar programas del gobierno, práctica que se realiza en Brasil desde 1995.

Según el Abogado General de la Unión, José Eduardo Cardozo, la acusación contra Rousseff puede ser considerada una “falta administrativa”, pero no un motivo para destituirla. Por tanto, afirmó que en Brasil hay un golpe de Estado.

En una conversación con corresponsales extranjeros, el pasado mes de abril, Cardozo expresó que de haber existido alguna ilegalidad por parte de la administración de Rousseff, esto no sería un pretexto para iniciar un proceso de impeachment, pues, según la Constitución, se recurre al juicio político cuando hay “delito de responsabilidad”, lo cual no ha ocurrido.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro –quien recientemente pidiera una intervención en Venezuela–, en la Comisión de Derechos Humanos y Legislación Participativa del Senado Federal brasileño, en mayo, reiteró que “la denuncia contra Rousseff no muestra cualquier indicio de crimen de responsabilidad y, por tanto, ninguna certeza”, refirió la agencia cubana Prensa Latina.

Pero lo cierto es que, a pesar del llamado al diálogo por parte de la dignataria brasileña sin llegar a un juicio político, la Cámara de Diputados logró reunir los 342 votos a favor del impeachment, discusión que continuó en el Senado, donde también se aprobó con 55. El 12 de mayo Dilma Rousseff, miembro del Partido de los Trabajadores (PT), fue separada de su cargo y lo asumió, de manera interina, el vicepresidente Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Al respecto, en un encuentro con profesores y estudiantes, la mandataria señaló: “Ese informe es frágil, no tiene fundamento. No existen pruebas de eso que ellos llaman irregularidades. Pretenden derrumbar a una presidenta electa, sin ninguna prueba”.

Presidencia en manos de corruptos

Ahora Brasil se encuentra bajo el mandato de Temer, sobre quien pesa también un proceso de juicio político, y ha integrado a su gobierno solo a hombres ricos y blancos. De esta manera, los partidos opositores al PT conforman la actual dirección del país, compuesta por no pocos corruptos, investigados en la operación “Lava Jato”.

Por otro lado, es inconcebible e irónico, aunque la Constitución así lo establezca, que el expresidente de la Cámara, Eduardo Cunha, haya dirigido la aprobación del impeachment cuando tiene siete procesos en su contra en el Supremo Tribunal Federal y cuentas en Suiza, así como un pedido de juicio político sobre sus hombros que comenzó a materializarse en días recientes, cuando fue apartado de su cargo al frente de la Cámara de Diputados.

Otro suceso del desprestigio del gabinete de Michel Temer son las continuas grabaciones reveladas a la comunidad internacional, en las que se desmantelan las verdaderas intenciones de quienes hoy dirigen la nación.

El exministro de Planificación, Romero Jucá, renunció a su cargo luego de que en un audio hablara de crear una alianza con la Corte Suprema para detener la operación “Lava Jato”, la cual investiga casos de corrupción, en los que se incluye la empresa Petrobras. ¿Por qué intentar frenar esas indagaciones?

En dicha grabación, Jucá le dice a Sergio Machado, el expresidente de la filial de Petrobras Transpetro y otro de los investigados por corrupción: “Tiene que haber política. Hay que resolver esta mierda, hay que cambiar el gobierno para estancar esta sangría”.

¿Qué le espera a Brasil?

Las primeras medidas neoliberales del Partido de Temer, compañero de fórmula del PT durante los dos mandatos de Dilma Rousseff, pretenden desmoronar un programa de gobierno de amplio alcance social.

Bajo el Gobierno del PT se crearon más de 20 millones de puestos de trabajo que, ahora, se intentan disminuir con el recorte de 4 000 empleos. La dirección del país ha anunciado la revisión de las decisiones tomadas por Rousseff, como el programa social “Bolsa Familia”, que redujo notablemente los índices de pobreza en el gigante sudamericano.

Las manifestaciones en contra de estas disposiciones de Temer van en ascenso en momentos en que la Comisión Especial del Senado escucha la acusación y la defensa, como parte del proceso de juicio político contra la Jefa de Estado brasileña.

Si el Senado logra los 54 votos en la última sesión del proceso, la mandataria sería destituida y ocuparía la presidencia Michel Temer hasta finales de 2018. De lo contrario, la primera mujer presidenta de Brasil regresaría otra vez al Palacio de Planalto.

Aunque quienes guían el juicio político son adversarios de Rousseff –como Antonio Anastasia, el instructor de la comisión del Senado–, cuando un presidente no cuenta con el apoyo del pueblo, difícilmente podrá seguir conduciendo un país, más aun cuando ningún ciudadano ha votado por él, y esto le sucede a Temer, quien dirige hoy un gobierno que hasta el Cristo Redentor daría la espalda y cerraría los brazos, un gobierno para temer.

Ficha técnica:

Asunto a tratar: Situación política que vive Brasil, luego de que el Congreso decidiera aplicarle a la presidenta Dilma Rousseff un impeachment que la ha sacado del poder durante los 180 días en los que se prepara el juicio político contra la Jefa de Estado.

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de entrada: De presentación del tema.
Tipo de conclusiones: Sugerida.

Tipo de fuentes empleadas:

Documentales:

Senado instala comisión para decidir juicio a Rousseff, http://www.granma.cu. Consultado el 28 de mayo.

Cámara de Diputados aprueba juicio político contra Dilma Rousseff, http://www.telesurtv.net. Consultado el 28 de mayo.

Dilma Rousseff: "vivimos tiempos de golpes y traición a la democracia", http://www.telesurtv.net. Consultado el 28 de mayo.

Juicio político contra Rousseff es nulo e ilegal, reafirma abogado general del Estado brasileño, http://www.cubadebate.cu. Consultado el 28 de mayo.

Maranhao se retracta y da luz verde a impeachment contra Dilma, http://www.prensa-latina.cu. Consultado el 28 de mayo.

Rousseff: juicio político es una elección indirecta, http://www.granma.cu. Consultado el 28 de mayo.

Rousseff: “Puedo haber cometido errores, pero no delitos”, http://www.granma.cu. Consultado el 28 de mayo.

Cintas grabadas revelan cómo tramaron golpe contra Dilma Rousseff, http://misionesonline.net. Consultado el 28 de mayo.

Gobierno interino de Brasil presenta hoy plan económico neoliberal, http://www.cubadebate.cu. Consultado el 28 de mayo.

Ministro de Brasil abandona el cargo en medio de escándalo político, http://www.cubadebate.cu. Consultado el 28 de mayo.

Nepomuceno, Eric: “Desde la dictadura no había en Brasil un gobierno tan conservador”, http://www.jornada.unam.mx. Consultado el 28 de mayo.

Empleo de recursos:

Ejemplificación:

1) Por otro lado, es inconcebible e irónico, aunque la Constitución así lo establezca, que el expresidente de la Cámara, Eduardo Cunha, haya dirigido la aprobación del impeachment cuando tiene siete procesos en su contra en el Supremo Tribunal Federal y cuentas en Suiza, así como un pedido de juicio político sobre sus hombros que comenzó a materializarse en días recientes, cuando fue apartado de su cargo al frente de la Cámara de Diputados.

2) Otro suceso del desprestigio del gabinete de Michel Temer son las continuas grabaciones reveladas a la comunidad internacional, en las que se desmantelan las verdaderas intenciones de quienes hoy dirigen la nación.

3) La dirección del país ha anunciado la revisión de las decisiones tomadas por Rousseff, como el programa social “Bolsa Familia”, que redujo notablemente los índices de hambre en el gigante sudamericano.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris