Facebook Twitter Google +1     Admin

EL PADRE DE LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD VISITÓ CUBA

20160923235334-sabina.jpg

El 19 de diciembre de 1930 llegó a La Habana, tras una larga travesía en barco y desde Holanda, el físico alemán Albert Einstein.

GABRIELA SABINA BRAVO,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Foto: Archivos del Museo Nacional de Historia de las Ciencias Carlos J. Finlay.

Albert Einstein dejó su huella en Cuba durante 30 horas, hace 85 años atrás, el 19 y 20 de diciembre de 1930. Su visita tuvo como propósito conocer los diferentes centros científicos de La Habana como la Academia de Ciencias Médicas, además de interactuar con los investigadores y físicos de la provincia, conocer tanto los bares lujosos como los barrios más humildes y llevarse de la Isla un sombrero de verano modelo jipijapa.

“En La Habana no corrían tiempos de calma, se sufría el gobierno represivo de Gerardo Machado. En medio de innumerables huelgas y protestas por el cierre de la Universidad, llegó Einstein; los científicos, físicos y geógrafos de la capital, trataron de disimular la situación existente en el país y el día 19 de diciembre a las ocho de la mañana todos fueron a recibirlo a la bahía de La Habana, lugar por donde desembarcó”, acotó Ailín Robaina, historiadora de la Dirección de Patrimonio Cultural y la Oficina del Historiador de La Habana

Según el libro “Las 30 horas de Einstein en Cuba”, del profesor José Altshuler, cuando el mundialmente famoso Albert Einstein puso pie en tierra cubana manifestó su deseo de adquirir un sombrero de verano, pues el día era caluroso. Los encargados de acompañar al recién llegado lo trasladaron hacia la tienda más lujosa de la capital, El Encanto.

Los dueños de la tienda tuvieron el gesto de regalar al ilustre cliente el mejor jipijapa que tenían, llamado así por un tipo de palma originaria de Ecuador. Einstein insistió en pagar, pero aclararon que era un regalo y solo le pidieron que acudiera a posar para un retrato en el estudio fotográfico del establecimiento, petición que fue amablemente aceptada por él.

“Entre los lugares que visitó estuvo la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, actual Museo Nacional de Historia de las Ciencias Carlos J. Finlay, allí se le ofreció una recepción celebrada por la institución”, expresó Roberto Peláez Fuentes, guía e historiador de la institución científica, lugar donde se guardan actualmente las fotografías y artículos realizados por la prensa en el año 1930, acerca de la visita de Einstein a Cuba.

En el Libro de Oro de la Sociedad Geográfica, invitada a la recepción, escribió: “Ojalá pueda la generación venidera establecer una sociedad económica y política que evite con seguridad las catástrofes", precisó Ailín Robaina.

También estuvo presente en la Sociedad Cubana de Ingenieros, la Escuela de Aviación Curtis, la Escuela Técnica Industrial, el Asilo para enfermos mentales de Mazorra y los jardines del acueducto de Vento. Se reunió con la Sociedad Hebrea de Cuba y paseó por las calles de Miramar, los solares de la Habana Vieja y los repartos de “Llega y Pon” y “Pan con Timba”.

Pie de foto: Albert Einstein, a su paso por la capital, visitó la Sociedad Cubana de Ingenieros, donde se reunió con intelectuales de La Habana y otras provincias del país.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Quién.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida.

Tipo de fuentes: Directa y Documental.

Primer valor-noticia: Prominencia del protagonista.

Otros dos valores-noticia: Proximidad o cercanía. Repercusión.

23/09/2016 16:53 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris