Facebook Twitter Google +1     Admin

MEDALLA DE HEMINGWAY

20160924152921-olivia.jpg

El Dios de Bronce de la literatura norteamericana fue amante de la cacería, de los toros, de sus esposas, de la vida, del mar; también se apasionó por Cuba, llegando a honrar a la Caridad del Cobre, patrona de nuestro país, “al estilo Nobel”.

OLIVIA RODRÍGUEZ MEDEL,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Este año se cumple el 60 aniversario de haber declarado Ernest Hemingway, el 13 de agosto de 1956, el deseo de que su medalla de Premio Nobel reposara en el Santuario de la Caridad del Cobre.

Aunque la fecha de la entrega al santuario no se logra precisar por parte de los especialistas, la disposición se dio a conocer durante una celebración en su honor preparada por la Cervecería El Modelo, del Cotorro, y las marcas Hatuey y Bacardí, donde Hemingway pidió públicamente que su presea fuera colocada en el Cobre, pues la Virgen de la Caridad es la patrona de Cuba y de los pescadores, explicó la licenciada Ada Rosa Alfonso Rosales, directora del museo Ernest Hemingway.

La persona encargada de llevar a cabo esta misión fue Fernando G. Campoamor, periodista y escritor cubano, quien realizó las gestiones pertinentes con el Arzobispado de La Habana y este, a su vez, le hizo llegar la medalla al de Santiago de Cuba.

En una ocasión, la insignia fue robada y, según Ada Rosa Alfonso, por orden de Fidel Castro se encontró en menos de 48 horas. Este acto tenía como fin la fundición y venta del oro macizo con el que está elaborada y es la razón de que hoy día no se exhiba, sino que se guarde celosamente en el Arzobispado de Santiago de Cuba.

En septiembre de 2014 dicha institución religiosa autorizó el traslado momentáneo de la medalla hasta Finca Vigía –casa de Hemingway en Cuba y hoy museo- para mostrarla a los nietos del célebre escritor durante una visita que realizaron a la instalación y en la que también participó el Arzobispo de Santiago de Cuba.

Ese día, según Idalberto Batista, especialista del museo Ernest Hemingway, es una de las pocas veces que se juntan el medallón y el pergamino correspondientes a la distinción Nobel.

Añadió Batista que la insignia solo se exhibe el día 8 de septiembre de cada año durante las festividades por la Virgen de la Caridad del Cobre en su santuario, fecha que se celebra en nuestro país desde 1916.

El mayor reconocimiento que se otorga a los escritores en el mundo, el Premio Nobel de Literatura, homenajeó a Ernest Hemingway en octubre de 1954. Según declaraciones del propio novelista en una entrevista en español que aparece en la multimedia Finca Vigía, el hogar de Hemingway en Cuba, al ganar el Nobel: “He experimentado una sensación de alegría; estoy muy feliz de ser el primer “cubano sato” en ganar este premio”.

Hemingway vivió aproximadamente veinte años en Cuba, cuyos paisajes, específicamente los de Cojímar, aparecen reflejados en El viejo y el mar, novela que le confirió el Premio Pulitzer de Literatura en 1953 y que contribuyó a la obtención del Premio Nobel por la obra de la vida.

Pie de foto: La medalla de Nobel otorgada al escritor norteamericano Ernest Hemingway en manos de Brian Gordon Sinclair, actor canadiense a quien el Arzobispado de La Habana permitió hacerse una foto con ella

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Cuándo.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato adicional.

Tipo de fuentes: Directa, documental.

Primer valor-noticia: Singularidad.

Otros dos valores-noticia: Proximidad o cercanía. Repercusión.

24/09/2016 08:29 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris