Facebook Twitter Google +1     Admin

LA CALLE DEL APÓSTOL

20160927042948-sealy.jpg

El boulevard de la Isla de la Juventud, cuya construcción terminó este 2016, es la única arteria cubana donde estuvo José Martí, que lleva su nombre.

SEALYS GARDÓN PANTOJA

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Foto: Cortesía de GERARDO MAYET CRUZ.

El 2016 trajo a los pineros la alegría de estrenar boulevard, luego de alrededor de cuatro años de trabajos constructivos. Espejo de la historia de la pequeña ínsula, el paseo pinero cuenta con símbolos culturales entrañables como cañones, identificativos de la época en la que corsarios y piratas preservaron aquí sus más preciados tesoros.

Pero esa calle, la José Martí, acoge para los habitantes del lugar una fortuna mayor que la posiblemente enterrada ahí por el afamado pirata Pepe el Mallorquín: es la única en Cuba con ese nombre por donde transitó el Apóstol.

El organizador de la Guerra Necesaria llegó a Isla de Pinos el 13 de octubre de 1870, reportan datos del  Archivo Nacional de Cuba, citado por Antonio Núñez Jiménez en su volumen Isla de Pinos. Piratas, colonizadores y rebeldes (Ediciones Arte y Literatura, 1976).

“Es la única calle en nuestro país con ese nombre visitada por el escritor de Ismaelillo. En los momentos de su llegada la llamaban  Calle Real, convertida luego en Pinillos y que, en la república neocolonial, pasa a denominarse José Martí. Se suma, así, a la lista de arterias de Cuba que, por decisión estratégica de los  gobiernos de turno y como parte de la guerra simbólica de inicios del siglo XX, tomaron el nombre de diferentes patriotas cubanos”, explica Julio César Sánchez Guerra, miembro de la Asociación de Historiadores del municipio y autor de numerosos escritos relacionados con la vida del Héroe Nacional.

Enaquel entonces, la ciudad se componía de solo cuatro calles horizontales y seis verticales; debido a esa estructura, al desembarcar, resultó inevitable para el autor de los Versos Sencillos pasar por la vía principal en el trayecto hacia su residencia temporal: la finca El Abra, asevera Sánchez.

Roberto Unger Pérez, historiador de la ciudad, afirma: “Cada domingo, para confirmar su presencia en la isla, como el resto de los deportados políticos, debía firmar un acta en la Casa de Gobierno, radicada justo al final del hoy boulevard, donde ahora se ubica el Museo Municipal”.

El también profesor de la universidad pinera Jesús Montané Oropesa, añade que alrededor de la mencionada construcción, además Comandancia Militar, se ubicaban las principales instituciones representativas del poder colonial como el Protectorado, presidio común, la casa del Ministro de la Real Hacienda y la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores y San Nicolás de Bari, única de ellas que se conserva aún. Por tales motivos, aquel joven debe haber visitado la zona.

Unger manifiesta: “La confianza depositada en Martí por los Sardá, familia que lo acogió en la Isla de Pinos, lleva a pensar que, si venían a la ciudad cada domingo, la salida no se limitara a la firma de presencia, sino que se convirtiera en paseo por esa arteria, nombrada hoy como aquel joven y donde se concentraban los principales negocios y servicios de la ciudad”.

Pie de foto: Debido a la estructura de la ciudad en los años 70 del siglo XIX, durante su estancia en Nueva Gerona resultó inevitable para José Martí pasar por la calle principal, nombrada hoy como él.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de lead: Especial Interpretativo.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida.

Tipo de fuentes: Documentales: Libro Isla de Pinos. Piratas, colonizadores y rebeldes, de Antonio Núñez Jiménez  (Ediciones Arte y Literatura, 1976). Directas: Julio César Sánchez Guerra, miembro de la Asociación de Historiadores del municipio y autor de numerosos escritos relacionados con la vida de José Martí; Roberto Unger, historiador de la ciudad.

Primer valor-noticia: Singularidad.

Otros dos valores-noticia: Interés colectivo. Proximidad.

26/09/2016 21:29 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris