Facebook Twitter Google +1     Admin

FOMENTAN PRODUCCIÓN DE SEDA

20161008134553-maby1.jpg

Más 30 discapacitados impulsan el proyecto Tejiendo hilos que lleva adelante la Estación Indio Hatuey, en la localidad matancera de Perico.

MABY MARTÍNEZ RODRÍGUEZ,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

El proyecto Tejiendo hilos es el primero en el país que pretende rescatar la sericultura mediante un programa de la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey (EEPFIH), en Matanzas, y hasta la fecha lo integran más de 30 personas con dificultades visuales y auditivas, informó Giraldo Roque, director del centro.

Esta iniciativa surge en Cuba gracias al Instituto Italo-Latinoamericano y a la colaboración de la cooperativa italiana Socialario Onlus con la EEPFIH.

En el año 1834 y luego en 1945, Cuba intentó desarrollar la cría del gusano de seda como renglón económico. En ambos períodos fracasó por las condiciones climáticas poco favorables para el crecimiento del mismo, recoge el documento Historia de la sericultura en Cuba, de Caridad de las Mercedes, historiadora del municipio de Perico, donde radica la Estación.

“La técnica consiste en la cría del gusano por métodos industriales. Los especímenes son almacenados en contenedores metálicos cubiertos con hojas de la planta Morera, la única fuente de alimento durante sus 55 días de vida. En esa etapa progresa de huevo a crisálida, luego llega a estado adulto, para después formar el ovillo de seda pura”, explica el director de la EEPFIH.

Marcos Hernández, Doctor en Ciencias y colaborador del proyecto, afirma que en el programa las personas con discapacidad y sus familiares trabajan en la cría del productor de seda, en la elaboración de hilados y productos artesanales.

Tejiendo hilos posee tres talleres adicionales de integración socio-laboral en la provincia, y se espera la creación de otro en Las Tunas con la colaboración de una brigada española interesada en invertir en este campo.

Por otra parte, Alejandro Suárez, miembro del proyecto, manifiesta que actualmente cuentan con el curso Aprender haciendo que los entrena en la tintura de hilados, que consiste en teñir las telas manualmente, utilizando pinturas orgánicas y en la correcta utilización de los hilares.

“La iniciativa contribuyó a que algunos de nosotros descubriera el talento de la creación manual. Además, realizamos ferias en el mismo centro, donde ponemos a la venta el resultado de nuestros esfuerzos”, dijo Suarez.

Pie de foto: Primer programa de sericultura que integra a personas con necesidades especiales como principales trabajadores.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Quién.

Tipo de cuerpo: Lead + Dato adicional + Pirámide Invertida.

Tipo de fuentes: Directa y documental.

Primer valor-noticia: Interés colectivo.

Otros dos valores-noticia: Actualidad. Progreso. 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris