Facebook Twitter Google +1     Admin

¿JESÚS O “VIVA”?

20161024052008-rocio.jpg

Esta película llega a la gran pantalla para demostrar, una vez más, la calidad actoral de los intérpretes cubanos.

ROCÍO ISELL FERIA GINARTE,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Foto: Tomada de Granma.

Con la dirección de Paddy Breathnach y la producción ejecutiva de Benicio del Toro, se rueda en Cuba el filme Viva, un melodrama que cuenta con el rol protagónico de Héctor Medina y las actuaciones de Luis Alberto García y Jorge Perugorría.

Jesús (Héctor Medina) es un joven homosexual que vive solo. Se gana la vida arreglando pelucas en un club de travestis y sueña con actuar en las noches con el nombre artístico de “Viva”. Convence a la dueña, Mama (Luis Alberto García), de que lo deje participar en el show, e inesperadamente aparece Ángel (Jorge Perugorría), su padre, que recién ha sido liberado de prisión y se opondrá violentamente a que trabaje travestido.

En esta película, destacan las circunstancias en las que se desenvuelve parte de la sociedad cubana: un intenso conflicto padre–hijo, la difícil situación económica del protagonista, la soledad y los prejuicios en torno a la inclinación sexual constituyen los principales problemas en la obra.

El guion de Viva, de la mano del irlandés Paddy Breathnach, cuenta una historia que posee un ritmo lineal, mas no deja de ser impactante, precisamente por su acercamiento a la vida nocturna de los transformistas y travestis en Cuba: como son discriminados, criticados y rechazados.

Las actuaciones del filme han sido elogiadas por la crítica y la prensa. En el protagónico, Héctor Medina hizo gala de su talento demostrando su organicidad, versatilidad e histrionismo, siendo uno de los actores jóvenes con mayor cantidad de películas en el momento.

En cada uno de los actos del cabaret, el artista logra convencer al espectador, al hacer creíble el papel de travesti gracias a la limpieza en los movimientos, la gestualidad, presencia, actitud y proyección escénica.

La coproducción irlandesa –cubana, si bien contribuye a la mejor y más rápida filmación (20 días), por otro lado muestra una realidad basada fundamentalmente en la imagen negativa y comercial que los cinematográficos foráneos atribuyen en reiteradas ocasiones a Cuba.

Esta cinta propone una clara referencia a problemas sociales como la prostitución, el alcoholismo, la violencia doméstica y la marginación constante hacia los homosexuales. Expone, además, las dificultades económicas y carencias de la sociedad: falta de comida, elevadísimos precios de los insumos básicos y el transporte.

También llama a la reflexión sobre la importancia de valorar a la familia y a los amigos. El apoyo constante de Jesús a Ángel y las atenciones de Mama con el muchacho son claras muestras de fidelidad y el amor, que junto a la sensibilidad de Jesús, le dan vida y emoción el largometraje.

En el filme, resalta sobre todo el trabajo fotográfico, a cargo de Cathal Watters. El mismo juega con las visualidades propias del cabaret, los espacios cerrados y prioriza los esplendores de la noche: las luces en las calles, los entornos de cafeterías y los bares.

Por su parte, la dirección de arte recrea los ambientes de Centro Habana, con sus “clásicas” casas, los icónicos balcones, parques y gimnasios populares, las ropas de moda y los espléndidos vestidos del cabaret.

Baladas de la segunda mitad del siglo pasado dan música a varias escenas. Las voces de Elena Burke, la Diva Rosita Fornés, Annia Linares, Lourdes Torres, Blanca Rosa Gil, entre otras, se ocupan de acompañar los cantos y bailes de los travestis.

Así, cada canción apoya el carácter liberador, feminista y sensual del largometraje. Es importante apuntar también que refleja fielmente una parte notable de la cultura musical tradicional cubana, poco consumida por la juventud.

Esta cinta se estrenó en el Festival de Telluride realizado en enero del 2016, en Miami, donde tuvo gran éxito. Además se presentó en festivales internacionales como Toronto y Busán. Fue elegida por la Academia de Cine y Televisión Irlandesa para representar a dicho país en la nominación a los Premios Oscar en el 2016, en la categoría Mejor película de habla no inglesa.

Pie de foto: En cada uno de los actos del cabaret, el artista logra convencer al espectador.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris