Facebook Twitter Google +1     Admin

MÁS DEMANDA QUE PERIÓDICOS

20170124134643-elin.jpg

A pesar de la solicitud de la población, muchas publicaciones seriadas no cuentan con la posibilidad de suscripciones; la proyección indica la existencia de un proceso para dar solución a esta problemática.

Texto y fotos:

ELIN DRIGGS LUZARDO,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

En Cuba, la demanda de suscripción para recibir la prensa escrita en los hogares es elevada, sin embargo, condiciones objetivas imperantes en el país impiden de momento acceder libremente a este servicio. La indagación, entre los suscriptores, se limitará a la capital. Los datos de las instituciones son a nivel nacional.

Más de cuatro años lleva Arturo Benítez Pérez, especialista de logística del departamento de compra perteneciente a la Empresa de Proyectos de Arquitectura de La Habana (Eprob), intentando suscribirse infructuosamente a los medios de prensa. No dispone de tiempo para comprar el periódico en el estanquillo, además de que estos se agotan con demasiada rapidez.

“Cada vez que pregunto a los carteros que traen los periódicos a mis vecinos, cómo son los trámites para suscribirme, responden que no existe la posibilidad de hacer nuevos contratos, por lo que estoy obligado a comprar el periódico al revendedor por la calle. ¿Por qué no puedo suscribirme?”, declaró el profesional.

Correos de Cuba es la organización empresarial encargada de realizar el servicio de suscripciones de prensa y publicaciones en el país. Directivos de la entidad plantean que este fenómeno, por qué no están abiertas, responde a un problema de carácter objetivo.

En los años 80, la economía cubana tenía otras condiciones, el periódico en Cuba sobraba, la cantidad de impresión diaria del principal órgano de prensa y el más demandado, Granma, era aproximadamente de un millón de ejemplares y los demás figuraban alrededor de medio millón. Por tanto, la población no tenía problemas para adquirir el periódico de su preferencia.

De acuerdo con José Manuel Valido Rodríguez, director general de Comunicaciones del Grupo Empresarial Correos de Cuba, esta situación favorable permitió al Gobierno y el Partido indicar a las distintas organizaciones existentes en el país el inicio del proceso de suscripción, tanto para instituciones, como personas naturales, lo que no entorpecía el suministro necesario a la red de venta en el país.

“Desapareció el campo socialista, la URSS, vino el período especial y la cantidad de papel se redujo sustancialmente, se cerraron las suscripciones y quedó para la venta a la población un porciento minoritario de periódicos. Esta situación se ha mantenido hasta nuestros días, y es la causa fundamental por las que no se pueden abrir suscripciones”, aclaró Valido Rodríguez.

Dayamí Báez García, profesora de la Universidad Pedagógica Enrique José Varona, presenta una situación distinta. Motivos personales hacen que quiera prescindir de su suscripción al periódico Granma.

“Una vecina era la que me recogía la prensa en su casa y también me hacia el favor de pagarla. Por la tarde, al regresar del trabajo, la buscaba. Ahora no tengo esa posibilidad y el cartero me lo lanza para la terraza porque mi edificio tiene reja y si llueve se moja y no puedo leerlo, además, vivo sola con mi hijo de 10 años y no dispongo de tiempo para ir hasta el correo a pagarlo mensualmente”, argumenta la profesora.

Cuando ocurre esta situación existen variantes a escoger para que el periódico llegue a un nuevo destinatario.

“Si determinado usuario no está interesado en recibir más el periódico, ese ejemplar se deja de portear y pasa a la venta. También cuando un suscriptor fallece puede pasarle la suscripción a un familiar, siempre que tenga el mismo registro de dirección y en un plazo de tres meses para hacer los trámites, si no se le da baja”, aseguró Ileana Peñalver Hernández, administradora de la zona postal Habana 5, de Correos de Cuba.

“Existe la posibilidad de transferirle la suscripción a otro usuario, para ello deben llegarse ambas personas con el carnet de identidad y los documentos correspondientes (contrato de suscripción) a la zona postal a la que pertenezcan”, declaró Yanet Beltrán, jefa de base de cartería de la zona postal Habana 5.

Actualmente, el número total de suscritores en el país asciende a 1 033 089, una sumatoria de todos los periódicos que circulan en la isla, desde los provinciales hasta los nacionales, según datos recogidos en el Informe de Suscripciones y Venta de Prensa de Correos de Cuba, correspondiente al año 2015.

Alexis Tortoló Machado, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Gráfica Habana (Poligráfico Granma), explicó que ellos brindan servicios de impresión y no pueden aumentar la tirada, la cual está sujeta a un plan y una demanda de la casa editora.

Según Tortoló Machado, la maquinaria con que trabajan es muy vieja, de la década del 70 del siglo pasado, fabricada en la antigua República Democrática Alemana (RDA), instalada en Cuba en el año 1986 de segunda mano.

El panorama contemporáneo, agregó,  no es favorable para aspirar a un aumento del número de ejemplares de periódicos, ni tampoco a una disminución de los mismos, lo que haría más compleja la situación, la intención es mantener la tirada  que se realiza desde hace algunos años.

Los directivos de la Gráfica Habana proyectan un posible crédito, aún sin otorgar, proveniente de China, que sustentaría la inversión que se quiere llevar a cabo para la compra de modernos equipos. Esto elevaría la calidad de impresión del periódico y se trabajaría, según las posibilidades económicas del país, para incrementar la cantidad de ejemplares y, por tanto, la reapertura del sistema de suscripciones.

Pie de fotos: El panorama contemporáneo no es favorable para aspirar a un aumento del número de ejemplares de periódicos.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris