Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS VERSOS DE LA LIBERTAD

20170124134904-tucu.jpg

El Diario de prisión, de Ho Chi Minh, considerado la perla en la literatura vietnamita, simboliza la lucha por la independencia y la libertad nacional.

TU CU THI THANH,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Entre los cepos y grilletes de cárceles chinas, nació la obra maestra de la literatura vietnamita Diario de prisión, en que el gran Padre de Viet Nam, Ho Chi Minh, mostró su inmenso amor a la patria, a los seres humanos y la compasión por las vidas desafortunadas. El texto de valor inmortal, publicado por la Editorial Van Hoa en 1960, de género lírico, revela el ánimo revolucionario, el alma artística y la voluntad de hierro del soldado comunista.

Ho Chi Minh (1890-1969), conocido como Tío Ho, fundador y presidente de la República Democrática de Viet Nam, un enorme héroe del siglo XX, incursionó en muchas esferas artísticas. Entre ellas sobresale su impronta literaria con varios títulos de valor incalculable como El testamento, Declaración de Independencia e Ideas revolucionarias. Su nombre destaca entre los magnos referentes mundiales del proletariado, mucho más allá de los límites de su país.

El Diario de prisión, escrito de septiembre de 1942 a octubre de 1943, incluye 133 poemas, en la lengua clásica de los letrados chinos, según las reglas poéticas de la época Tang y, además, concebido en treinta prisiones diferentes de trece municipios de la provincia Kuomintang.

Sin embargo, el texto despareció en una aldea fronteriza de Viet Nam, luego fue encontrado en 1955 y cinco años más tarde, la Editorial Van Hoa lo publicó por primera vez. En ese mismo año, 1960, la Editorial Colección del Sur, de Cuba, realizó la edición de la traducción en español por el poeta Félix Pita Rodríguez, una de las grandes voces de la literatura cubana.

Cada verso parece un breve cuento compuesto en un rincón en penumbras. Todos son efectivamente apuntes de un diario: lo que durante el día impresionaba de alguna manera al dirigente encarcelado. Su atractivo no está solo en la elegancia lingüística, sino también en el afecto patriótico y la doctrina nacional.

Las narraciones poéticas, combinadas armoniosamente entre caligrafía clásica y moderna, abarcan diversidad de contenidos y temas. No obstante, lo más destacado de todo es la referencia a mujeres y a niños, que puede provocar lágrimas al lector. Desde entonces, acusa a la sociedad feudal corrompida y monstruosa en la China de aquella época.

La humanidad rebosa en todos los escritos, toca al corazón del receptor y a partir de eso, el autor manifiesta la aspiración de todo el país: la libertad. La escritura refleja la imagen del militar, quien tiene un espíritu revolucionario que los barrotes no pueden bloquear. Ese hombre con sus versos pervive en lo más hondo de cada espíritu vietnamita, en cualquier época.

Por otro lado, la esencia de la obra continúa en la tranquilidad del Tío Ho. Resulta difícil imaginarse que ese prisionero puede disfrutar la luna entre cuatro paredes inanimadas: “¿Qué hacer en la prisión, sin bebida ni flores / En noche tan radiante, luminosa y serena? / Mira el hombre a la luna que esplendorosa asciende / La luna mira al poeta, a través de la reja” (Claro de luna, página 28).

La poesía marca la habilidad de Ho Chi Minh. Cada poema muestra pinturas sobre seda que en unos cuantos trazos, logran atrapar la nostálgica belleza de un paisaje o la emoción de un gesto fugaz. Quizás estos escuetos versos revelen la personalidad de su autor mucho mejor que un grueso volumen de memorias.

Muchos años han pasado. El Diario de prisión ha movido varias conciencias y generaciones, algo que manifestó el escritor cubano Félix Pita en el prólogo de su versión: “Sobre todo, la admiración y el amor por el hombre extraordinario, el revolucionario, el estadista, el poeta, que con su vivir nos enseñó que no hay altura imposible para la condición humana”.

Pies de fotos: 1-La Editorial Van Hoa publicó Diario de prisión, de Ho Chi Minh, por primera vez en 1960 (foto tomada de Internet); 2-La versión en español del libro Diario de prisión fue realizada por Félix Pita Rodríguez y difundida en 1960 por la editorial Colección del Sur (Foto: Tu Cu Thi Thanh).

24/01/2017 06:49 islalsur #. Libros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris