Facebook Twitter Google +1     Admin

DENGUE EN LA MIRA

20170205141603-yilena.jpg

Investigaciones efectuadas en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba, evidencian la efectividad de las células T para el tratamiento de esta enfermedad endémica de los países tropicales.

YILENA HÉCTOR RODRÍGUEZ,  

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Foto: LÁZARO GIL GONZÁLEZ.

Las células T (linfoctos TCD4 y CD8) son esenciales en el sistema inmune porque reconocen a las células infectadas por el dengue y las eliminan, demostró el más reciente estudio desarrollado por científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba (CIGB), en colaboración con investigadores del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí.

Este descubrimiento contribuye al desarrollo de una vacuna capaz de destruir las cuatro variantes del virus. La comunidad científica internacional está replanteando sus directrices para erradicar la enfermedad en expansión, que según especialistas del CIGB, afecta a más de 390 millones de personas en el mundo y causa  alrededor  de 50 000 muertes cada año.

“Se desarrollaron experimentos sobre la evolución del dengue en ratones y simios, que revelaron esta nueva teoría respecto a los métodos para enfrentar la dolencia”, declaró el doctor Lázaro Gil González, jefe del Departamento de Vacunas del CIGB y miembro del equipo investigativo.

Añadió que cuando una persona es contagiada por cualquier serotipo de la enfermedad (DEN1, DEN2, DEN3 y DEN4) la primera vez, contrae el dengue  clásico, que se presenta fundamentalmente a través de fiebre alta y dolor en las articulaciones; y aunque nunca volverá a padecer esa misma variedad, seguirá expuesta a adquirir las otras tres formas.

“La importancia de este descubrimiento radica en que la aplicación de células T protege contra las cuatro variantes del virus, a diferencia del tratamiento con anticuerpos empleado hasta el momento, que previene contra un solo tipo y agrava los síntomas del padecimiento en caso de contraer otra de sus manifestaciones”, planteó el Doctor.

El artículo La proteína cápside: pruebas acerca del papel protector parcial de los anticuerpos neutralizantes contra el dengue en monos, publicado por científicos del CIGB en la revista Virology, de la editorial holandesa Elsevier, explica que el estudio consistió en aplicar tres dosis de una vacuna experimental que induce a la generación de células T en ratones y primates. Un mes después, a los animales se les introdujo el virus y no enfermaron.

La doctora Laura Lazo Vázquez, especialista principal del Departamento y miembro de la investigación, expresó: “Recientemente, la compañía francesa Sanofi-Pasteur licenció un tratamiento contra el dengue, pero estudios clínicos demostraron su baja eficacia. Una de las explicaciones para el fallo es la no generación de una respuesta inmune mediada por células T”.

Los archivos del CIGB registran varias epidemias en Cuba desde 1977 cuando la enfermedad alcanzó proporciones alarmantes. La más agresiva sobrevino en 1981, con un saldo de 158 muertos, y la última ocurrió entre los años 2001 y 2002. Desde entonces, solo se reportan pequeños brotes gracias al esfuerzo del Gobierno y las autoridades sanitarias para erradicar el dengue.

Pie de foto: Equipo del Departamento de Vacunas del CIGB que realizó los estudios sobre el dengue.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Qué.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato  adicional.

Tipo de fuentes: Directas y documentales.

Primer valor noticia: Repercusión o consecuencia.

Otros dos valores noticia: Interés colectivo. Progreso.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris