Facebook Twitter Google +1     Admin

UN HOMBRE OLVIDADO

20170208125037-haroldo.jpg

En la actualidad, el patriota cubano José González Curbelo pasa inadvertido  por los anales de la historia nacional, a pesar de haber sido una de las figuras más influyentes dentro de la emigración durante la Guerra de los Diez Años y la Guerra Necesaria.

HAROLDO MIGUEL LUIS CASTRO,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

«Un patriota inteligente y tallado en virtud», así calificó José Martí a José González Curbelo, a ese hombre de piel blanca, barbudo y pequeño que, a base de oratoria y amor, dedicó su vida a la búsqueda de la unidad e integridad de todos los cubanos. Su sabiduría, valor y sobrada fraternidad, lo convirtieron en punto de referencia de la emigración en los Estados Unidos durante el período comprendido entre 1868 y 1895.

Su visión de lucha lo llevó a fundar la Orden Caballero de la Luz, sociedad secreta cubana creada para apoyar incondicionalmente al movimiento independentista. Aunque en la actualidad su nombre para muchos no represente nada y el 12 de junio, fecha en la que falleció a causa de un trágico accidente en el año 1907, apenas se recuerde, merece ocupar junto a grandes de la historia patria, el lugar más alto. El antaño espía, colector, mensajero y hermano es un ilustre cubano olvidado en el tiempo.

-¿Dónde nació usted?

En el pueblo de Bejucal, el 10 de septiembre de 1835.

-¿Cómo fue su formación?

Muy pobre, tuve que dejar de estudiar para trabajar como tabaquero, aunque allí aprendí mucho porque este era el sector más avanzado y progresista de mi tiempo.

-¿Cuándo comenzó a conspirar?

Desde muy joven, yo diría que siendo niño aún. Estar vinculado a hombres de grandes pensamientos me hizo entender la difícil y deshonrosa situación de mi país y lo necesario de llevar a cabo una transformación para arrancar el mal de raíz.

-¿Por qué emigró a los Estados Unidos?

Déjeme aclararle esta situación, pues muchos han especulado sobre por qué me fui. Nada más haberse iniciado la Guerra de los Diez Años, la de Céspedes, comenzó una brutal represión española contra todo sospechoso. Entendí que era mejor salir del país para proteger a mi familia. Preso no podía hacer nada por la causa.

-Sin embargo, usted se hizo ciudadano norteamericano…

Sí, por necesidad, así podía conspirar con mayor facilidad sin tener espías españoles o norteamericanos a mis espaldas. No sabe usted lo que me ayudó y a cuanta gente burlé.

-¿Durante toda la guerra no volvió más a Cuba?

Solo cuando me enteré de la firma del Pacto del Zanjón, pero al ver el descontento de muchos cubanos y al saber de la protesta de Antonio Maceo allá por Baraguá, supe que habría guerra para rato  y regresé a los Estados Unidos para seguir conspirando.

-Tengo entendido que usted es el fundador de una sociedad secreta. ¿Con qué motivo lo hizo?

Aunque en el exterior se hacían esfuerzos incalculables para apoyar la guerra, existían serias contradicciones entre los propios cubanos y eso afectaba no solamente nuestra moral, sino también el cumplimiento del trabajo. En lo personal, nunca me dediqué a cuestionar a nadie, pero tuve la certeza de que era necesario crear una sociedad secreta de carácter patriótico-fraternal para apoyar la independencia de Cuba y a la Asociación Patriótica de Filadelfia, lugar donde estuvo la primera institución, a la que llamamos Luz y posteriormente Caballeros de la Luz, en honor al sabio filósofo  José de la Luz y Caballero.

-¿Dio resultado?

Mejor de lo que esperábamos, gracias a la labor desempeñada por nosotros al contribuir enormemente con el constante envío de alimentos, armas, municiones y hombres para la guerra. La sociedad alcanzó gran popularidad y se  fue expandiendo por los Estados Unidos, incluso, llegó hasta Cuba. Formaron parte de esta institución hombres comoTomás Estrada Palma, Calixto García, José Martí…

-¿Conoció a Martí?

¿Si lo conocí? Era un hijo para mí y, a pesar  de ser mucho más joven que yo, lo admiré como hermano fraternal y superior. Fue él quien me encargó la misión de recorrer los centros de emigrados para lograr la unión entre todos los clubes patrióticos y asociaciones fraternales y así poder crear el Partido Revolucionario Cubano.

-¿Entonces, es usted fundador del Partido Revolucionario Cubano?

Sí, y todos los miembros Caballeros de la Luz de aquel tiempo, pues en los estatutos secretos del Partido Revolucionario Cubano, Martí declara que este contaría de las asociaciones independientes para su funcionamiento. Yo no tuve problemas para poner en sus manos las riendas de nuestra institución. ¡Qué gran hombre fue! Como sufrí su  pérdida.

-¿Participó en la Guerra Necesaria, la de1895?

Cuando supe del alzamiento en Baire el 24 de febrero de 1895, decidí regresar. ¿A qué no sabes cómo y con quiénes vine? Disfrazado de pordiosero me embarqué con los mismos soldados españoles que iban a combatir en Cuba y, como solo era un viejo sucio, no me hicieron el menor caso y hasta traje informaciones secretas dentro de un jarro sin problema alguno.

-¿Qué función realizó en la contienda?

Nada más llegar, me uní a las fuerzas del mayor general Antonio Maceo, otro gran hombre, sirviéndole como conspirador y  como su intermediario con el  entonces cónsul norteamericano, Frizleigh Lee.

-¿Cómo es que en plena guerra usted viajó a México?

Fui traicionado cuando trataba de esconder algunas armas en la finca La Esperanza, en Pinar del Río, y me llevaron a prisión, pero gracias a mi condición de ciudadano norteamericano, logré salir. Mis amigos me sugirieron viajar a México para que siguiera conspirando desde allí.

-Pero cuando regresó, de nuevo sufrió prisión y volvió a escapar…

Al declararle la guerra Estados Unidos a España soy nuevamente apresado  y cuando me trasladaban en tren para La Habana, salté y me escapé al detenerse este entre la parada de Candelaria y Oseguera, un pueblito cercano a mi tierra natal.

-¿Cuánto le impactó saber que la guerra se había frustrado con la intervención de los Estados Unidos?

Muchísimo, me dolió saber algo así, porque vi esfumarse el esfuerzo de años y como se menospreciaba la sangre derramada  por tantos valerosos hombres. Lloré y no me avergüenza decirlo, lloré de rabia.

-Ya frustrada la independencia y con Estrada Palma en el poder le ofrecieron cargos importantes dentro del gobierno de La Habana. ¿Por qué no aceptó?

Porque me ofrecieron el cargo como si fuera un regalo y no quiero tributos por lo que siempre he considerado un deber para con la patria. Además, no me iba gustando el ambiente creado por los norteamericanos.

-¿De dónde le vino el nombre de Patriota Desconocido?

De la publicación hecha por El Fígaro, un periódico artístico literario habanero, el 29 de junio de 1902, con una reseña sobre mí. La titularon Un patriota desconocidoy al parecer se me quedó.

-¿Le molesta que lo llamen así?

Para nada, en todo caso, es un halago porque muestra que hice bien mi trabajo como agente y mensajero, pero le voy a decir algo: yo no soy el único, hay miles de patriotas desconocidos que lucharon en nuestros campos con gran determinación y coraje y dieron sus vidas por la noble causa de libertar  esta nación.

Nota: Toda la información expuesta en la entrevista se encuentra en el libro Tras lashuellas del patriota desconocido, de los autores Julio Ismael Rodríguez Betancourt e Idael Sanabria Gálvez, publicado en el año 2009 por la editorial Unicornio.

Pie de foto: «El viejo», como lo llamaban cariñosamente, es el fundador de la única sociedad secreta creada por cubanos para apoyar las luchas por la independencia (Foto: Tomada del libro Tras las Huellas del Patriota Desconocido).

Ficha técnica:

Objetivo principal: Rescatar la figura de José González Curbelo a través del conocimiento de su vida como independentista cubano.

Objetivo secundario: Conocer interioridades de las luchas independentistas a través de los acontecimientos que giran alrededor de José González Curbelo.

Tipo de título: Genérico.

Tipo de entrada: De cita directa.

Tipo de entrevista:

Por los participantes: Individual.

Por su estructura: De preguntas y respuestas.

Por su contenido: Imaginaria.

Tipo de cierre: De opinión.

Tipo de preguntas: 1-¿Dónde nació usted? -Directa, Exploración; 2-¿Cómo fue su formación? -Directa, Exploración; 3-¿Desde cuándo comienza a conspirar? Directa, Abierta; 4-¿Por qué emigra a los Estados Unidos? Directa, Abierta; 5-¿Durante toda la guerra no volvió más a Cuba? Directa, Cerrada; 6-Según tengo entendido, usted es el fundador de una sociedad secreta. ¿Con qué motivo lo hizo? Directa, Abierta; 7-¿Dio resultado? Directa, Cerrada; 8-¿Conoció a Martí? Directa, Cerrada; 8-¿Entonces, es usted fundador del Partido Revolucionario Cubano? Directa, Cerrada; 9-¿Participó en la Guerra Necesaria, la del 95? Directa, Cerrada; 10-¿Qué función realizó en la contienda? Directa, Abierta; 11-¿Cómo es que en plena guerra usted termina viajando a México? Directa, Abierta; 12-¿Cuánto le impactó saber que la guerra se había frustrado con la intervención de los Estados Unidos? Directa, Abierta; 13-Ya frustrada la independencia y con Estrada Palma en el poder le ofrecen cargos importantes dentro del gobierno de La Habana ¿Por qué no aceptó? Directa, Abierta; 14-¿De dónde le viene el nombre de Patriota Desconocido? Directa, Abierta; 15-¿Le molesta que lo llamen así? Directa, Cerrada, Polémica.

Tipo de fuentes: Documental: Tras las Huellas del Patriota Desconocido, de Julio Ismael Betancourt e Idael Sanabria Gálvez. Editorial Unicornio, San Antonio de los Baños, 2009; Directas: Yasser Almeida González, Luminar de la Logia Ramiro Pérez Ortíz no.170, Orden Caballero de la Luz, Humberto Navarro Scull, Gran Guardatemplo Interior de la Gran Logia de Cuba, Orden Caballero de la Luz.               



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris