Facebook Twitter Google +1     Admin

DE TAL PALO…UNA BICICLETA

20170208125928-aylin.jpg

Con una mirada artística surgieron alternativas de ahorro durante el Período Especial, tal es el caso del ciclo completamente de madera, de la autoría de Humberto Herrera Cordero

Texto y foto:

AYLIN  BÁRBARA  HERRERA REYES,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Una bicicleta totalmente de madera se conserva en el Museo del municipio San Miguel del Padrón, tras 25 años de su confección. El público capitalino, y en especial los pobladores sanmiguelinos, disfrutan del ciclo.

Construida entre los finales de 1990 e inicios de 1991 por Humberto Herrera Cordero (ya fallecido), chofer, en esa época de la empacadora Planta Habana, la bicicleta surgió como iniciativa de su centro de trabajo para el ahorro de combustible durante el Período Especial.

“Copiar una bicicleta normal no tenía gracia”, aseguró Herrera en una entrevista conferida al diario Granma, en su edición del sábado 2 de marzo de 1991. Para ello la compuso con variedades de maderas, no solo por su resistencia, sino también por la asociación de los colores de la madera con los de algún componente de una bicicleta normal.

Granma revela que la biela fue confeccionada de júcaro negro, el guardafangos y el asiento, de algarrobo, el frente de guayaba y la parrilla y el resto de los adornos, de majagua. Las ruedas, con unas 25 pulgadas de diámetro, fueron torneadas en un torno múltiple, creado también por su autor.

“Con resina epóxica (tipo de pegamento) pegó las partes fijas de la bicicleta y para ensamblar el resto de las partes no empleó ni tornillos ni tuercas, solo utilizó pasadores de madera. La cadena la hizo de una soga de henequén trenzada, con pasos hacia atrás, por lo que puede montarse con facilidad”, afirmó Humberto Herrera Pérez, hijo menor del creador.

Herrera Cordero obsequió la bicicleta personalmente  a Fidel Castro, en la clausura de la Asamblea Provincial del Partido Comunista de Cuba, en el Palacio de las Convenciones, el domingo 24 de febrero de 1991 y el Comandante en Jefe decidió enviarla al Museo de la Ciudad.

“No estaba nervioso el día de la entrega, por el contrario, iba con esa paz interior que le caracterizaba, a pesar de que era la primera vez que tendría la oportunidad de conversar con el Comandante. Además, recibió como regalo la bandera cubana de manos de Glenda Azoy Quintana, miembro profesional del Buró Provincial del Partido”, aseguró Bárbara Pérez Núñez, esposa del  innovador.

Tras el fallecimiento del autor en 2010, la Oficina del Historiador de la Ciudad donó la pieza al Museo de San Miguel del Padrón, donde es exhibida desde el 7 de enero de 2011. Con su llegada a la instalación, ha aumentado la atracción de los visitantes y de los habitantes de la localidad, agregó Hilda Concepción Báez, técnica e investigadora del centro.

Como antecedentes de esta obra, estudios apuntan que el Museo Farmacéutico de Matanzas también posee una bicicleta de características similares, construida en el siglo XIX, pero difiere porque la única parte que tiene de madera son las llantas.

Pie de foto: A 25 años de su construcción, la bicicleta de madera es uno de los símbolos del pueblo sanmiguelino.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de lead: Sumario de Qué.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.

Tipo de fuentes: Documentales (Periódico Granma del 2 de marzo de 1991); No documentales (Humberto Herrera Pérez y Bárbara Pérez Núñez, hijo y esposa de Humberto Herrera Cordero, respectivamente, Hilda Concepción Báez, técnica e investigadora del Museo Municipal de San Miguel del Padrón).

Primer valor-noticia: Singularidad.

Otros dos valores-noticia: Proximidad o cercanía. Interés colectivo.

08/02/2017 05:59 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris