Facebook Twitter Google +1     Admin

DE UN GUEVARIANO PARA EL MUNDO

20170225145501-ariadna.jpg

Santiago Feliú ha desarrollado un destacado trabajo en el rescate de la obra cancionística y audiovisual acerca del Guerrillero Heroico.

Texto y foto:

ARIADNA POEY SÁNCHEZ,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Santiago Feliú Miranda es un orador por excelencia. Las conversaciones con él están marcadas por el uso de las palabras precisas y una memoria cabal dada por un curioso y exacto dominio de cifras numéricas, fechas y nombres. Cuando habla, transporta al oyente al sitio y momento justo que está narrando.

El vínculo eterno que tiene con Ernesto Guevara de la Serna nació en la niñez, cuando asistió con su padre a los trabajos voluntarios convocados por el Che. Su amplia investigación periodística sobre la obra del Guerrillero Heroico lo hizo merecedor, en 1994, del Premio Iberoamericano de Ética. Es, actualmente, fotorreportero y realizador de audiovisuales de la revista Tricontinental, de la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL), institución muy vinculada con la labor y el quehacer del Che.    

-¿Por qué escogió precisamente la música para divulgar el legado del Che?

Porque a ninguno se le había ocurrido esa idea. Lamentablemente, nadie me ha secundado en mi empresa, pero por lo menos he podido redimir la música vinculada con él. Además, porque para las generaciones más jóvenes es más fácil acercarlos al tema escuchando una canción, leyendo un poema, viendo un video, a través de un afiche, y por ese camino lograr que ustedes lean al Che, no solo una frase, sino todo un escrito o discurso.

-¿Cómo logró recopilar tantas canciones acerca de él?

En el año 1987, cuando trabajaba en el Departamento América del Comité Central del Partido, se cumplían veinte años de su muerte y hablando con mi jefe, el Comandante Manuel Piñeiro Losada (Barbarroja), de cómo homenajearlo, le comenté que tenía en  mi poder veinte canciones al Che. Eran de la autoría de César Portillo, Carlos Puebla, Vicente Feliú, mi padre, entre otros. De ellas tomamos once e hicimos un programa de radio intercalándolas con  siete fragmentos del Guerrillero hablando. Dicho programa fue puesto en cuarenta y dos emisoras de América Latina el 8 de octubre de ese año.

Así también lo concebimos en los aniversarios venideros (1988, 1989 y 1990); cada vez con recopilaciones de canciones nuevas. Ya en 1992, como era el vigesimoquinto aniversario, realizamos una antología de canciones.

Después, en 1993, sale mi primer documental “Canto épico a la ternura”, con quince canciones en video de artistas como Omara Portuondo, Silvio Rodríguez, César Portillo, Carlos Puebla y el hilo conductor, mi hermano Vicente Feliú, quien es el intérprete que más le ha cantado al Che. En 1994 se hace, en Cuba, el Concurso Iberoamericano de Ética, que contaba con trabajos de diferentes países de América Latina y obtuve el primer lugar.

El pasatiempo del Che era la fotografía, así que en 1997 hice el segundo documental de “Canto épico a la ternura”, con trece composiciones musicales y un homenaje a doce artistas del lente que lo habían retratado; entre ellos estaban Alberto Hernández (Korda), con sesenta y seis fotos; Liborio Nobal, con noventa y siete; Perfecto Romero, primero en retratarlo; Raúl Corrales, hacedor del llamado Che sonriente, y un fotógrafo número trece que fue el propio Che, por lo que aparecen sesenta y cuatro instantáneas tomadas por él.

En ese mismo año, realizamos en cinco casetes la primera video-biografía de Ernesto Guevara llamada “Ejemplo”, con 22 documentales cubanos sobre él. Fidel Castro los unió en un estuche y fue el regalo a los jefes de las delegaciones que asistieron al XIV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, ocurrido en nuestro país en 1997.

-¿En qué se encuentra trabajando ahora?

El próximo año (2017) se cumple el medio siglo de la revista Tricontinental y de la muerte del Che, y una de las actividades preparadas es la publicación de mi segundo libro de Canto épico a la ternura. Este es la unificación de todas las compilaciones. Está formado por 160 composiciones pertenecientes a 16 países, reseñas acerca de las canciones, afiches y quince videos musicales.

-¿Qué importancia le concede a la realización de su primera antología y la próxima que va a salir?

Mucha, porque en ellas se explica cómo surgió la cancionística al Che, sus géneros (lírica, épica, histórica); así como cuáles son las canciones de los guevarianos (quienes creemos en él), los guevarólogos (lo estudian y memorizan) y los guevarófabos que lo critican y lo tildan de dictador. Incluso, desde la publicación de la primera, hice un llamado a todo aquel que tuviera más canciones las diera a conocer y nadie lo ha hecho.

-¿La revista Tricontinental tiene algún vínculo con el Che?

Sí, por supuesto. El ensayo político “Crear dos, tres,…muchos Vietnam”, llamado Mensaje del Che a los pueblos del mundo, se publicó el 16 de abril de 1967, y marca la fundación de la revista y la circulación cero de la misma.

-¿Su trabajo en la OSPAAAL ha contribuido en las investigaciones sobre Guevara?

Sí, porque como institución tiene, probablemente, la mayor obra gráfica en torno a su figura (cuarenta y dos afiches). Y eso es lo que hemos querido: divulgar su personalidad, ya que como decía Fidel: “No era un símbolo, sino la imagen del símbolo.”

-¿Cree que el pueblo de Cuba es actualmente guevariano?

Una gran parte sí, sobre todo las generaciones contemporáneas con él; pero creo que es necesario rescatarlo, inculcar en los jóvenes esos sentimientos de amor hacia el trabajo y hacer las cosas sin pensar en gratificaciones o remuneraciones, hay que estudiar su pensamiento, su proyección hacia el mundo y la enorme visión que tenía.

-Además de la fascinación que siente por esa figura legendaria, ¿a qué otros héroes y personalidades admira?

A Fidel, Camilo Cienfuegos, a Barbarroja. Me impresiona mucho René, porque se parece a Camilo; ambos simpáticos, agradables, diáfanos y muy directos. También Gerardo, por su solidez. Siento gran admiración por Haydée, imprescindible para la cultura; por Celia, quien trabajó tanto a favor del rescate de la memoria de la Revolución, e Isabel Allende, como símbolo de la mujer capaz.

-¿Cuáles son sus próximos proyectos? ¿Qué le queda por hacer?

Continuar con la investigación acerca del Che, y quiero empezar a trabajar en el rescate de la obra audiovisual y cancionística en torno a la figura de Fidel. Además, redimir la trayectoria de la OSPAAAL y la revista Tricontinental, porque muchos cubanos solo conocen de esta organización el nombre. ¡Ah!, y lo que me quede por vivir será en sonrisas…

Pie de foto: Este escritor y periodista denota, constantemente, admiración hacia la vida y el pensamiento del Che.

Ficha técnica:

Objetivo general: Profundizar con respecto a la ardua investigación  de Santiago Feliú Miranda en torno a la figura del Che.

Tipo de entrevista:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de entrada: De presentación.

Tipo de cuerpo: Clásico.

Tipo de preguntas: 1-¿Por qué escogió precisamente la música para divulgar el legado del Che? (abierta y de exploración); 2-¿Cómo logró recopilar tantas canciones acerca de él? (abierta e informativa); 3-¿En qué se encuentra trabajando ahora? (directa y de exploración); 4-¿Qué importancia le concede a la realización de su primera antología y la próxima que va a salir? (abierta y de opinión); 5-¿La revista Tricontinental tiene algún vínculo con el Che? (cerrada y de exploración); 6-¿Su trabajo en la OSPAAAL  ha contribuido  en las investigaciones sobre Guevara? (cerrada y directa); 7-¿Cree que el pueblo de Cuba es, actualmente, guevariano? (opinión y abierta); 8-Además de la fascinación que siente por esa figura legendaria, ¿a qué otros héroes y personalidades admira? (abierta y de opinión); 9-¿Cuáles son sus próximos proyectos? ¿Qué le queda por hacer? (abierta e informativa).

Tipo de cierre: De comentario del entrevistado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris