Facebook Twitter Google +1     Admin

UNA MEJOR IGLESIA PARA EL CALVARIO

20170309145824-olivia.jpg

Después de veintidós años sin recibir labores de mantenimiento, los creyentes y no creyentes asisten al restaurado centro religioso de la comunidad.

Texto y foto:

OLIVIA RODRÍGUEZ MEDEL,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Una reparación capital que comprendió más de dos años -desde enero de 2013 hasta mayo de 2015-, hizo renacer a la centenaria iglesia del reparto El Calvario.El templo, ubicado en el municipio Arroyo Naranjo, contaba veintidós años sin reparación.

Paredes y techos renovados, un nuevo altar mayor, junto a la fachada completamente reconstruida, son los principales cambios que muestra a los habitantes del Calvario esta parroquia que roza los cuatro siglos de existencia.

Según explica el párroco del templete, padre Juanito Banogbanog, la colecta para la restauración partió fundamentalmente de los fieles y fue el principal impulso al trabajo de la brigada de constructores contratada por el Arzobispado de La Habana, que estuvo a cargo del proyecto.

Esta no es la única restauración que ha recibido la iglesia de El Calvario durante su larga vida. En 1993, el entonces Arzobispo de La Habana, hoy Cardenal Jaime Ortega Alamino, impulsó un proceso de reparación para el templo, según refiere el historiador Luis García Pérez-Rolo, especializado en el estudio de la comunidad.

Mucho antes, en 1955,  la gestión del párroco Manuel Garrido permitió que se restaurara una parte del santuario, pero aseguran documentos históricos de la iglesia que diez años más tarde, la otra zona se derrumbó por ausencia de mantenimiento. No fue hasta 1989 cuando, con la ayuda de algunos fieles, fue resuelto el problema.

Muchos de los habitantes de El Calvario estuvieron atentos al proceso, especialmente Nereida Alfonso Gómez, encargada del cuidado del templo, quien a pesar de sumar 78 años, siguió de cerca cada detalle y veló por la calidad de los servicios: “Era lo que esperábamos todos”.

Hoy, el santuario abre nuevamente sus puertas a creyentes y a quienes no lo son, pues desde el nacimiento de El Calvario, en 1635, su capilla ha constituido un símbolo de la comunidad y es considerada como patrimonio dentro de ella.

Pie de foto: El santuario de El Calvario, en el Municipio Arroyo Naranjo, muestra un panorama restituido.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Qué.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida.

Tipo de fuentes: Documentales, directas.

Primer valor-noticia: Interés colectivo.

Otros dos valores-noticia: Progreso. Proximidad o cercanía.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris