Facebook Twitter Google +1     Admin

LA HISTORIA EN MINUTOS. RADIO RELOJ. JUNIO (III)

20100505200849-junio-3.jpg

Del 14 al 20 de junio: Antonio Maceo, Cristina y Lourdes Giralt, Valentina Tereshkova, Máximo Gómez, Carlos Baliño, Máximo Gorki, Leonor Pérez, esposos Rosenberg y Clara Zetkin.

IRAIDA CALZADILLA RODRÍGUEZ

14 de junio:
Antonio Maceo Grajales

LA HISTORIA EN MINUTOS. ANTONIO, EL GUERRERO. Como leyenda entretejida de pasión, cargas al machete y manigua libertadora, fue la vida del general Antonio Maceo Grajales. Nacido el catorce de junio de mil 845 en tierras santiagueras, aquel hombre estuvo siempre en las filas de los que no son vencidos. Su cuerpo era un mapa de batallas: trescientas cargas al machete en más de un decenio de contienda por la independencia de Cuba, le dejaron veintiséis cicatrices de bala y armas blanca. Antonio Maceo escribió a María Cabrales: “Para mí no se ha hecho la tranquilidad; vivo a caballo, corriendo en todas direcciones, organizando fuerzas y prefecturas, de tal manera rigurosa, que muchas veces me he dormido parado”. Y confesó también a la esposa: “Nunca me he sentido más feliz que cuando he peleado, he decidido una batalla o cuando sé de ti”. Continuará en el siguiente minuto...

EL TITÁN. Conclusión. Bien que se le llame a Antonio Maceo, el Titán de Bronce. Lo merece aquel guerrero que guió a dos mil insurrectos mal armados durante la invasión mambisa por toda la nación. Pero, en esa fuerza de hombre batallador, también hay que explorar unos “ojos límpidos que de una paseada se bebían un campamento”, como escribió Martí. O como apuntó el jefe de su Estado Mayor, José Miró Argenter, el Titán no admitía groserías en su reino, era cortés, afable y obsequioso. Añadió el oficial que jamás vertió una palabra mal sonante, que no profería insultos, tenía urbanidad y era condescendiente, amable y benévolo. Así fue Antonio Maceo Grajales, hombre coraje que nos dejó, para siempre, la dignidad patria escrita en los Mangos de Baraguá. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

15 de junio:
Hermanas Giralt

LA HISTORIA EN MINUTOS. HERMANAS GIRALT, POR SIEMPRE. El hecho fue en La Habana, el quince de junio de mil 958, Día de los Padres. Las hermanas Cristina y María de Lourdes Giralt Andreu, venían de Cienfuegos, la ciudad natal, y en la noche llegaban al edificio del Vedado, donde vivían. No hubo tiempo para entrar, la balacera desde el apartamento fue una lluvia pavorosa. Cristina, la hermana mayor, recibió nueve impactos, y María de Lourdes, trece. Frustrado el atentado contra un ex ministro de Gobernación y senador batistiano, fraguado por el Directorio Revolucionario en el departamento contiguo al de las Giralt, éstas fueron, por error, las víctimas de los sicarios. Las muchachas quedaron exangües en el piso. En contraposición, nacía la leyenda de las hasta entonces heroínas anónimas. Continuará en el siguiente minuto...

RETRATO COTIDIANO. Conclusión. Trabajadoras de la Concretera Nacional y activas luchadoras en la Resistencia Cívica, fueron las hermanas Cristina y María de Lourdes Giralt Andreu. Pero prefiero hoy ir al retrato cotidiano de dos jóvenes sencillas. Dicen que Cristina era reservada, hogareña, le entusiasmaban una nueva receta de cocina y los juegos de cartas en las noches. María de Lourdes era al revés. Hacía chistes, bailaba y le gustaba pasear. Cuando se graduó, daba vueltas frente al espejo con el vestido nuevo. Así, dos seres humanos diferentes en carácter, pero con igual pasión para darlo todo por la causa revolucionaria. De Cristina, la seriedad. De María de Lourdes, la alegría. De las hermanas Giralt, el ejemplo. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

16 de junio:
Valentina Tereshkova

LA HISTORIA EN MINUTOS. UNA MUJER ASALTA EL COSMOS. Cuando Yuri Gagarin rompió el mito del Cosmos, Valentina Tereshkova era miembro de un club de paracaidistas y se sentía feliz en los buenos descensos. Hacía mucho, Valia miraba al cielo y a las nubes, para luego echar a volar los sueños, desde su puesto de obrera textil en un pobladito cercano al Volga. Después de Yuri, se presentó a examen para cosmonauta, a despecho de quienes dudaban de su osadía. Y el dieciséis de junio de mil 963, se convirtió en la primera mujer en traspasar los límites míticos del cielo. En la nave Vostok, Valentina Tereshkova dio cuarenta y ocho vueltas alrededor de la Tierra. Ella después dijo: “Los días y las noches eran muy cortos, cuarenta minutos;  en la séptima ocasión trasmití un saludo al pueblo de Cuba”. Desde entonces, y en mérito irrevocable, sería la primera mujer en asaltar el Cosmos. Continuará en el próximo minuto...

LA GAVIOTA. Conclusión. Valentina Tereshkova tenía solo veintiséis años cuando se convirtió en la primera mujer cosmonauta del mundo. A su regreso expresó: “En el Cosmos la persona piensa en su bello planeta, a donde desea regresar a toda costa”. La Gaviota, como se le llamó a la muchacha amante de la música de Chaikovski y de los libros de Sholojov, también hizo un llamado para que se cuidara bien al globo terráqueo. En el mensaje abogó para que de ninguna manera se permitiera que la Tierra, limpia y celeste, fuese manchada por las cenizas de la guerra atómica. En su primera visita a nuestro país, Valentina Tereshkova fue elogiada por todo el pueblo y recorrió decenas de lugares de interés. En una entrevista manifestó: “Me siento en Cuba como en mi propio hogar”. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

17 de junio:
Máximo Gómez Báez

LA HISTORIA EN MINUTOS. EL VIEJO MAMBÍ. La escuálida y erguida figura montada en blanco corcel nos quedó para siempre en la memoria. Así nos llega el Generalísimo Máximo Gómez Báez, el estratega militar de quien nunca hemos sabido qué parte del espíritu le fue más dominicana que cubana, después de treinta años de darlo todo por esta, su segunda patria. Decía que a la independencia de Cuba se sumaba para pelear por la libertad del negro esclavo y del criollo explotado por el colonialismo español. De brillante ingenio militar, de él son leyenda sus emboscadas escalonadas, las hábiles contramarchas y los prolongados y agotadores movimientos que provocaba en el enemigo. El Generalísimo Máximo Gómez Báez murió el diecisiete de junio de mil 905 en estas tierras, con toda la gloria del Viejo mambí. Continuará en el próximo minuto...    

MÁXIMO, LO MEJOR. Conclusión. Al terminar la guerra del noventa y cinco, Máximo Gómez había dejado toda una estela de hombradía en los combates gloriosos por la libertad cubana. Fue tanto su arrojo, que altos oficiales españoles le llamaron “el primer guerrillero de América”, “el que más valía de los enemigos” y “el mejor general de ambos bandos en la guerra de Cuba”. Entre sus subordinados y la oficialidad cubana era el maestro al frente de la tropa, cuyos cabellos blancos en la avanzada servían para guiar a los hombres hacia el campo de honor. El Generalísimo Máximo Gómez, singular patriarca de probado humanismo antillano y latinoamericano, al lado izquierdo del pecho y sobre el corazón solo dejó que dos insignias reposaran: el escudo de Cuba y la estrella solitaria de nuestra bandera. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

18 de junio:
Carlos Baliño López

LA HISTORIA EN MINUTOS. BALIÑO, EL ENLACE. Raúl Roa definió a Carlos Baliño López como el primer intelectual orgánico del proletariado. José Martí dijo: “Es un cubano que padece con alma hermosa por las penas de la humanidad”. Fidel Castro habló de él como el enlace directo entre el Partido Revolucionario Cubano y el Primer Partido Comunista de Cuba. Eso, y más, merece ese hombre fundacional, de proverbial modestia, humilde y generoso, que abrazó las causas de Martí y de Julio Antonio Mella con la pasión de los primigenios y de quienes aman, por sobre todo, la libertad de la patria. Por su actividad política, ya muy enfermo fue condenado a prisión. Carlos Baliño López no sobrevivió. Con la dignidad de los buenos, murió el dieciocho de junio de mil 926, la víspera de su encarcelamiento, en La Habana. Continuará en el próximo minuto...                     

PRECURSOR DEL SOCIALISMO EN CUBA. Conclusión. Antes de firmar junto a José Martí el acta de constitución del Partido Revolucionario Cubano, Carlos Baliño había expresado su simpatía por el ideal marxista. Fueron esos principios los que llevaron al precursor del socialismo en nuestro país a fundar, con Julio Antonio Mella, el Primer Partido Comunista de Cuba. Baliño dijo: “No hay para el obrero otro modo de salvarse aisladamente; no mejorará su condición, sino cuando mejore la de todos; no se emancipará, sino cuando se emancipen todos”. Ensayista, periodista, poeta y traductor, fue ese hombre noble, de oratoria serena y convincente. Carlos Baliño dejó a los cubanos su ejemplo de revolucionario inclaudicable y, también, una obra literaria y poética comprometida con el proletariado. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

18 de junio:
Máximo Gorki

LA HISTORIA EN MINUTOS. MÁXIMO, EL AMARGO. Por su verdadero nombre, Alexis Maximovich Peahkov, pocos reconocerán al fundador de la literatura proletaria, aquel hombre todo pasión, volcán y lealtad que se llamó a sí mismo, Máximo Gorki. Traducido sería: Máximo, el amargo, y quizás fuera su intención ajustar la denominación a una vida difícil, borrascosa y esencialmente errante, cuyas secuelas quedarían en su espíritu para siempre. Hasta su muerte, ocurrida el dieciocho de junio de mil 936, demostró ser un escritor de alta sensibilidad y fidelidad para con su pueblo y consideró un deber cerrar filas al lado de la humanidad progresista y del proletariado revolucionario. Fue, ante todo, la expresión de su época. Máximo Gorki sería definido por el poeta cubano Manuel Navarro Luna como “pueblo y solo pueblo”.Continuará en el próximo minuto... 

HIJO DEL SIGLO. Conclusión. A Máximo Gorki se le considera hijo del siglo, más allá de afectos telúricos que lo individualicen en la Rusia natal. Y ha de ser así, pues en su prolífera obra, autobiográfica en gran parte, dejó el vasto saber de su experiencia en cuentos, novelas, poemas, ensayos y artículos. Al mundo pertenecen los relatos de dimensión humana que aparecen en La madre, Días de infancia, Mis universidades, Los vagabundos y Cuentos de Italia, hilvanados con lenguaje sencillo y directo, como quien desecha la fruslería. Nunca olvidó sus andares como buzo, aprendiz de pintor de iconos, mensajero, obrero agrícola, guardavía, carpintero y panadero. A Máximo Gorki bien puede llamársele promotor de un mundo nuevo, ese por el que amó y sufrió aquel Máximo, el amargo. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

19 de junio:
Leonor Pérez Cabrera

LA HISTORIA EN MINUTOS. LA GRAN DOÑA LEONOR. Dicen que cuando ya la vida le era como una pequeña brisa de mar, doña Leonor Pérez Cabrera se sentaba en una ancha poltrona, en el hogar de la calle Consulado, y dejaba pasar las horas anidando en los recuerdos al hijo querido. Una y otra vez, el abanico aplacaba los rigores del estío cubano, pero nadie osaba despedir la quietud de aquel rostro, ensimismado en evocaciones de dolor y gloria. Aquella canaria de nacimiento debió ser una mujer singular. Aprendió a leer y a escribir tarde, en casa de unas amigas, a escondidas de la familia prejuiciosa de tanto saber para los tiempos. Así y todo, la madre de José Martí fue de pensamiento y juicio claro, de noble sensibilidad y agudos criterios. La gran doña Leonor Pérez Cabrera falleció el diecinueve de junio de mil 907. Continuará...

DE LA VERDAD Y LA TERNURA. Conclusión. Mucho debió sufrir aquella noble mujer y, más que todo, amantísima madre. Con doña Leonor Pérez Cabrera fue por siempre, en creciente agonía, la impaciencia por un hijo entregado a la causa revolucionaria y a los riesgos del exilio, de precaria salud y exiguos recursos monetarios. La lejanía de José Martí y el sacrificio de su vida constituyeron temas recurrentes en el vasto epistolario que intercambiaron. Esas lecturas, en el aniversario de su muerte hoy, nos devuelven el conflicto del primogénito por no ser comprendido y, de la madre, por no ser atendidos los ruegos de una vuelta al hogar. En carta a Leonor Pérez, José Martí le dice: “No son inútiles la verdad y la ternura; no padezca”. Grande debió ser aquella mujer, vientre fértil que dio a la patria un hijo excepcionalmente bueno”. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

19 de junio:
Esposos Rosenberg

LA HISTORIA EN MINUTOS. FUIMOS INOCENTES. La histeria anticomunista de la guerra fría, el auge del macartismo y el odio contra el campo socialista, no dieron perdón ni tuvieron piedad con los esposos Rosenberg. Acusados de conspiración para entregar el secreto de la bomba atómica a los soviéticos, fueron las primeras víctimas del fascismo norteamericano. Luego de un proceso judicial manipulado, la condena fue morir en la silla eléctrica de la cárcel Sing Sing, el diecinueve de junio de mil 953. Ese día, cumplían catorce años de casados. Después del veredicto, Ethel cantó Un bello día regresaremos. Julius fue el primero en caminar sereno y en silencio hacia la muerte. A sus hijos, los esposos Rosenberg escribieron: “Siempre recuerden que fuimos inocentes y que no pudimos violentar nuestra conciencia”. Continuará en el siguiente minuto...

EVOCACIÓN DESDE ZAPATA Y PASEO. Conclusión. Dicen que el monumento a los esposos Rosenberg, en el parque de Zapata y Paseo, en la capital cubana, es uno de los pocos que en el mundo se han erigido a su memoria. En la tarja se lee: “Por la paz, el pan y las rosas enfrentamos al verdugo”. Pero los Rosenberg no fueron víctimas sin apoyo. El día del asesinato, por ellos pidió clemencia el Papa, y ofreció condiciones especiales de asilo la Cruz Roja polaca. Dos mil 300 ministros religiosos clamaron misericordia y doscientos mil mensajes exigieron a la Casa Blanca el cese de la condena. Mientras Ethel y Julius veían juntos el último atardecer, el mundo se unía a favor de su inocencia. Y todavía hoy, desde el pequeño parque de Zapata y Paseo, los esposos Rosenberg parecen darnos la luminosidad de los justos. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

20 de junio:
Clara Zetkin

LA HISTORIA EN MINUTOS. LA MÁS “CLARA” DE TODAS LAS MUJERES. Su vida fue una espiral, una forja, un haz de ideas progresistas que repartió durante casi ocho decenios. Esa fue Clara Zetkin, y bien le vino aquel nombre de luz para ampliar los caminos de los obreros, del proletariado, de los humildes y, sobre todo, los de la mujer. Pedagoga, periodista, culta, oradora audaz e innata organizadora, la alemana universal convocó a la lucha y a la emancipación en artículos ardientes, disímiles folletos y llamamientos urgentes. Lenin la calificó: “Fiel puntal de la clase obrera” y era su gran amigo. El veinte de junio de mil 933 murió Clara Zetkin, aquella mujer de bella y serena  voz y existencia admirable. Fue en las cercanías de Moscú, y las murallas del Kremlin le acogieron para la última estancia. Continuará en el siguiente minuto...
 
MARZO PARA TODOS LOS TIEMPOS. Conclusión. Durante la Segunda Conferencia de Mujeres Socialistas, en el Copenhague de 1910, Clara Zetkin propuso el ocho de marzo como Día Internacional de la Mujer. Fue apoyada por más de cien delegadas en representación de diecisiete países, unidas por los ideales de igualdad de las personas, más allá de su sexo, y por ganar el derecho de las féminas al voto. El último discurso de Clara Zetkin fue en la primera sesión del Reichtag alemán. Ella, la diputada de más edad, venía desde la Unión Soviética hasta la misma madriguera de Hitler para condenar al fascismo y alertar a la humanidad de sus consecuencias. La Zetkin había dicho de sí: “Como el ave tiene que cantar, como los ríos tienen que correr, yo tengo que luchar toda mi vida”. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

Pie de foto: Valentina Tereshkova, Cristina y Lourdes Giralt, Antonio Maceo, Máximo Gómez, Carlos Baliño, Máximo Gorki, Leonor Pérez, Clara Zetkin y esposos Rosenberg.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris