Facebook Twitter Google +1     Admin

¿DULCE ABISMO?

20100730085539-neisy.jpg

La Diabetes Mellitus debe asumirse como una forma totalmente diferente de vivir la vida.

NEISY MARTÍNEZ MIRANDA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.     

De las 375 095 personas que padecen de Diabetes Mellitus en Cuba, aproximadamente 1 000 se encuentran entre los 10 y 24 años, según estudios realizados por los especialistas del Instituto Nacional de Endocrinología.  

“En estos grupos de edades son más frecuentes los pacientes con diabetes tipo1 o Diabetes Mellitus Insulinodependiente (DMID), aunque existe un aumento de los jóvenes con Diabetes Mellitus No Insulinodependiente (DMNID), o tipo 2, debido a los altos índices de sobrepeso, sedentarismo y dietas inadecuadas”, afirma Oscar Díaz, Director del Instituto Nacional de Endocrinología. 

La diabetes tipo 1 es considerada un síndrome complejo crónico, iniciado con la destrucción de las células beta pancreáticas secretoras de insulina, y caracterizado por los altos y persistentes niveles de glucosa en sangre. Su principal consecuencia es la alteración en la secreción y/o acción de la hormona insulina, por tanto se trata a partir de inyecciones de la misma sustancia, refiere un estudio publicado en Internet bajo el nombre de Alteraciones ecográficas en pacientes  con Diabetes Mellitus.

“Cuando me dijeron que mi hijita de 11 años tenía diabetes, sentí como si hubiera caído en un abismo, no paré de llorar en días. Hoy, la ayudo a inyectarse y le exijo el estricto cumplimiento de su dieta y ejercicios”, cuenta María de la Caridad Concepción, residente en Marianao.

El doctor Oscar Díaz explica que la diabetes tiene complicaciones a largo plazo, entre las cuales se hayan la retinopatía, glaucoma, pérdida de miembros inferiores o la insuficiencia renal, que puede llegar a ser crónica y surgir a partir de los años de padecimiento o de la predisposición genética.

También señala las amplias posibilidades de vida de estos pacientes, quienes, cumpliendo el tratamiento indicado por su médico, pueden llevar una vida normal y tan larga como la de cualquier persona sana: “La tasa de mortalidad es baja dentro del rango de 17 a 24 años, pues solo se cuentan dos fallecimientos en el año 2007 y ninguno en 2008”.

“Mi amiga Yamila es diabética. Perdí la cuenta de las veces que la llevé al hospital debido a una hipoglucemia. Siempre discutía con sus padres porque incumplía con el tratamiento y la dieta; no se inyectaba si no sentía algún malestar y habitualmente se descompensaba”, refiere Lisandra Chaveco Valdés, estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana.

Manuel Vera González, especialista en atención a adolescentes y jóvenes del Centro de Atención al Diabético de Ciudad de La Habana,  comenta  que la adolescencia y juventud son los períodos más complejos para el tratamiento de la enfermedad, pues en estas edades el paciente debe aceptar los cambios de su padecimiento junto a los de su físico y  la aceptación o no de estos cambios por su grupo de amigos.

“Se sienten invulnerables, omnipotentes; por ello generalmente ponen a prueba la autoridad de sus padres e incluso fingen no estar enfermos, llegando a asumir aptitudes riesgosas para su salud”, agrega.

Lillia Portilla, especialista del Centro Nacional de Endocrinología, explica que lo más importante para lograr la cooperación del joven es conocer cómo este ve su enfermedad, y, sobre todo, darle apoyo incondicional, eso sí, sin sobreprotegerle ni limitar sus actividades diarias.

“Cuando conocen las consecuencias del padecimiento y el riguroso tratamiento que deben llevar, los menores generalmente asumen actitudes depresivas, se asocian a la angustia e incluso pueden presentar cuadros de ira, no solo contra sus padres, sino contra la sociedad en general y hasta con ellos mismos”, expresa Jesús Efraín Ajuria Lauzurique, jefe del Grupo Provincial de Psicología en Ciudad de La Habana.

El psicólogo destaca, además,  la necesidad del apoyo familiar, que comprende  desde el cambio de los estilos y modos de vida hasta la formación del chico a fin de convertirlo en un adulto socialmente adaptado, físicamente apto, psicológica y metabólicamente compensado, lo cual puede lograrse con educación y comprensión.

“Al principio fue muy difícil, todos me veían con lástima, pero supe sobreponerme. Hoy soy una persona independiente, capaz de cuidarme y de proteger a  una familia. El secreto está en seguir al pie de la letra el tratamiento y no dejar que nada ni nadie nos imponga limitaciones, y mucho menos autoimponérnoslas, señala Omar Vázquez, diabético de 24 años.

“La diabetes no tiene limitación real; un paciente bien tratado y compensado es tan normal como cualquier persona. Lo importante es  no verla como una enfermedad, sino como  una enseñanza, una forma totalmente diferente de vivir la vida, donde se debe llevar el control exacto y las riendas de nuestro organismo”, afirma  el doctor Manuel Vera González. 

Recuadro

Principales causas de aparición de la enfermedad

-Factor genético: tres de cada cuatro pacientes con diabetes tienen en su familia algún antecedente de esta dolencia.

-Temprana eliminación de la lactancia materna: el consumo de leche de vaca antes de los primeros cuatro meses de vida se corresponde con un tercio de la actual incidencia de la Diabetes Mellitus Insulino Dependiente.

-Dieta inadecuada: es un factor que predispone a la aparición de este padecimiento, pero sobre todo en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2.

-Algunos virus: por ejemplo, las infecciones intrauterinas provocadas por el virus de la rubéola durante la gestación produce lo que se denomina Síndrome Postrubéola, y puede ocasionar  posteriormente la diabetes.

-Factores ambientales:   asociados por los especialistas, entre otras circunstancias, a la fijación de la vitamina D.

Ficha Técnica:

Tema: La Diabetes Mellitus en la adolescencia y juventud.

Propósito: Mostrar la forma correcta de evitar los obstáculos presentes al debutar con la enfermedad.

Objetivos colaterales: Contar algunas historias de vida que ejemplifiquen las aptitudes asumidas por jóvenes y sus familiares. Aconsejar de forma indirecta a familiares y enfermos. Demostrar que la diabetes no es una limitación, sino una forma atípica de vivir.  

Fuentes:

Directas

Manuel Vera González, especialista en atención a adolescentes y jóvenes del Centro de Atención al Diabético de Ciudad de La Habana.

Oscar Díaz, director del Centro Nacional de Endocrinología.

Jesús Efraín Ajuria Lauzurique, jefe del Grupo Provincial de Psicología en Ciudad de La Habana.

Lillia Portilla, especialista del Centro Nacional de Endocrinología.

Omar Vázquez, paciente del Centro de Atención al Diabético de Ciudad de La Habana.

Lisandra Chaveco Valdés, estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana.

María de la Caridad Concepción, madre de una adolescente diabética residente en Marianao.

Documentales

Vera González, Manuel: El adolescente con Diabetes, factores que favorecen o alteran la adherencia al tratamiento.

Díaz Díaz O, Hernández Cuesta I, Collado Mesa F: Comportamiento Epidemiológico de la Diabetes Mellitus Insulinodependiente en menores de 15 años. Publicado en: http://bvs.sld.cu/revistas/end/vol8_1_97/end07197.pdf, consultado el 3 de julio de 2002 a las 11:30 AM.

Dra.Mirelvis Musle Acosta, Dra  Solangel Bolaños Vaillant,  Dra. Yelenis Gómez García,  Dr. Carlos Andrés Toirac Romani  y  MsC. Maricel Rodríguez Cheong,  Alteraciones ecográficas en pacientes con diabetes mellitus.

Dr. Frank Ernesto Medina Alí Cetoacidosis Diabética como causa de ingreso en UTIPP. Publicado en http://www.ciencias.holguin.cu/2005/marzo/articulos/ARTI7.htm, consultado el 3 de julio de 2009 a 11:00 a.m.

 La Diabetes en el niño. Consultado en http://www.cica.es/~samfyc/nino.htm, el 3 de julio de 2009 a 11: 15 a.m.

Soportes empleados:

Hecho: Gran cantidad de jóvenes con la enfermedad.

Hechos colaterales: Aparición de la Diabetes Mellitus tipo 2 en los jóvenes. Sobreprotección de padres y sociedad a estos pacientes, lo cual los lleva a sentirse rechazados, discapacitados.                      

Juicios empleados:

Analíticos: La nota está estructurada a fin de analizar algunos de los obstáculos que deben afrontar estos jóvenes y las limitaciones impuestas por sus familiares o por ellos mismos.
 
De valor: Dados por personas calificadas en el tema, así como por los familiares, amigos y diabéticos.

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Clásico de Quién.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris