Facebook Twitter Google +1     Admin

LADO OCULTO DE LOS MOTORES DE DIESEL EN CUBA

20110720164258-katheryn.jpg

El BIOMIX-D, aditivo mejorador de la combustión, ahorra entre un cinco y un siete por ciento del combustible, cifra que equivale a más de 30 millones dólares anuales.

 

KATHERYN FELIPE GONZÁLEZ, 
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Desconocida por muchos y alabada por otros, la mezcla aditiva BIOMIX-D, mejoradora de la combustión, ha ahorrado al país más de 75 mil millones de dólares desde la generalización de su uso en 2007, según estadísticas del Centro de Investigaciones del Petróleo (CEINPET).   

Con este ahorro, se garantizan 5 800 viajes por ferrocarril entre La Habana y Santiago de Cuba o cuatro años de suministro eléctrico, sin apagones, a la Isla de la Juventud y Cayo Largo del Sur.

El profesor de Química del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, Juan José Camejo, afirmó que el Diesel, componente líquido del petróleo, constituye un derivado importante por su amplia aplicación como combustible para vehículos y en el suministro de energía eléctrica.

De esta forma, el aditivo se ha convertido en una alternativa necesaria para Cuba, en medio de la crisis económica mundial, el sostenido incremento del gasto de petróleo en el país, y la dependencia energética hacia naciones como Brasil y Venezuela; esta última cubre el 50 por ciento del consumo cubano.

La estatal Petróleos de Venezuela S.A. exportó en 2008, 115 000 barriles diarios y derivados a Cuba, 93 300 de ellos vendidos a la empresa Cuba Petróleo.

Hasta mediados de 2009, Cuba producía alrededor de 28 millones de barriles anuales de petróleo y gas, cifra que representa un por ciento bajo, comparado con el consumo nacional.

Según explicó David Iraola, investigador agregado del Centro de Investigaciones del Petróleo, institución que desarrolló el BIOMIX-D, “este aditivo es el resultado de casi veinte años de análisis, experimentos y pruebas en varios territorios cubanos, que demostraron la eficiencia del producto como potenciador de los motores diesel”.

Entre las fases de innovación, Iraola resaltó los ensayos de laboratorio, la ejecución de los trabajos de “introducción masiva controlada” en 150 servicentros de las provincias centrales, donde se aditivaron 71,23 millones de litros de Diesel, y, posteriormente, la generalización de su empleo en Cuba, avalado por un dictamen del Ministerio del Transporte y por un Certificado de Autor de Invención.

Asimismo, el especialista agregó que una parte de este líquido transparente de color ámbar, se le adiciona a mil unidades de Diesel, y logra entre un cinco y un siete por ciento de ahorro del combustible, sin contaminar el medio ambiente y manteniendo el sistema de combustión limpio, debido a la alta detergencia de sus componentes.

“También garantiza una importante reducción de las emisiones de gases de escape contaminantes, entre ellos, el monóxido de carbono, hidrocarburos sin oxidar, semioxidados, aromáticos y naftenos polimerizados, y óxidos de azufre”, resaltó.

Estos resultados, aseveró el ingeniero, se lograron utilizando todo tipo de vehículos, entre ellos, camiones pesados y ligeros, ómnibus y microbuses, tractores y cosechadoras en temporada de zafra,  automóviles, locomotoras y lanchas guardafronteras.

La utilización de estos aditivos, obtenidos a partir de compuestos orgánicos nitrogenados, se incrementó pasadas varias décadas desde la Segunda Guerra Mundial por el aumento de los precios de los combustibles, y así, las trasnacionales que antes los rechazaban para enriquecerse, comenzaron a usarlas en los productos que vendían.

Con anterioridad a la aplicación del aditivo BIOMIX-D, aseguró la ingeniera química Norma Elena Mora, en Cuba no se utilizaba ninguna otra tecnología encaminada al incremento de la eficiencia y el ahorro del combustible Diesel comercial.

La experta destacó, además, que “el producto responde a los principios de la Revolución Energética, iniciada en el 2006, relacionados con el ahorro de combustible en todos los sectores de la economía nacional”.

Por su parte, el investigador titular Alberto Cavado, autor principal del BIOMIX-D, subrayó el impacto del aditivo en nuestra economía por lograr la conservación de los equipos empleados en la producción de esta mezcla y corresponder con el combustible Diesel cubano comercializado.

En Cuba, se consumen entre 1,25 y 1,5 millones de toneladas de Diesel anualmente, y por eso se crearon una planta industrial, ubicada en la refinería capitalina Ñico López, y puntos de inyección en Sancti Spíritus, Cienfuegos, Nuevitas, Santiago de Cuba, Matanzas y Pinar del Río.

La planta se construyó a través de un proyecto totalmente cubano que concluyó en abril de 2006, y tiene la capacidad de producir 1 500 de toneladas de BIOMIX-D cada año, y con ello abastecer al país.

Todo esto, según muestra un informe del Centro de Investigaciones del Petróleo, se desarrolló considerando los consumos actuales y posibles incrementos en los próximos años. 

Sin embargo, explicó el investigador Iraola, el proceso de exportación del BIOMIX-D, no será pronto, ya que algunos componentes de este aditivo tienen que ser comprados a través de terceros países, debido al bloqueo económico que el gobierno de EE.UU. impone a nuestro país y que impide la compra directa en el mercado.

No obstante a ello, el uso en Cuba de este mejorador de la combustión, se mantiene por la eficiencia y alto valor social que posee.

Ficha Técnica:

Tema: El BIOMIX-D, mejorador de la combustión de diesel, aditivo producido en Cuba y empleado en todos los motores Diesel del país.

Propósito: Conocer este producto cubano, desde el testimonio de los investigadores que trabajaron en su creación por más de una década hasta lograr la generalización del aditivo en 2007.

Objetivos colaterales: Profundizar en los beneficios del uso del BIOMIX-D para la economía nacional, así como los obstáculos que dificultan su producción. Informar sobre los costos del diesel en el mercado mundial.

Estrategia de fuentes:
No documentales:

Ingeniera química Norma Elena Mora, miembro del colectivo de autores del BIOMIX-D.

Investigador agregado David Iraola García, miembro del colectivo de autores del BIOMIX-D.

Ingeniero químico Alberto Cavado, jefe del colectivo de autores del BIOMIX-D.

Profesor de la CUJAE, Juan José Camejo.

Documentales:
Comentario Estela de confianza de Bárbara Avendaño, publicado en Bohemia el 15 de enero de 2008.

Resumen final sobre el BIOMIX-D, elaborado por el colectivo de autores.

Nota informativa Cuba: utilizan novedoso aditivo para ahorro de diesel, de

Nancy Lara, publicada el 24 de marzo de 2008 en Habana en Línea, Radio Ciudad de La Habana (www.habanaenlinea.cu).

La verdadera causa de la emergencia energética en Cuba, de Jorge Cruz Inclán.

Mantiene Venezuela suministro de petróleo – (Revista Semanal 2da de junio de 2009).  

Soportes a emplear:

Hecho: Generalización del empleo del aditivo BIOMIX-D, mejorador de la combustión, en Cuba, a partir de un largo proceso de investigación.

Contexto: El BIOMIX-D se ha convertido en un producto importante para la economía cubana, ya que ahorra más de 60 mil toneladas de diesel al país (aproximadamente 75 mil millones de dólares). Este aditivo ha permitido el ahorro de entre un 5 y un 7 por ciento en el consumo de dicho combustible, lo cual implica un impacto económico de unos 30 a 35 mil millones de dólares al año. Es una alternativa necesaria por la dependencia energética de Cuba en la actualidad.

Antecedentes: El inicio de las investigaciones para encontrar una fórmula de aditivación que mejorara la combustión de diesel y redujera los gastos del país por la compra de este derivado del petróleo. Además, el empleo de referencias históricas para facilitar la comprensión del tema. Cifras de la producción y consumo de petróleo en Cuba.

Proyecciones: Continuar ahorrando combustible sin dañar el medio ambiente y, si pueden comprarse los componentes obtenidos a través de terceros países, comenzar a exportar el BIOMIX-D que es producido en la refinería Ñico López.

Tipos de juicios:

Juicios de valor: Criterio de los especialistas que desarrollaron el BIOMIX-D  y el de un profesor. Fuentes autorizadas y confiables.

Juicios analíticos: Juicios de los especialistas que demuestran la percepción del problema. Opiniones basadas en estudios y estadísticas.

Juicio sintético: El juicio emitido  por el investigador Iraola al hablar sobre las posibles exportaciones de BIOMIX-D en el futuro.

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Cómo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris