Facebook Twitter Google +1     Admin

¿PLAYAS O VERTEDEROS?

20111217000632-ojeda.jpg

La irresponsabilidad humana provocó la pérdida de treinta metros de línea costera en las Playas del Este, durante las últimas tres décadas.

CLAUDIA OJEDA FERNÁNDEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Mientras miles de capitalinos prefieren acudir cada verano a las Playas del Este, éstas sufren un deterioro constante por la acción humana en sus 10 kilómetros de franja acumulativa y la pérdida de 30 metros de línea costera en las últimas tres décadas.

El vertimiento de desechos sólidos en la arena y en el mar, vehículos parqueados sobre las dunas, el precario estado del sistema de drenaje, el mal manejo constructivo y la eliminación de la vegetación costera, constituyen las principales causas de la contaminación de la Ensenada de Sibarimar, lugar donde se localizan las Playas del Este.

El Artículo 85 de la Ley General de Aguas define  la contaminación de este recurso natural como “la acción y el efecto de introducir materias o formas de energía o inducir condiciones en el agua que, de modo directo o indirecto, impliquen una alteración perjudicial de su calidad en relación con los usos posteriores o con su función ecológica”.

Esta área litoral abarca las playas Mégano, Santa María, Boca Ciega, Guanabo y Veneciana, y posee un gran potencial natural para el turismo de sol y playa, natural y, en menor medida cultural, al conjugar playas naturales valiosas, abras de ríos, restos arqueológicos y barreras coralinas.

“Cada día la claridad del agua de las playas se torna peor a simple vista y se encuentran en ellas más objetos sólidos ajenos a su condición natural. Se enfrenta cada vez un riesgo mayor al ir a bañarse a estas aguas, cuando debería ser una satisfacción”, manifestó Raúl Ortega, habitante de la localidad de Guanabo.

El mal estado de las alcantarillas, sumideros y tuberías, principalmente en la zona de Guanabo, es ante abundantes precipitaciones una gran causa de contaminación de este humedal.

“El tránsito y estacionamiento de vehículos sobre el área de la playa constituye uno de los problemas ambientales a erradicar por los daños que le ocasionan a la misma”, declaró el investigador Enrique Navarro Jurado en su libro “Turismo, cooperación y posibilidades de desarrollo en Playas del Este (La Habana- Cuba) y su zona de influencia”.

Según el autor, la falta de educación ambiental, la insuficiencia en el servicio de recogida de basura y la carencia, en muchos casos, del mismo, provoca la existencia de zonas de basureros o acumulaciones de desperdicio de alimentos y otros desechos en las playas.

El río de Guanabo también contamina estas aguas, al verter al mar los desechos de toda la comunidad de Peñas Altas sin previo tratamiento, y tener a tan solo 200 metros de su desembocadura un tanque séptico que no ha sido remodelado acorde a la población actual.  

Próximamente se realizará el dragado del río de Guanabo y aunque primero la acción repercuta de manera adversa, se trabajará hasta eliminar el problema en su totalidad, aseveró Julia Matilde Campos Alfonso, presidenta del Consejo Popular Guanabo.

“El hombre tecnológico no se identifica como parte de la naturaleza, sino que la explota en pos de satisfacer necesidades y no mide nunca las consecuencias de sus actos. Asimismo, las construcciones sobre las dunas provocan el deterioro de las mismas, la pérdida de arena y la desestabilización de las playas”, afirmó Ivón Cayarga Morales, especialista principal de Patrimonio Natural de la zona Habana del Este.

La contaminación de las aguas no solo afecta este recurso natural, ocasionándole cambios de color, olor y sabor, sino que provoca, además, el deterioro del medio ambiente, causando graves daños a especies acuáticas, así como dificultad en la movilidad y respiración de las mismas.

De esta forma, el hombre es también severamente afectado ya que cada día mueren en el mundo aproximadamente 30 mil personas por enfermedades “hídricas”. En los países en vías de desarrollo, el 80% de las enfermedades son de origen hídrico y una cuarta parte de los niños nacidos mueren antes de cumplir los cinco años, la gran mayoría por este tipo de patologías.

“La contaminación del mar representa un gran riesgo para los seres humanos, pudiendo ocasionarles lesiones en la piel, estados febriles, cuadros diarreicos y, por la presencia de heces fecales, enfermedades como el cólera”, destacó Miriam Leiro, jefa de enfermería del Policlínico de Guanabo.
 
La especialista resaltó, además, que aunque hasta el momento no se ha reportado en la zona ningún caso, el daño de estas aguas pudiera provocar un sinfín de padecimientos.

“Mayor conciencia y responsabilidad ambiental, más presupuesto para proyectos ambientalistas, mejor coordinación y gestión entre todos los organismos que intervienen en el cuidado y protección de las playas, así como la mayor voluntad y unión para evitar las indisciplinas sociales, deben ser las acciones realizadas en la comunidad”, señaló Ivón Cayarga Morales, especialista principal de Patrimonio Natural de la zona Habana del Este.

“Es necesario establecer mecanismos de participación e integración social para lograr un sistema más efectivo de regulaciones ambientales en aras de evitar indisciplinas sociales que atentan contra la sostenibilidad de las Playas del Este”, expresó Miriam Naranjo González, especialista del Museo Habana del Este. 

El científico alemán Albert Einstein, aseveró en su época: "El hombre y su seguridad deben constituir la preocupación fundamental de toda aventura tecnológica. No olvidéis nunca esto cuando estéis metidos en vuestros planos y en vuestras ecuaciones."

Ficha Técnica:

Tema: La contaminación de las Playas del Este de La Habana.

Propósito: Dar a conocer el nivel de contaminación de estas aguas.

Objetivo colateral: Dar a conocer las consecuencias de la contaminación de las playas.

Estrategia de fuentes:
 
Documentales:
Libro “Turismo, cooperación y posibilidades de desarrollo en Playas del Este (La Habana- Cuba) y su zona de influencia” de Enrique Navarro Jurado.
Archivos del Museo Habana del Este.

No documentales:
Ivón Cayarga Morales, especialista principal de Patrimonio Natural de la zona Habana del Este.
Miriam Naranjo González, especialista del Museo Habana del Este.
Miriam Leiro, jefa de enfermería del Policlínico de Guanabo.
Blas Ojeda, habitante de la localidad de Guanabo.

Soportes a emplear:

Hecho: El alto nivel de contaminación de las Playas del Este.

Contexto: La pérdida de 30 metros de línea costera.

Antecedentes: El vertimiento de desechos sólidos en la arena y en el mar, vehículos parqueados sobre las dunas, el precario estado del sistema de drenaje, el mal manejo constructivo y la eliminación de la vegetación costera.

Proyección: Puede ocasionar el deterioro del medio ambiente, pérdida de la biodiversidad y enfermedades en los seres humanos.

Tipos de juicios: Analítico. De Valor. Sintéticos.

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: De contraste.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris