Facebook Twitter Google +1     Admin

¿LA HABANA O REAL MADRID?

20130706154610-camilo.jpg

La extranjerización del deporte más universal genera polémica en Cuba.

CAMILO VILLA JUICA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Este fin de semana se decidirá una nueva fecha del Campeonato Nacional de Fútbol a lo largo y ancho de toda la Isla para vislumbrar al posible campeón de la temporada 2012-2013. No obstante, si desea ver algún partido, tendrá que ir al respectivo estadio o simplemente se quedará con las ganas: la televisión local no transmite el torneo criollo.

“Es que al cubano no le interesa el fútbol nacional”, afirma Ariel Barredo, periodista deportivo del periódico Granma, quien asegura, además, que se debe a la mala calidad de este deporte en la Isla. “La gente prefiere ver un partido del Real Madrid o del Barcelona porque son mucho más ricos, en todos los aspectos, que un partido de La Habana o Pinar del Río”.

Al respecto, Eduardo Morales, jugador de Matanzas, critica el actuar de los hinchas cubanos. “Son fanáticos de lo ajeno y se olvidan completamente de lo propio. Sabemos que el fútbol local debe mejorar, pero eso es tarea de todos, de nosotros los jugadores, los dirigentes, las autoridades y de quienes gustan del deporte… Para mejorarlo hay que apoyarlo, y eso, lo hace muy poca gente”, enfatiza el máximo artillero de su equipo.

Según cuenta, el balompié nacional recibe tan escasos recursos que muchas veces sale del bolsillo de los propios jugadores el dinero para trasladarse a alguna provincia donde el equipo deba jugar. “Esta situación debe cambiar si se quiere mejorar el nivel local”, asevera Morales.

Aún con todas las carencias que el deporte más popular del mundo tiene en la Isla, hay quienes disfrutan de su magia y ofrendan sus cuerdas vocales a cada gol que se anote en el arco rival. Raúl Lagos, de 21 años, es uno de ellos. Dice ser fanático de La Habana y no duda en ir a cada partido en que juegue el local, “siempre estoy pensando en el equipo”, asegura.

Para él, ser hincha de un equipo implica adquirir un compromiso con este: ir a verlo al estadio, apoyar a su plantel y, por sobre todas las cosas, quererlo. Por eso no cree en la moda de los clubes foráneos, “dudo que algún cubano viaje a España para ver el partido del Real Madrid, o que sienta por el Barcelona lo mismo que yo siento por La Habana. Nuestros equipos son mucho más modestos, pero son nuestros, los de allá, son de los de allá”, afirma tajante Lagos.

Pero no todos piensan lo mismo. Bruno Sáez, estudiante de Medicina y fanático del Barcelona, cree que uno debe ser seguidor de lo que le guste y no necesariamente debe ser del país: “Es como en la música, hay cantantes extranjeros que me gustan más que muchos artistas de aquí, no puedo ir a sus conciertos por razones obvias, pero no por eso dejo de escucharlos”.

Para Sáez, quien realmente guste del deporte más universal del mundo, no se fija en si el equipo es de aquí o de allá, solo se fija en la calidad de su juego, calidad que en su opinión, no se encuentra en el balompié cubano: “Lamentablemente estamos muy lejos de campeonatos como los europeos o los de algunos países americanos. No podemos competir, queda resignarse o a punta de esfuerzos y tropiezos, mejorar”.

Osmany Torres Hernández, periodista y estudioso del fútbol cubano, explica que la afición local se identifica mucho más con futbolistas y equipos foráneos porque es lo que los medios promueven y mediatizan.

“Desde 1998, con la transmisión del Mundial de Francia, comenzó a gestarse en el país un movimiento futbolístico enorme. La transmisión de los juegos, así como el de algunos partidos de la Champions League, han nutrido al cubano de un fútbol de primer nivel, lo que unido al declive del béisbol, generó el nacimiento de una nueva cultura del balompié en la Isla”, señala el también creador del blog del fútbol cubano.

El fútbol local, al contrario de lo que se pueda pensar, tiene una vasta historia y tradición. El primer partido oficial fue fechado el 11 de diciembre de 1911 entre los desaparecidos equipos de Sport Club Hatuey y Rovers Athletic Club, en el otrora Campo Palatino, ubicado en el municipio de Cerro. Pero se sospecha que antes de este, el divulgado deporte ya se practicaba masivamente de manera organizada, pues en 1907 se creó la Football Asociation de Cuba.

Rápidamente el “deporte estrella” se posesionó como uno de los más populares del país en el segundo decenio del siglo pasado, llegando incluso a desplazar al béisbol, que se vio obligado a trasladar sus juegos por las mañanas para dejar los partidos de balompié por las tardes, ya que facilitaba a la fanaticada de asistir sin mayores problemas a los encuentros.

Grandes equipos pasaron por la Isla para sostener encuentros con sus similares cubanos: Colo-Colo de Chile, Nacional de Uruguay, Vélez Sarsfield de Argentina y MTK Budapest de Hungría, solo por citar algunos. En 1938, como para confirmar el buen momento, la selección cubana fue invitada al Mundial de Fútbol donde logró instalarse en los siempre difíciles cuartos de final.

Hoy, el combinado sub-20 se alista para disputar el Mundial de Turquía, grandes expectativas existen, pero el hecho de haber clasificado ya es un logro. ¿Será el resurgimiento del deporte que hizo vibrar a miles durante la primera mitad del siglo pasado?

Pie de foto: 1-Villa Clara enfrentándose a Pinar del Río. 2-Foto de la primera selección.

Ficha técnica:

Tema: Fútbol en Cuba.

Objetivo central: Por qué el cubano es hincha del fútbol extranjero y no del local.

Objetivos colaterales: Calidad del fútbol cubano actual, historia y los problemas económicos que enfrenta este deporte en la Isla.

Estrategia de fuentes: Documentales: Blog del futbol cubano.

No documentales: Un futbolista, un periodista, un especialista, un fanático del fútbol local y otro del fútbol foráneo.

Tipos de juicio: Osmany Torres entrega la mirada de un especialista en el tema; Bruno y Raúl ofrecen un juicio de valor que además son disyuntivos; Eduardo Morales es protagonista y afectado; y Ariel Barredo la de un especialista.

Hecho: En Cuba no se transmite el fútbol nacional.

Antecedente: Desde 1998 se transmite el balompié extranjero.

Contexto: El actual campeonato nacional.

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Cuándo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris