Facebook Twitter Google +1     Admin

EL RETO DE UN MUNDO NUEVO

20140319131342-anh.jpg

Hoy, en la sociedad moderna, parece que la Universidad es un entorno perfecto para los jóvenes; sin embargo, quedan algunos obstáculos en el primer año que todavía muchos no saben.

ANH NGUYEN HAI,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La Universidad es un ambiente que ayuda a que los jóvenes puedan desarrollarse completamente en cuanto al conocimiento y la personalidad. Por tanto, la educación universitaria es un problema que necesita la preocupación especial de toda la sociedad. En realidad, los estudiantes de primer año encuentran varias dificultades en el estudio en un ambiente nuevo. Los obstáculos pueden surgir desde diferentes razones: por los profesores, la misma Universidad, la familia y por los alumnos.

Algunos estudios en Cuba, en particular, y del mundo en general, muestran que los obstáculos que comienzan por los estudiantes mismos ocupan una gran tasa. Al principio, todavía no estamos acostumbrados a trabajar en un entorno desconocido, por eso, no podemos organizar el tiempo lógico para estudiar y desarrollar también las actividades cotidianas; o no tenemos habilidad en el trabajo grupal y autoestudio. Esta situación afecta directamente en la capacidad de percibir los aprendizajes de los alumnos en la clase. Por otro lado, nos faltan los conocimientos acerca de la carrera escogida, por esta causa, no aprendemos el sentido real y práctico de las asignaturas. Entonces se reduce la inspiración de estudio de los jóvenes.

Otra razón más específica parte desde los profesores. En primer lugar, sus exigencias con algunas asignaturas son más altas que la capacidad de los estudiantes, lo que conduce a la realidad de que nos sintamos nerviosos y suframos estrés desde muchos lados. En segundo, algunos educadores no destacan la importancia de la asignatura, ni crean la inspiración para los estudiantes en la clase. Más allá, les faltan el apoyo y la preocupación en el proceso educativo mientras los alumnos de primer año encuentran muchas dificultades con el método de enseñar y estudiar en la Universidad. Por eso, la calidad al adquirir los conocimientos no tiene un resultado absoluto.                     

Sin embargo, primer año no tiene totalmente situaciones desfavorables, al lado de ello, nosotros también posemos numerosas facilidades en el entorno académico. La mayoría de los alumnos tienen buena conciencia y disciplina en participar en las clases. Nos gusta la carrera que escogemos, por lo tanto, nos interesa descubrir lo nuevo. Además, las condiciones que se establecen por la escuela como la biblioteca llena de libros y los materiales necesarios sirven bien para los jóvenes. Especialmente, tienen la oportunidad de trabajar con los profesores, quienes poseen nivel alto y la prioridad de utilizar las nuevas tecnologías.

En conclusión, en cada desafío, las dificultades siempre van paralelas a las ventajas. Lo más importante es la manera de enfrentarlas y vencerlas. Entonces, la vida de un estudiante de primer año en la Universidad no es un caso excepcional, pero necesita la combinación estrecha de la familia y la escuela y la preocupación pertinente entre la sociedad para disminuir los obstáculos de los jóvenes.


 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris