Facebook Twitter Google +1     Admin

¿RESTOS DE COLÓN EN LA HABANA...?

20160926165314-elizabeht.jpg

En 1796 trasladan a la Catedral de la capital cubana la osamenta del Descubridor del Nuevo Mundo. Estuvo en Cuba 120 años y, desde hace una centuria, reposan en Sevilla.

ELIZABETH CARVAJAL SUÁREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Este 2016 se cumple el aniversario 220 del traslado de los restos del Gran Almirante Descubridor del Nuevo Mundo, Cristóbal Colón, hacia la Catedral de La Habana, donde se mantuvo su osamenta por un período de 102 años.

Cuando muere el Descubridor de América, el 20 de mayo de 1506, inhumaron sus restos en la capilla del Duque de Medinaceli, del Convento franciscano de Valladolid, España. Luego, transportaron las reliquias colombinas al monasterio de Santa María de las Cuevas, en Sevilla, ratificó José Miguel Márquez Fariñas, coordinador nacional de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba.

Alrededor del año 1536, los huesos de Colón, junto a los de su hijo Diego, fueron trasladados a Santo Domingo bajo un reclamo de su nieto, quien deseaba que los restos mortales de su padre y abuelo reposaran en la Catedral Primada de América, en la Isla La Española, afirmó Márquez Fariñas.

Según contó Felipe Díaz Acosta, Sacristán de la Catedral de La Habana, los primeros días de enero del año 1796, los curiosos habitantes de la capital fueron testigos de la llegada del cadáver de Colón a la mayor de las islas que descubriera en el Nuevo Mundo. “Ya en suelo cubano, los trajeron hasta el Presbiterio, al lado del Evangelio y al costado izquierdo del altar mayor”, añadió.

Márquez Fariñas destacó como causa del traslado en 1795, al Tratado de Basilea. El documento establecía que España cedería a Francia la parte occidental de la isla de Santo Domingo. Tras la exhumación y reubicación de los despojos comenzó una prolongada especulación  que continúa hasta nuestros días sobre el real paradero de los restos colombinos.

El examen de la Catedral, el estudio de los huesos hallados, y lo que la ciencia prueba sobre la conservación o destrucción; la caja de plomo con sus falsas inscripciones y la bala de plomo hallada entre los restos, demostraron la presencia de la osamenta en Cuba al Gobernador General Joaquín Jovellar y Soler, según consta en el informe elaborado por el historiador José Antonio López Prieto en 1878.

En 1898, España pierde a su última colonia en las América, Cuba. Bajo esas circunstancias, los reyes piden la exhumación del cuerpo y su traslado a Sevilla, lugar donde descansan los restos hasta hoy. El 13 de diciembre del propio año, según explicó José Miguel Márquez Fariñas, en el crucero Conde de Venadito, la urna del Gran Almirante se alejó definitivamente del Nuevo Mundo.

Un siglo después, para demostrar con las nuevas tecnologías la legitimidad de los restos de la capital Andaluza, investigadores de la Universidad de Granada, mediante estudios de ADN mitocondrial realizados en el 2006, contrastaron la osamenta de Colón con la de su hermano mayor y concluyeron que en España reposan las auténticas reliquias colombinas.

Sin embargo, en ella solo se conserva el 15 por ciento del cuerpo, dejando la interrogante de si en la Catedral de La Habana o en la de Santo Domingo todavía quede algo de las cenizas del Gran Almirante Descubridor del  Nuevo Mundo.

Pie de foto: En la Catedral de La Habana estuvieron los restos de Cristóbal Colón durante 102 años.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Cuándo.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide normal.
Tipo de fuentes: Directas: José Miguel Márquez Fariñas, Coordinador Nacional de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba; Felipe Díaz Acosta, Sacristán de la Catedral de La Habana. Documentales: Informe que sobre los restos de Colón, presentan al Gobernador General Joaquín Jovellar y Soler, por Don Antonio López Prieto.
Primer valor-noticia: Prominencia del protagonista.
Otros dos valores-noticia: Interés colectivo. Curiosidad.

26/09/2016 09:53 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris