Facebook Twitter Google +1     Admin

AMOR, CUANDO ERES INESPERADO…

20161013081900-erika.jpg

Los puentes de Madison County, novela del escritor Robert James Waller, aún trasciende por la mágica y real historia de amor que nació entre Francesca Johnson y Robert Kinkaid.

Texto y foto:

ERIKA ALFONSO VILLAR,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

“Robert Kinkaid y yo pasamos horas junto a la vieja cocina. Hablábamos y bailábamos a la luz de las velas. Y sí, hicimos el amor ahí y en el dormitorio y en la pradera y en cualquier lugar que se nos ocurría. Eran amores increíbles, poderosos, trascendentes […] Si no hubiera sido por vosotros y por vuestro padre yo me habría ido con él. Me pidió, me rogó que me fuera con él. Pero yo no quise”.

Esta confesión, que le dejó Francesca a sus hijos después de morir, impulsó a Robert James Waller, fotógrafo y músico norteamericano, a escribir Los puentes de Madison County, novela basada en la historia de amor que surgió entre Robert Kinkaid, fotógrafo de la revista National Geographic, y la italiana Francesca Johnson.

Durante el verano de 1965, Kinkaid llega a Iowa, Estados Unidos, para hacer un fotorreportaje sobre los viejos puentes de Madison County. Tenía una vida bohemia. Un perro era su única compañía. Era atractivo, soltero, amante de la libertad y la naturaleza. Por casualidad, conoce a Francesca, casada, con dos hijos, dedicada completamente a la familia. Ella, a pesar de respetar a su esposo, se entregó a una pasión, que duró solo cuatro días y fue la más intensa de su vida, como declaró años después.

La novela, con prólogo del autor y editada en Barcelona por la Colección blanco y negro del ABC (1992), relata mediante una descripción detallada de cada mirada, objeto o lugar, cómo nace en los protagonistas ese deseo tan grande que en poco tiempo selló un eterno amor. Francesca no renuncia a Robert, y tampoco a sus hijos. Vive el maravilloso momento, pero le dice adiós a Kinkaid.

“Robert se fue por el sendero mientras ella se enjugaba los ojos. Ninguno de los dos se movía; ya se habían despedido. Solo se miraban, la esposa del granjero de Iowa y el ser del extremo de una rama de la evolución. Él se quedó treinta segundos, sin perderse nada con sus ojos de fotógrafo, construyendo una imagen de los dos que jamás perdería”.

La trama es sencilla, sin un rebuscamiento literario excesivo que desborde la realidad de los hechos, aunque de ellos solo tuvieron fiel testimonio los propios protagonistas. La novela tiene varios giros narrativos. Hay pequeños momentos en que el autor pasa de narrador omnisciente a homodiegético, porque va de contar como si fuera testigo de los hechos, a hablar en la propia voz de Robert Kinkaid.

James Waller, nacido en Rockford, Estados Unidos, es Licenciado en Economía de la Universidad de Iowa. Los puentes de  Madison County, su primera novela, disparó las ventas de libros en Norteamérica en 1993. En la gran pantalla, quedó inmortalizado como uno de los melodramas más fascinantes de su tiempo. Meryl Streep y Clint Eastwood dieron vida a los protagonistas. Otras de sus obras más conocidas son Los caminos del recuerdo (2002) y Puerto Vallarta (2010).

El escritor expresa en el prólogo: “En un mundo cada vez más insensible, todos hemos desarrollado caparazones contra la sensiblería. No sé bien dónde termina la gran pasión y empieza el sentimentalismo. Pero tildar de sensibleros los sentimientos genuinos y profundos, dificulta la entrada al reino de la delicadeza, tan necesaria para comprender la historia de Francesca Johnson y Robert Kinkaid”.

 

13/10/2016 01:19 islalsur #. Libros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris