Facebook Twitter Google +1     Admin

ERASE UNA VEZ LA HISTORIA INTERMINABLE

20170124133959-emil.jpg

Michael Ende comenzó a escribir su novela en 1977 para finalmente ser divulgada dos años más tarde.

ERNESTO EIMIL REIGOSA,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Michael Ende publicó “La historia interminable” cumplidos los 50 años. Medio siglo. Lejana ya en el tiempo había quedado su infancia. Pero hay genios que desafían el envejecimiento que sufren sus carnes y logran mantener una lozanía en su hacer y escribir. Su principal mérito: tocar nuestro niño interior con una apología a la imaginación. Creando, de paso, un libro que entra en la sección de clásicos de toda librería que se precie.

El protagonista es Bastian Baltasar Bux, un chico regordete y huérfano de madre que un día, huyendo de los insultos y maltratos de sus compañeros, entra en la tienda del señor Koreander. Allí ve un libro que le llama poderosamente la atención, “La historia interminable”. A sabiendas que actúa mal, el joven roba el libro y decide esconderse en el desván del colegio al que asiste para leerlo.

El argumento del texto sustraído comienza con un mundo, Fantasía, cuya soberana, la Emperatriz Infantil, ha caído enferma. La desconocida y extraña dolencia está teniendo graves consecuencias sobre todo su reino, a medida que ella se debilita, el propio mundo va desvaneciéndose. Es entonces cuando la Emperatriz manda buscar a Atreyu, un joven guerrero, a quien encomienda la misión de salvar el país.

Atreyu descubre que la edad de la emperatriz no es medida en años, sino en nombres, y que cada cierto tiempo un ser humano del mundo real debe bautizarla nuevamente. Este es el parteaguas de la historia. Quien debe nombrar a la regente es el propio Bastian, y para ello debe entrar en el libro.

El muchacho logra su objetivo de ingresar en la obra convirtiéndose en un personaje más. Como recompensa por los servicios prestados, le es regalado Áuryn, un medallón que cumple deseos y tiene en el anverso la frase “Haz lo que quieras”. Desde este punto, Atreyu acompaña a Bastian como consejero. Juntos pasean por la tierra de Fantasía conociendo a personajes tan ilustres como peculiares: los ayayai, Ygrámul el Múltiple, la Vetusta Morla y la pérfida Xayide.

Michael Ende, en entrevista ofrecida al periódico El País, expresó que la novela defiende la idea de encontrar la realidad que nos rodea tomando el camino inverso. “Cuando nos fijamos un objetivo, el mejor medio para alcanzarlo es tomar siempre el camino opuesto. Para encontrar la realidad hay que darle la espalda y pasar por lo fantástico. Para descubrirse, Bastian debe abandonar el mundo real, donde nada tiene sentido y penetrar en el país de lo fantástico, donde todo está cargado de significado”.

La narración en tercera persona es la que acapara toda la novela. Ende utiliza un complejo engranaje de técnicas donde en la primera parte de la historia, la cual transcurre en el mundo real y en Fantasía al mismo tiempo, se evidencia el uso de la caja china, recurso que después es abandonado al entrar Bastian al libro y formar parte de él.

Michael Ende ganó el premio Janusz Korczak por su relato. En su juventud militó en un partido antinazi. Murió a los 65 años debido al cáncer. Dueño de una prosa creativa que no deja a nadie indiferente, dada la invención de nomenclaturas raras e impronunciables y a la frescura presente en sus tramas. “La historia interminable”, la cual es considerada su obra maestra, no es la única de su autoría centrada en los niños, “Momo y los ladrones del tiempo” es otra extraordinaria novela juvenil, pero esa es otra leyenda y debe ser contada en una nueva ocasión.

Pie de foto: Portada de la edición de 1982.

24/01/2017 06:39 islalsur #. Libros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris