Facebook Twitter Google +1     Admin

¿SOÑAR EN AZUL?... ¿Y EN ROJO?

20070423034136-estadio.jpg

Metropolitanos es el otro equipo de la capital cubana, pero a diferencia de Industriales, no goza del mismo respaldo de la afición giraldilla. A punto de concluir la campaña 2006-2007, es justo acercarse a este elenco que durante muchos años ha mostrado orgullo, pasión y corazón en el terreno.
 
FERNANDO MARTÍNEZ VERDECIA,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana.

 

Noveno inning, dos out. Santiago le ganaba a Metros por tres carreras.Todo parecía indicar que las avispas del Oriente cubano se llevarían otro Campeonato. El Latinoamericano estaba repleto de punta a cabo.

De repente, las bases se llenaron de guerreros; la posibilidad capitalina se encontraba en poder de su cuarto bate Alexander Mayeta, quien vestía el  rojo uniforme. Anglada se veía nervioso y daba unos paseítos por el dogaut.

Ormari Romero, el gigante de Seboruco, solo debía marcar un strike para llevarse el triunfo.

Finalmente,  Ormari lanzó y Mayeta limpió las bases con un batazo de vuelta completa. Una multitud estremeció el coloso del Cerro. Muchos aficionados  gritaban: ¡Metros, al fin es Campeón!

En eso me despertó el acomodador del estadio:-¡Vamos hermano, despiértate, el juego ya terminó!

-¿Sí? ¿Y quién ganó?

-Nada, Santiago le pasó la escoba a los Metros.

Raíces

Metropolitanos es el otro equipo representativo de la capital cubana, pero a diferencia de Industriales, no goza actualmente del mismo respaldo de la afición giraldilla.

Los gladiadores debutaron en la temporada 1974-1975, y en los primeros años fueron uno de los mejores conjuntos del país, e incluso, contaban con más respaldo de la afición que los leones industrialistas. En 1982, comenzó a ponerse en vigencia el sistema de pasar años tras años a sus mejores jugadores para Industriales. Rey Vicente Anglada, Rodolfo Puentes, Javier Méndez y José Modesto Darcourt resultaron los primeros peloteros en emigrar para los azules de la capital.

A partir de ese momento los rojos empezaron a decaer, ocupando los últimos lugares de 16 equipos que había en todo el país. Fue entonces que por propuesta de la Comisión Provincial, en el año 1990 se hace una cláusula y no se pasaron más serpentineros para el  equipo insignia  de la capital  de los cubanos.

En el año 1997, el segundo equipo de Ciudad Habana termina como la tercera novena más ganadora del Campeonato. Rolando Verde, Iván Correa, Jorge Milián y Enrique Díaz resultaron los protagonistas.

Una nueva estructura de 90 juegos les permitió en 1998 lograr su récord de más victorias en una Serie Nacional (con 52)  y colarse en los Play Off  para discutir el título de la zona occidental.

Esto, sin dudas, provocó un escándalo por parte de la afición, pues ellos no concebían que los Metros volvieran a ser mejor equipo que los Industriales. A raíz de este problema decidieron reforzar a los leones, y ahora toda la base de los rojos ya la tenían de nuevo los azules.

Pero ahí no acabó todo. Los guerreros siguieron demostrando que ellos sí eran corajudos de verdad,  logrando así clasificar para la post-temporada. El duelo ya estaba planteado: Metros vs. Industriales en el Latino.

Por supuesto, una vez más los leones dejaron en el camino a los gladiadores, lo cual provocó que la afición se metiera con ellos; los ofendían, les tiraban piedras y hasta se metían con sus familiares, quienes presenciaban tranquilamente el juego en las gradas.

Realmente fue un golpe muy duro, porque a razón de eso, los Metros han decaído, al extremo de implantar un récord de derrotas en 2005-2006 y quedar últimos por primera ocasión en su historia, lo que ha puesto más caliente el tema, pues mucho ha influido que sus bateadores y lanzadores hayan dejado el traje escarlata para ponerse el azul.

¿Es sucursal Metropolitanos?

Según Oliver Arias, Comisionado Provincial de béisbol en Ciudad Habana, “el hecho de que Metros ceda casi anualmente dos o tres jugadores para Industriales no es sinónimo de sucursal, ni de equipo escuela o de desarrollo, todo está en los objetivos trazados por la provincia, los cuales varían según el momento.

“Las necesidades de Industriales son cubiertas por peloteros de Metros, pero no al ciento por ciento, pues, si no, hoy los leones contaran también con Yadier Torres, Yosmani Guerra, Ebrys Martínez, Stayler Hernández, Álvarez Pombo, Michel Fors, jugadores que comparativamente aventajan a dos o tres representantes de los azules”, afirma Arias.

“Los leones industrialistas también desarrollan peloteros, tanto novatos como establecidos, porque los Urgellés, Deinis, Yadel, siguen desarrollándose como jugadores hasta que su rendimiento llega a su punto culminante. El desarrollo nunca termina hasta que un atleta alcanza el techo en determinado nivel”, concluye Oliver Arias.

¿Son justos o no los cambios?

Los puntos de vistas sobre los cambios de jugadores para Industriales son tan variados como ningún otro tema en el argot beisbolero.

“Creo que si todo se hace por el bien de Ciudad de la Habana está correcto, y recordar, además, que el resultado de la provincia no se mide por el acumulado de sus dos equipos, sino por el mejor lugar de uno de los dos, según los parámetros de la Federación Nacional”, afirma Rey Vicente Anglada, director de Industriales.

“Un fanático es seguidor de un equipo, -acota Anglada-, pero en nuestro béisbol, donde participan provincias y no clubes, se siente por el territorio de nacimiento o preferencia por encima de todo. Pienso que el verdadero aficionado no es industrialista o metropolitanista, azul o rojo, sino capitalino”.

Según Germán Mesa, ex torpedero de lo azules,”el sentimiento de victoria llega con cualquiera de los dos. El público ya está habituado a un primer equipo llamado Industriales, y es algo muy difícil de quitar, solo con la eliminación en nuestra pelota de los leones se conseguiría cesar un sentimiento que crece por día, e incluye a jugadores y entrenadores.

“Esa es la realidad, e ir contra ella es nadar contra la corriente. Es verdad que las personas siguen equipos por los jugadores que tengan, pero no es el caso”, dijo Germán.

“Si los peloteros industrialistas de hoy se visten de rojo tendrán un poco más de público y ganarán muchos más juegos; eso sí, el nombre Industriales llama por sí solo a miles de personas, y si no, recuerden la temporada 97-98 en la que Metros ganaba más y al final, cuando quedaron como únicos representantes de la capital en los play off, el Latino no acogió a más de 10 000 personas aún con claras opciones de éxito, mientras que Industriales casi perdido frente a Pinar, cubrió más de 40 000 espacios en el Coloso del Cerro”, expresó Javier Méndez, ex jardinero de los indomables.

“Es triste pero cierto, los tiempos en que la afición era repartida es parte del pasado, Industriales ha tomado una ventaja imposible de borrar, y contra eso nadie puede luchar, es como una fiebre incurable, que lejos de ser dañina al final beneficia y prestigia la pelota cubana con un equipo que se identifica dentro y fuera de la Isla por su pasado y presente único”, aseveró Yadel Martí, lanzador de Industriales.

“Se podrá mejorar el seguimiento popular de Metros con estelares jugadores y resultados, pero nunca se igualará a Industriales, únicamente con el paso de muchos años de victorias y títulos rojos y derrotas tras derrotas azules”, dijo Yadel.

Pienso que los cambios deben existir mientras Industriales tenga lagunas que pongan en peligro el título nacional, pero para que esas lagunas sean cubiertas y no se forme por ambición un super trabuco. Si es así, entonces se puede decir que las permutas son justas.

¿Qué opinan  jugadores de Metros?

“Metropolitanos es un conjunto que no es favorito y al que los contrarios creen avasallar. Considero que hay que preocuparse por la calidad de los guerreros. Nosotros hemos sido respetados durante muchos años por la garra en el terreno, y porque para vencernos hay que jugarnos fuerte. Lamentablemente a nadie le agrada lo que está pasando ahora. Si no se garantiza la calidad de los jugadores, es preferible que el equipo desaparezca. No se puede permitir que atletas talentosos se estropeen, o que figuras como Jorge Milián, su actual director, vean puesta su capacidad en tela de juicio”, comentó Luis Felipe Díaz, pelotero más emblemático de los rojos capitalinos.

“Ayer fui un guerrero líder, un corazón de gladiador, el primero en encabezar la guerra por mi tropa durante 15 años, con derrotas constantes, pero sin perder la esperanza. Metros es un elenco al que muchos critican y deshonran y nadie es capaz de darle ánimos en el terreno”, expresó Enrique Díaz, capitán del conjunto por más de 15 años.

El swing del pueblo

“Llevo más de veinte años viendo pelota, y no me gusta para nada el sistema de pasar jugadores de un equipo para otro. Yo pondría el siguiente reglamento: todo jugador que debute con ellos en la próxima temporada tiene que jugar cinco o seis en sus filas; después podrá pasar a Industriales”, propone Rafael Tarapiella, del municipio capitalino 10 de Octubre.

“Sería, más o menos, como pasa con la Grandes Ligas Japonesas; allí si un nacional quiere ir a otro país, tiene que jugar primero siete años consecutivos en su país”, concluye.

“Estoy seguro de que si los peloteros de los Metros nunca se hubiesen movido, esa novena fuera la actual campeona de la Serie Nacional. Mi propuesta coincide con la de otros, conformar un equipo con peloteros que no hayan podido integrar el de su provincia. Si de “sobrantes” se trata, es mejor que provengan de todo el país y no de un solo territorio, para que haya más calidad, afirmó Miguel Arévalo, de Alamar.

“Mi hijo es industrialista a morirse y yo soy de Metropolitanos”, confiesa José Chacón.

“Este año me quitaron al tercer bate, Jockel Gil, y por eso ahora los que no juegan son Alden Mesa, Frank Camilo y Regueira. Lo ideal sería hacer el próximo año dos equipos más o menos parejos, y que a partir de ahí, de los 14 municipios, siete tributen a Industriales y siete a Metros. La Nacional es un espectáculo y no es para tener un equipo escuela o sucursal insertado, privilegio que solo tienen los Industriales”.

“Si en tres años no se realizan movimientos a la nómina actual del equipo de Jorge Milián, y se trabaja con esos muchachos para enseñarles a jugar béisbol, y a pensar como peloteros, te aseguro que en la próxima Serie Nacional Metropolitanos estará discutiendo el play off de la zona occidental”, asegura Guillermo Cortés, residente en el Vedado.

“Defensor soy de los Metros, pero soy capitalino sobre todas las cosas, y cuando Industriales se titula me siento tan bien como si sus hermanos más chiquito lo hicieran”.

“Apoyar los cambios mesurados y necesarios no es faltarle el respeto a Metropolitanos, ese respeto se lo ganan aquellos que no lo abandonan jamás”.

“Faltar el respeto es burlarse de ellos, apodándolos de muertos, decirles sucursal, o pretender que los saquen de la Serie Nacional. Ese respeto se lo faltan aquellos que falsamente los defienden con la verdadera intención de querer la caída de Industriales, que es querer al final, la caída del béisbol en la capital”, afirma Luis Pérez, presidente de la Peña Deportiva Armandito “El Tintorero”.

...Y a pesar de todo

Cuando solo queda menos de una semana para que termine la etapa de clasificación, los gladiadores ya superaron su actuación con respecto a la campaña anterior y van en busca de llegar a las treinta victorias, para dejar atrás la mala sombra de la pasada contienda.

“Estamos satisfechos por el trabajo que vinimos haciendo con los muchachos. Metros es un equipo joven que hay que enseñarle a jugar pelota de altura. Si en la próxima campaña el elenco muestra ganas de jugar buen béisbol, como hasta ahora lo viene haciendo, pues, por supuesto, que llegaremos a empeños mayores”, explicó Jorge Milián, director de los guerreros.

Mi conclusión es que hoy no se debe de  tener dos excelentes equipos en la capital. Quizás un día se logre, porque la principal urbe tiene “materia prima” para enfrentar estos problemas.

Lo importante sería brindarle a la afición un buen espectáculo por parte de los dos conjuntos. Además, recuerden  que cuando termina una Serie e Industriales es el campeón, toda la ciudad salta de emoción por la victoria, pero nadie es capaz de preguntarse: ¿Algún día nuestro segundo elenco alcanzará un título Nacional?
Esperemos que sí: orgullo, pasión y corazón hay para eso.

 

Ficha Técnica:

Tipo de reportaje: Interpretativo, porque hay una polémica en el tema que permite al lector la interpretación del mensaje a través de sus propios conocimientos. También hay un análisis valorativo, el cual incluye proyecciones, empleo de fuentes documentadas, circunstancias, actores y antecedentes. Se va al acontecimiento principal.   

Tipo de Título: Llamativo.

Tipo de entrada: Narrativa.

Tipo de cuerpo: De bloque temático.

Tipo de cierre: De conclusión o resumen.

Fuentes: Integrantes de la peña deportiva “Armandito el Tintorero”, Glorias del deporte cubano, peloteros de los Metros e Industriales, los directores de ambos conjuntos y al Comisionado provincial.

Transiciones: Los subtítulos

Objetivos: Abordar el tema de un equipo que durante años ha sido de los mejores del país, y se ha debilitado poco a poco por el paso de sus estrellas para los Industriales.

Planos Temáticos:

Presente: Actualmente los Metropolitanos es el peor elenco de la pelota cubana, debido al saqueo de sus jugadores para los Industriales. Esto, obviamente, produce un enorme desequilibrio con respecto a los azules de Anglada y ha causado una gran polémica en todas las peñas deportivas del país, afectando así, a los directivos de este deporte en la capital.   

Pasado: Los Metros, desde que incursionaron en las Series Nacionales en 1975, fueron de los mejores conjuntos del país, pero a partir del año 1982 se empezó a enviar jugadores para los Industriales y el equipo decayó por completo.

Futuro: No mandar ni un solo jugador para los leones capitalinos, para ver si la principal urbe vuelve a tener un segundo equipo que brinde un buen espectáculo en el terreno.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris