Facebook Twitter Google +1     Admin

FEMINICIDIO COLOR VIOLETA

20071016025605-femi.jpg

MERCEDES ALONSO,

desde República Dominicana,

cortesía para Isla al Sur.

De color violeta eran las telas que tejían las mujeres asesinadas en New York ese año 1911, cuando protestaban por los bajos salarios y las duras condiciones laborales a que eran sometidas.

El libro de la catalana Maria Àngels Fililla "sobre el entorno femenino de Jesús, mirado desde la perspectiva de una liberación ¨humana¨ de la mujer (y de los hombres)" recuerda que desde entonces se ha adoptado ese color para simbolizar la lucha por los derechos de la mujer.

En una votación "calificada como histórica", con 560 votos a favor, 4 en contra y 6 abstenciones, el Parlamento Europeo aprobó recientemente el Informe sobre Feminicidio en México y Centroamérica.

La colega Cecilia Lavalle escribió que "según la definición internacional, feminicidio es cualquier acto o conducta basada en el género que causa muerte, daño físico, sexual o psicológico a mujeres, sea en la esfera pública o privada".

En Centroamérica, entre 2001 y 2005 asesinaron a 4 mil 207 féminas. Pero, sigue siendo opinión de consenso en la Cámara que en México y América Central "no han logrado atacar de manera suficiente las raíces de los feminicidios".

Obviamente, léase aquí impunidad y la gran cantidad de casos sin resolver.

República Dominicana aparece en sexto lugar entre los países del mundo con mayores tasas de mujeres asesinadas por sus parejas. Aquí. "la violencia (...) es uno de los fenómenos sociales más extendidos y paralelamente más silenciados (...) que ha permanecido demasiado tiempo sin nombre y sin voz", como sentencia en un interesante artículo Nery Estévez.

Lástima que algunos políticos tengan que esperar que Europa les "regañe fuerte" y aunque el informe del Parlamento Europeo no implique sanciones económicas, a los gobiernos les interesa "proteger sus acuerdos comerciales" y "este señalamiento es un recordatorio del pleno respeto a los derechos humanos que esperan de un socio".

Pero, si entre 2000 y 2006 fueron asesinadas por sus parejas unas 1 000 dominicanas y en la Procuraduría de Justicia de Santo Domingo se incrementan cada vez más las denuncias por estos casos de violencia, ¿tendrán que seguir muriendo mujeres en el país para que se extirpe de una vez este flagelo reconocido ya como pandemia?

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris