Facebook Twitter Google +1     Admin

EN BUSCA DEL CAMINO PERDIDO

20090416040239-edurado.jpg

“Golpea una realidad enmascarada por muchos años: ya no somos los mejores del mundo”, declaró el periodista del semanario Trabajadores, Daniel Palacios, al terminar Cuba sin medallas en el Segundo Clásico Mundial de Béisbol.

EDUARDO GONZÁLEZ MARTÍNEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana. 

El equipo cubano quedó en sexto lugar en el Segundo Clásico Mundial de Béisbol después de perder con Japón cinco carreras por cero, durante la discusión del pase a las semifinales en el estadio Petco Park de San Diego.

Por primera vez desde su debut con un tercer puesto en la Serie Mundial Amateur de 1939, el equipo cubano quedó fuera del podio de premiaciones en un evento internacional.

El victimario de los criollos en esta ocasión fue el derecho Hisashi Iwakuma, quien dejó a la maquinaria cubana en cuatro hits durante seis entradas, para que los campeones defensores eliminaran  a los representantes de la Mayor de las Antillas.

El triunfo obtenido por los nipones constituyó su segunda victoria sobre los antillanos en el  torneo, y se unió al éxito logrado por los asiáticos de la mano del lanzador  Daisuke Matsuzaka, el pasado el 14 de marzo.

Esa fue la tercera ocasión (Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Primer Clásico Mundial y ahora) en que Matsuzaka, pitcher de los Medias Rojas de Boston, se enfrentó y dominó sin contratiempos a la artillería cubana.

Los criollos,  primer lugar en bateo durante la primera fase en México, con 394 de average y 11 cuadrangulares, fueron dominados por el pitcheo asiático y no pudieron hacer anotaciones en 18 innings de juego. 

Desde el año 2000, cuando el estadounidense Ben Sheets los blanqueó en Australia, Cuba no recibía nueve ceros al más alto nivel, y esto despertó la polémica entre los expertos y seguidores.

“Definitivamente no hemos podido encontrar la fórmula para hacerle carreras a un staff de lanzadores tan profundo. No sabemos cómo facturar un rally cuando la ventaja no supera las dos carreras; no mostramos las armas suficientes para remontar diferencias ante los de la tierra del sol naciente”, afirmó el periodista de Trabajadores, Daniel Palacios.

Para Joel García, periodista del mismo semanario, los asiáticos semejan una máquina perfecta, pero los jugadores cubanos deben estudiar su estilo como lo hacen con los conjuntos de América. 

Algunos especialistas consideraron como la causa de la derrota, la falta de oficio y de concentración del staff de tiradores criollos, y el hecho de que sus bateadores no ven en casa lanzadores de tanta calidad.

“La gran debilidad de Cuba fue su pitcheo. En el primer desafío transfirieron a cuatro hombres y en el segundo también se descontrolaron, y siempre estuvieron muy por debajo en el conteo”, afirmó el estudiante de Física de la Universidad de La Habana, Daniel Miravet Martínez.

El estudiante de Comunicación, Leandro Alomar, uno de los seguidores del equipo, opinó que la culpa no fue solo de los serpentineros, ya que los jugadores no conectaron con oportunidad. 

A juicio de los especialistas y aficionados, más allá de los problemas de bateo y pitcheo señalados como la posible causa de la eliminación cubana, la competencia reunió a talentosos jugadores de las ligas profesionales, con destaque para los equipos del lejano oriente.

“Si fuéramos a aceptar que hay un descenso en el béisbol cubano, debemos concordar que también lo hay en el de Estados Unidos y otros países. Pero no, me parece mucho más justo decir que Japón y Corea se han ido delante del resto del mundo, básicamente porque sus lanzadores son excelentes, y no uno o dos, si no, casi todos”, declaró Diego Méndez, de la emisora Radio Rebelde.

“No tenía que venir la debacle del Clásico para darme cuenta que el béisbol cubano está adormecido… hay que aprender a aprender y así quizás volvamos a la cima, a ganar cuando realmente seamos los mejores, opinó Daniel de Malas, en el sitio de la emisora radial COCO.

Es la primera ocasión desde 1951, que Cuba no llega a la final del evento en que participa, y en los últimos cuatro no ha obtenido la medalla de oro, pero el sexto lugar en el Clásico Mundial le sirve para mantenerse a la cabeza del ranking internacional, seguido de cerca por Corea del Sur y Japón, declaró la Federación Internacional de Béisbol Asociado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris