Facebook Twitter Google +1     Admin

¿NOS QUEDA CORTA LA GUAYABERA?

20090603071326-gy-1-.jpg

El proyecto cultural espirituano no logra ser reconocido por la totalidad del público, a pesar de que lleva más de un año de fundado.

DIANA FERREIRO HERNÁNDEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El proyecto de reanimación cultural espirituano La Guayabera, a poco más de un año de creado, no logra extenderse más allá del consejo popular Jesús María, y la mayoría de los habitantes de Sancti Spíritus aún se preguntan cuál es el propósito del mismo.

Con el pretexto del origen espirituano de la guayabera como prenda, según cuentan leyendas populares, las actividades surgieron como una propuesta ambiciosa de un grupo de profesionales que pretenden revitalizar la vida tradicional en la villa del espíritu santo, partiendo del trabajo comunitario en los barrios marginales de la provincia.

Según su director, Carlos Figueroa, este nació no solo con el propósito de rescatar las costumbres de la  villa, sino también con la idea de fundar una Casa de la Guayabera, la que se convertiría en centro de investigación y divulgación de las tradiciones yayaberas.

Una vez creada, esta institución sería la poseedora de la única colección de la prenda en todo el mundo, y ya cuenta con donaciones de personalidades de la política y la cultura cubanas como Raúl Castro, Alicia Alonso y el escritor colombiano Oscar Collazo.

Las actividades desarrolladas en el barrio de Jesús María van desde exposiciones de artes plásticas en el Cabildo de la zona, hasta la proyección de películas en las calles.

Figueroa asegura que a partir del trabajo comunitario desarrollado allí desde octubre de 2007, año en que se creó La Guayabera, han disminuido la violencia familiar, el alcoholismo y los hechos delictivos en Jesús María.

Sin embargo, los pobladores de la ciudad del Yayabo desconocen la esencia de estas propuestas mensuales o, en algunos casos, defienden una opinión crítica acerca del desenvolvimiento del mismo. Debido fundamentalmente a la falta de recursos y a la poca divulgación, la mayoría se mantiene al margen de las actividades, las cuales se han convertido, para muchos de ellos, en una sábana con una camisa colgada en el parque y un poco de música de vez en cuando.

Amaury González Muro, joven trovador de la provincia y vecino de la zona, señala: "Es una idea de mucho peso, bien pensada y capaz de cambiar la realidad espirituana, tan necesitada de esa  renovación cultural, pero debiera contar con mayor consistencia y divulgación, las Guayaberas se suceden y es palpable la diferencia entre ellas, algunas se desarrollan cargadas de propuestas culturales-recreativas, mientras otras se ven diezmadas y carentes de variedades".

El periodista Miguel Ángel Valdés, de Centrovisión Yayabo, ha seguido de cerca el desarrollo de estas actividades y alega que "necesita de más independencia presupuestaria. Les falta llegar a sectores más masivos, a los jóvenes. Tienen que hacerse sentir, no solo en un barrio como Jesús María o en el centro de la ciudad, sino también en otras áreas necesitadas de un gran trabajo comunitario como Colón, el Camino de las Cañas y el Kilo 12".

Lo cierto es que la población de Sancti Spíritus, ávida de propuestas que mitiguen el aburrimiento ancestral que la precede, vio en La Guayabera una vía de escape a la situación de escasa actividad cultural de la villa. Debido a la falta de información, muchos pensaron que se trataba de un espacio mensual para la música bailable y las fiestas populares al estilo del Santiago Espirituano.

Pero es inevitable el descontento popular al no reconocer habitualmente ninguna de las actividades promovidas por los guayaberos, y aún se mantienen a la expectativa de que el proyecto llegue a convertirse en una gran celebración de la cultura yayabera, digna de “competir” con La fiesta del fuego santiaguera o las Romerías de Mayo.

Ficha técnica:

Tema: El desarrollo del proyecto de reanimación cultural espirituano La Guayabera.

Propósito: Demostrar que a pesar del trabajo realizado por La Guayabera, aún no es reconocida por la mayoría del público como un proyecto de trabajo comunitario.

Objetivos colaterales: Mostrar el valor del proyecto para el patrimonio cultural espirituano. Analizar las posibles causas de la indiferencia espirituana ante La Guayabera.

Fuentes consultadas:

Directas:

Carlos Figueroa, director del proyecto.

Luisa Jiménez, investigadora inicial del proyecto.

Amaury González Muro, joven trovador espirituano.

Miguel Ángel Valdés, periodista

Indirectas:

"Dos nuevas donaciones", en Prensa Latina.

"La guayabera" (I y II), Ciro Bianchi.

Encuesta realizada a un grupo de jóvenes espirituanos acerca del desarrollo del proyecto.

w.w.w.centrovision.cu
 
Tipos de juicios:

Analítico, utilizado a lo largo del texto para explicar la situación cultural espirituana antes y después del surgimiento del proyecto La Guayabera.

De valor, expresado por las personas entrevistadas.

Tipo de título: De referencia al tema de la nota

Tipo de lead: Comentado

Soportes:

Hecho: Proyecto La Guayabera como alternativa a la pobre actividad cultural de la provincia de Sancti Spíritus.

Antecedentes: Actividad cultural espirituana antes y después del proyecto.

Contexto: El tema se analiza desde la perspectiva de los integrantes del proyecto y de las personas ajenas a él.

Proyecciones: Fomentar el mejor desarrollo del proyecto así como la aceptación popular del mismo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris