Facebook Twitter Google +1     Admin

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE (DE 1900 A 1951)

20100508071844-5.jpg

V: De 1921 a 1925, una mirada al pasado desde Radio Reloj.

IRAIDA CALZADILLA RODRÍGUEZ

1921

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS VEINTIUNO. Para quienes tenemos la dicha de andar con la ternura de la madre abrazándonos el corazón, el segundo domingo de mayo en Cuba es motivo de alegría y de homenaje-resumen en un día que debiera perpetuarse cada segundo. Pues bien, el Día de las Madres se institucionalizó aquí en mil novecientos veintiuno, a iniciativa del periodista Víctor Muñoz. Sigamos ahora con sucesos ligeros: ese año, en Chicago, a las féminas que se atrevieron a lucir sayas cortas se les multó a pagar diez dólares. En tanto, la francesa Coco Chanel, quien llevó al mercado una nueva moda sobria y práctica, estrenó el Chanel número cinco el día cinco del mes cinco del año. Y algo serio: en mil novecientos veintiuno, Marie Stopes inauguró la primera clínica de control de natalidad en Inglaterra. Continuará en el siguiente minuto...

SACCO Y VANZETTI. Conclusión. ¿Recuerdan la película sobre los italianos Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti? Drama real el de esos obreros en Estados Unidos quienes, en mil novecientos veintiuno y luego de una gran polémica, el jurado los declaró culpables de asesinato. La historia sobrevivió para demostrar el trasfondo político del hecho en una Norteamérica siempre con ojerizas hacia los emigrados. En contraposición, en el nuevo Estado proletario, la estadounidense Isadora Duncan hacía realidad el sueño de crear una escuela de danza en Moscú. En mil novecientos veintiuno la ciencia se anotó un éxito cuando los canadienses Bantig y Best aislaron la insulina para tratamientos contra la diabetes. En tanto, la cultura perdió a Enrico Caruso, a quien más de cincuenta mil admiradores fueron a rendirle el último homenaje. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.
 
1922

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS VEINTIDOS. “La muerte tocará con sus rápidas alas a quien profane la tumba del Faraón”, advertía la inscripción ante el resguardado cuerpo de Tutankamón, hallado en mil novecientos veintidós. Y maleficio o ciencia, tras el hallazgo del monarca que reinó mil cuatrocientos años antes de nuestra era, falleció el canario del egiptólogo Howard Carte, los integrantes de su expedición, el financiero de la exploración lord Carnarvon y hasta su perro. Trece años después del descubrimiento, se registraban veintiuna víctimas. Continuando con las tragedias, en mil novecientos veintidós se despidió Alexander Graham Bell, el escocés que tanta polémica ha suscitado en torno a la paternidad del teléfono. También, Marcel Proust, escritor de En busca del tiempo perdido; y la poetisa cubana de amable rima, Luisa Pérez de Zambrana. Continuará en el siguiente minuto...

PARA ESPANTAR LA MALA SUERTE. Conclusión. Tras un minuto fatídico como el anterior, contemos ahora sucesos más reconfortantes para espantar la mala suerte de mil novecientos veintidós. ¿Saben quiénes eran las “flappers”? Pues así se les llamó a las muchachas que vestían a la moda a inicios de la segunda década del siglo. Esa fue época propicia para que varios británicos escalaran hasta novecientos setenta y cinco metros de la cima del Everest, la más monumental elevación del planeta. En tanto el norteamericano Doolittle, avezado aviador, atravesó de punta a punta su país en poco menos de veinticuatro horas. Cosas más serias ahora: en mil novecientos veintidós se constituyó la URSS y obtuvieron los codiciados Premio Nobel, en Literatura y Física, Jacinto Benavente y Niels Bohr. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

1923

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS VEINTITRÉS. Muerte y tragedia significó para los japoneses mil novecientos veintitrés al ser devastadas las ciudades de Tokio y Yakohama por el terremoto más grande de su historia. Datos de la época apuntan que, ya en la embestida inicial, falleció una gran parte de las trescientas mil personas que como cifras conservadoras calcularon los equipos de socorro. Para mayor desgracia, entre los incendios que se propagaron y un maremoto que vino después, dos y medio millones de japoneses quedaron sin el amparo del hogar. Mientras esto sucedía en la parte asiática del mundo, en la europea los alemanes enfrentaban una devaluación descomunal de su moneda. Tiempo difícil para ese país el año mil novecientos veintitrés, cuando una “libra” de pan costaba más de doscientos millones de marcos. Continuará en el siguiente minuto...

UNIVERSIDAD POPULAR JOSE MARTI. Conclusión. Trascendental en Cuba en mil novecientos veintitrés fue la inauguración del Primer Congreso Nacional de Estudiantes, organizado por Julio Antonio Mella. En esa reunión nació la Universidad Popular José Martí, que llevó a sus aulas a obreros y campesinos atraídos por la luminosidad del saber y el anhelo de un mundo repartido con más justicia. En mil novecientos veintitrés en el mundo aparecieron novedades como la demostración de la existencia de otros sistemas estelares fuera de la Vía Láctea, por el científico Hubble; y la apertura en Munich de un planetario que reproducía visualmente el sistema solar. Y un dato curioso para los hombres que sufren cada mañana ante el espejo del baño: la primera máquina de afeitar eléctrica la patentó ese año Jacob Schik. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

1924

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS VEINTICUATRO. “El soñador del Kremlin” le había peleado a la vida varios meses con la persistencia del luchador infatigable, pero en enero de mil novecientos veinticuatro Vladimir Ilich, Lenin, dejó de existir, agotadas ya todas las fuerzas. Al partir irremediablemente el forjador de un Partido y un Estado cuyas raíces estaban echadas en el pueblo, quedaba segada una vida cuyo hilo conductor fue la lucha revolucionaria. En Cuba, poco tiempo después, se rindió el primer homenaje público al líder de la Revolución de Octubre. En mil novecientos veinticuatro se sembró un olivo en la localidad habanera de Regla y, desde ese entonces, se le llamó al Lugar, Colina Lenin. La tradición de recordarlo en hermoso tributo solidario, ha persistido cada año con renovado empeño. Continuará en el próximo minuto...

MUCHO SOBRE CINE. Conclusión. En cuanto a sucesos en el mundo del cine, mil novecientos veinticuatro se prodigó. Fue el año de la fundación de la Metro-Goldwyn-Meyer, luego de la unión de tres pequeños estudios en el Hollywood de la década del veinte. El talentoso y nada tímido para los negocios, Disney, produjo Alicia en el País de las Maravillas, filme que constituyó el pionero de una serie de animados. Buster Keaton, el cómico más serio y triste del mundo, arrebató a sus seguidores con la cinta El navegante; y nació para la pantalla grande una diva de todos los tiempos: la enigmática sueca Greta Garbo. Sin embargo, fue un perro el que llevó al paroxismo al público: el pastor alemán Rin Tin Tin, descubierto por Lee Duncan en una trinchera durante la primera conflagración mundial. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

1925

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS VEINTICINCO. En La Habana convulsa de la segunda década del siglo, mil novecientos veinticinco marcó la fundación del Primer Partido Comunista de Cuba, organizado por Julio Antonio Mella y Carlos Baliño. De Baliño, es oportuno destacar su significación como enlace entre aquella juventud y José Martí, pues el anciano patriarca anduvo también en lides de fundador en el Partido Revolucionario Cubano. Ese año, además, Mella inició su famosa huelga de hambre, prolongada durante veintitrés días. Y en mil novecientos veinticinco nació un hombre modesto y bravo: Juan Vitalio Acuña Núñez, el Vilo de la guerrilla del Che, en Bolivia. En la tierra andina, una traición facilitó la masacre en aguas del Río Grande, donde murieron ocho valiosos combatientes. Continuará en el próximo minuto...

SAYAS CORTAS, NO. Conclusión. Si en Chicago cuatro años atrás se multó a las mujeres por usar sayas cortas, en mil novecientos veinticinco, en Italia, los obispos determinaron que no entraran a las iglesias, en reprimenda por la subida de los dobladillos. Otras féminas, sin embargo, lograron imponer su valía a fuerza de talento y no de tobillos al aire, por ejemplo, la bailarina negra Josephine Baker llegó de Norteamérica a triunfar en París. En tanto, Victoria Kent se erigió como la primera abogada en defender a un acusado, pues el ejercicio de enfrentar a un tribunal era solo competencia de hombres hasta entonces. En mil novecientos veinticinco la cámara alemana Leica fue un suceso para la composición de la fotografía, y el charlestón puso a bailar a los europeos con movimientos de arrebato. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris