Facebook Twitter Google +1     Admin

LA NUEVA COMUNICACIÓN SOCIAL

20100823022846-alexis.jpg

En la Universidad Bolivariana de Venezuela, una disciplina hoy alcance del pueblo. Experiencia en el municipio Miranda, aldea Juan C. Falcón.

ALEXIS GONZÁLEZ,
Periodista y profesor de la
Universidad Bolivariana de Venezuela.
Cortesía para Isla al Sur.

Todo comunicador social que se precie de ser revolucionario debe de alguna manera contribuir en el  proceso de transformación que ocurre en el país. Sobre todo en el área comunicacional, lógicamente como en todo proceso, se colaron individuos que lo que menos querían era que cambiase la comunicación social tradicional por un nuevo modelo que le diera participación a los excluidos por los gobiernos neo liberales que en este país gobernaron durante más de cuarenta años.

Soy un profesional ejemplo de esta educación excluyente. Me gradúe de bachiller en un colegio de sacerdotes católicos y de comunicador social en una universidad católica, esto lo traigo a colación porque el sistema educativo imperante cerraba toda oportunidad de estudio a aquellas personas que no tenían las posibilidades económicas para seguir aprendiendo. Los pobres no podían estudiar en unas universidades que se fueron poniendo al servicio de las clases pudientes valiéndose de un sistema educativo neo-liberal.

Provengo de una familia de luchadores sociales que desde muy jóvenes siempre han batallado por lograr cambios sociales en nuestro país. Es por eso cuando se me presentó la oportunidad de compartir mis conocimientos, adquiridos durante mucho tiempo como comunicador popular, sentí una gran alegría al pasar a formar parte de  la Misión Sucre  y,  por su puesto, a ser factor importante en la consolidación de la Universidad Bolivariana de Venezuela en la aldea Juan C. Falcón, de Coro.

No es fácil tratar con personas que estuvieron muchísimos años fuera de la educación formal y no va a ser hasta la llegada del gobierno revolucionario del presidente Hugo Chávez que se comienza un proceso educativo con las misiones y el asesoramiento del gobierno cubano del Comandante Fidel Castro. El primer día de clase de entrada noté algo que me llamó la  atención: por qué tan pocos alumnos en una carrera de alta demanda en otras universidades. Investigando supe que más del 80% de los que  se quedaron provenían de las misiones.

Los alumnos provenientes de las misiones tenían una claridad de que era la Universidad Bolivariana y lo que para ellos representaba  y no creyeron en la campaña que contra ella desataron los grandes medios de comunicación del país con el beneplácito de las grandes universidades, acerca de que  los títulos iban a ser ilegales.

La nueva comunicación social de la Venezuela bolivariana que imparte la Misión Sucre está enmarcada en el proyecto educativo  Simón Bolívar. La universidad tiene muchos enemigos. incluso dentro del proceso revolucionario, una colega me decía que las personas con alguna discapacidad física o capacidad especial no podía recibir un título de comunicador social, porque no estaba, según ella, en capacidad  de poder transmitir una información veraz y  objetiva. A la colega se le olvidaba que este es un gobierno con una educación incluyente donde, además, se aprobó en la Asamblea Nacional la ley para personas con discapacidad física.
    
En parte de  mi experiencia profesional  como profesor de la cátedra de Radio, le preguntaba a mis alumnos que si un tartamudo o tartamuda podría trabajar en una radio y la respuesta de la mayoría,  influenciados por la vieja comunicación social neo-liberal, fue que no podía trabajar.  Qué equivocados están. En un país con un gran déficit de guionistas y productores de una buena radio estas personas bien podrían cumplir esa función, no necesariamente detrás del micrófono, pero sí en otros puestos estratégicos.

Por eso insisto en la importancia del trabajo mancomunado entre la Universidad Bolivariana, los medios alternativos y comunitarios. La integración entre estos actores hace que un país sea cada vez más grande, pero para eso es necesario formar a un nuevo profesional, sobre todo solidario, en la preparación y formación de este nuevo ser. Es necesario inculcar el amor por la patria, el sentido de pertenencia y la hermandad latinoamericana. 

Mis vivencias con los alumnos, me permiten conocerme más y  cómo nosotros, formadores de un nuevo ser social, podemos contribuir en la transformación de un mundo mejor.

Ese gran maestro de la comunicación social, el profesor López  Vigil,  decía en un taller que tuve la oportunidad de participar en octubre 2006 en  la ciudad  de  Barquisimeto, que  la mejor radio era la que se hacía dándole participación a la comunidad, pero preparándola a la hora de  hacer una buena programación.

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris