Facebook Twitter Google +1     Admin

ABRIR CAMINO A UNA CIENCIA

20111109124355-heidi.jpg

A pesar de los planes del país por fomentar las carreras del perfil científico, la Astrofísica no está comprendida en los estudios superiores.

HEIDI GARCÍA CAÑIZARES,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Luego de seis años de la visita de una comisión patrocinada por la Unión Astronómica Internacional (UAI) y auspiciada por el Instituto de Geofísica y Astronomía (IGA) de la capital, que recomendó desarrollar la Astronomía en las universidades cubanas, la docencia de esta rama de la ciencia es todavía una utopía en la Isla.

La Astronomía se ocupa de los cuerpos celestes del Universo, incluidos los planetas y sus satélites, los cometas, asteroides, estrellas, la materia interestelar y las galaxias.

“El desarrollo de esta ciencia en el país no está como yo quisiera, aunque en el IGA, en el Instituto de Cibernética, Matemática y Física del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y en la Universidad Central de Las Villas, donde existe un Departamento de Cosmología, hay un gran desarrollo, principalmente en la parte teórica”, asegura el Doctor en Ciencias y astrónomo Oscar Álvarez, del CITMA.

Según un reporte al Comité Ejecutivo de la Unión Astronómica Internacional, redactado por el astrónomo John Hearnshaw, de Nueva Zelanda, y la investigadora y astrónoma mexicana Julieta Fierro, la Astronomía cubana se debe desarrollar en varias universidades y tener más impulso en el IGA; ello traería un mayor flujo de jóvenes a la ciencia y formaría investigadores y técnicos nuevos para el IGA que requiere incorporar nuevas ideas y métodos de investigación”.

“Si existiese la carrera de Astronomía, la hubiera escogido porque es lo que me apasiona”, afirma Rafael Benítez, estudiante del Proyecto de duodécimo grado en la Universidad de La Habana (UH) de la especialidad de Física, quien reconoció que para llegar a ella optó por la Licenciatura en Física.

“La Astronomía o Astrofísica debería ser una carrera universitaria, ya que el país necesita avances en ese aspecto y personas que conozcan el tema a profundidad”, comenta Rafael.

“De existir esa especialización universitaria, no tendría que estudiar Física y hubiese entrado directamente a profundizar en Astronomía”, dice Lupe Wendier, estudiante de quinto año de Licenciatura en Física.

“Varias universidades del mundo con departamentos fuertes en Física han descubierto que la Astronomía es un vehículo ideal para atraer a alumnos talentosos hacia las áreas de la Física. Este no parece ser el caso de Cuba, ni siquiera en la gran Universidad de La Habana”, agregó el reporte.

En los últimos años el país ha realizado todas las acciones necesarias para fomentar la inclusión de la mayor cantidad de jóvenes a carreras de un perfil científico-técnico. Ejemplo de ello son la especialización de los Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas para estudiantes que opten solo por carreras de ciencia, así como el Proyecto de la UH, que forma a sus estudiantes desde duodécimo grado.

“En ninguna de las universidades cubanas la Astronomía ha figurado de manera prominente en el pasado. Esto es sorprendente, pues la educación científica se ha promovido de manera vigorosa en Cuba en todos los niveles educativos, y la Física es una disciplina que se enseña profusamente a nivel universitario”, manifestaron los astrónomos de la UAI en su visita a La Habana.

Aunque actualmente en la Facultad de Física de la UH no existen profesores dedicados al estudio de la Astronomía y que de esta especialidad solo se imparte un semestre en Física Contemporánea, el profesor Oscar Álvarez plantea que dicha carrera da una buena formación astronómica básica.

“Actualmente elaboro mi tesis de grado sobre Astronomía, pues a ello me dedicaré en el futuro. En Licenciatura en Física no se profundiza para nada en la Astronomía. Al finalizar la carrera me debo vincular a un centro y hacer luego la especialización, para poder llegar a ella”, manifestó Lupe Wendier.

Según Ramón E. Rodríguez Taboada, director del IGA, un factor fundamental que imposibilita el desarrollo de esta ciencia en Cuba es la falta de recursos y el equipamiento técnico, dadas las condiciones de la economía nacional.

“Me gusta la Astronomía porque es una rama de la Física a la que le queda mucho por descubrir e investigar y aunque todas las ramas de la Física se relacionan entre sí, la Astronomía, por todo lo que abarca, debería ser una rama de estudio específica en nuestro país. Si no fuera por la falta de recursos me inclinaría por esta especialización”, opina Jorge Beltrán, estudiante del Proyecto de 12 grado en la UH, de la especialidad de Física.

Cuba fue miembro de la UAI desde el año 1971 hasta principios de los noventa, y luego se reincorporó en el 2000 como integrante contribuyente; pero desde el 2003 se ha visto imposibilitada de pagar sus cuotas a la Unión, por lo que sus derechos en esta organización están suspendidos.

“La falta de entrenamiento astronómico en el nivel universitario ha traído como consecuencia que pocos alumnos tengan un doctorado en Astrofísica, lo que podría acarrear problemas para incrementar el número de investigadores del IGA y así frenar el desarrollo de esta ciencia con la imposibilidad de renovar la membresía a la UAI”, recalcó el reporte astronómico.

“Aunque no hemos conseguido que el Ministerio de Educación vuelva a incluir en sus planes la Astronomía, a raíz de la visita de la UAI a La Habana, se han incrementado las actividades con los astrónomos aficionados en el Museo Nacional de Historia Natural -continuó el doctor Álvarez-, y se logró un gran éxito con la inauguración en 2009 del nuevo planetario de la Habana Vieja”.

“No olvidamos que el medio académico en nuestras universidades es la cantera fundamental que garantizará nuestra continuidad, y es por ello que el IGA tiene como una de sus principales tareas para el futuro, consolidar su presencia en el medio académico promoviendo proyectos y cursos con impacto en el área de las investigaciones espaciales”, consideró Rodríguez Taboada.

Pie de foto: La falta de equipamiento es uno de los factores que han imposibilitado el desarrollo de esta ciencia en el país.

Ficha técnica:

Tema: La docencia de la Astronomía en Cuba.

Propósito: Indagar en las causas de la falta de preparación en el nivel universitario de esta rama de la ciencia.

Objetivos colaterales: Mostar la situación actual de la Astronomía cubana, indagar en el interés de los jóvenes por esta ciencia y reflejar la relación que existe entre Cuba y la Unión Astronómica Internacional.

Estrategia de fuentes: 

Fuente documental:
Reporte al Comité Ejecutivo de la Unión Astronómica Internacional, redactado por el astrónomo John Hearnshaw de Nueva Zelanda y por la investigadora y astrónoma mexicana Julieta Fierro (documental y especializada).

Especializadas:
Doctor en Ciencias y astrónomo Oscar Álvarez.
Ramón Rodríguez Taboada, Director del Instituto de Geofísica y Astronomía.

Directas:
Rafael Benítez y Jorge Beltrán, estudiantes del Proyecto de duodécimo grado en la Universidad de La Habana, en la especialidad de Física.
Lupe Wendier, estudiante de quinto año de Licenciatura en Física.

Soportes:

Hecho: Luego de seis años de la inspección a Cuba por parte de la UAI, la enseñanza de la Astronomía no se ha implementado en la Isla.

Contexto: En el panorama actual latinoamericano existen muchos países con un desarrollo considerable en Astronomía, del cual Cuba se queda más lejos; además, como miembro de la UAI, debe pagar unas cuotas que actualmente no se liquidan por falta de financiamientos.

Existen muchos estudiantes que se sienten atraídos por esa rama de la ciencia, que solo pueden acceder a ella a través de carreras científico-técnicas, al vincularse una vez graduados.

Antecedentes: En 2005 una comisión de la UAI visitó a Cuba para analizar el estado de la Astronomía cubana y dejó una serie de recomendaciones que incluían la estimulación de la formación de jóvenes astrónomos en la Isla como una forma de contribuir al mejoramiento de la situación en el país para así renovar la membresía a la organización.

Tipos de juicios:

Juicios sintéticos: Ramón Rodríguez Taboada, director del Instituto de Geofísica y Astronomía.

Juicios analíticos: Rafael Benítez y Jorge Beltrán, estudiantes del Proyecto de duodécimo grado en la Universidad de La Habana, en la especialidad de Física; Doctor en Ciencias y astrónomo Oscar Álvarez; Lupe Wendier, estudiante de quinto año de Licenciatura en Física; y el Reporte al Comité Ejecutivo de la Unión Astronómica Internacional.

Juicios de valor: Ofrecidos por Rafael Benítez y Jorge Beltrán, estudiantes del Proyecto de duodécimo grado en la Universidad de La Habana de la especialidad de Física, por el Doctor en Ciencias y astrónomo Oscar Álvarez, y Lupe Wendier, estudiante de quinto año de Licenciatura en Física.

Juicios disyuntivos: Brindados por el Doctor en Ciencias y astrónomo Oscar Álvarez, y Lupe Wendier, estudiante de quinto año de Licenciatura en Física, cuando se refieren a la preparación astronómica que se recibe en la Licenciatura en Física.

Proyecciones: El medio académico en las universidades cubanas es la cantera fundamental que garantizará la continuidad de los astrónomos actuales, y es por ello que el IGA tiene como una de sus principales tareas para el futuro, consolidar su presencia en el medio académico promoviendo proyectos y cursos con impacto en el área de las investigaciones espaciales.

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Cuándo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris