Facebook Twitter Google +1     Admin

ÁNGELES MARINOS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

20130102185939-dairon.jpg

 

Menos de la mitad de la población existente en 1960 de manatí antillano es preservada hoy en la región del Caribe. Desaparecerán casi 600 ejemplares en los próximos 40 años.

 

 

DAIRON IVÁN MIRANDA QUINTERO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

De una población de 14 000 manatíes en 1960 queda en la actualidad menos de la mitad de individuos adultos pertenecientes a la subespecie del Caribe (Trichechus manatus), declarada en peligro de extinción.

Maira Montoya, vicedirectora científica del Acuario Nacional, señala que un estudio de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (IUNC), pronostica una reducción de casi 600 ejemplares en los próximos 40 años, debido principalmente al progresivo calentamiento global.

«Están amenazados, además, por la caza furtiva, la degradación del entorno, la captura accidental por redes de pesca, la contaminación de las aguas y por la colisión con los barcos dado su poco desarrollo del sentido de la vista», comentó Roberto Acosta, Profesor Titular de la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana.

«Esta sirena del mar, vaca o ángel marino, es muy valorado por la piel, la grasa, los huesos y la carne, y no por lo más importante: su labor de mantenimiento del equilibrio ecológico en los ambientes donde habita, pues controla el crecimiento de plantas indeseables», agregó.

Mora en zonas bajas como manglares, en las desembocaduras de los ríos y en zonas costeras de aguas poco profundas y cálidas; carece de una gruesa capa de grasa aislante y es sensible a temperaturas inferiores a los 20 grados Celsius.

El manatí aparece como vulnerable en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en Cuba (UICN) y en la Convención Internacional de Especies Amenazadas (CITES), acuerdo puesto en vigor en 1975 que no permitió la extinción de ninguna de las especies acogidas desde su creación.

El manatí antillano vive hasta 60 años en un ambiente silvestre y la causa  de su longeva población es el bajo índice de natalidad, pues las hembras producen una cría cada dos o cinco años y retrasan la llegada de un nuevo período de reproducción.

Este animal es el mayor mamífero herbívoro del mundo y consume casi 45 kilogramos de 60 tipos de plantas acuáticas en el día, un 15 por ciento de su peso corporal, por lo que resulta difícil criarlo en cautiverio.

Cuba cuenta con dos reservas naturales de costa que proveen de refugios a los manatíes: la Reserva Natural de Punta Carta Sur, de Pinar del Río, y el Parque Nacional de Ciénaga de Zapata.

En 1909, la Gaceta Oficial de la República -con el Decreto Número 63/09- dictó la primera ley de protección al considerarlo una especie rara en peligro de extinción; hoy día su resguardo está recogido en el Artículo 51, acápite uno, inciso a), del Decreto Ley 164 del Reglamento de Pesca.
 
El nombre de este pariente cercano del elefante, animal terrestre más grande del planeta, tiene dos posibles orígenes: el idioma aruaco de los aborígenes cubanos y la introducción por los esclavos del término que recibe la especie en África (Mantí o Mandí).

Pie de foto: Manatí Antillano o del Caribe (Trichechus manatus).

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de QUÉ.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Interés colectivo.
Otros dos valores noticia: Proximidad o cercanía y Curiosidad.
Tipo de fuentes declaradas: No documentales, tradicionales, transitorias, primarias y directas.
Tipo de noticia: Búsqueda personal.

02/01/2013 11:59 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris