Facebook Twitter Google +1     Admin

HOMENAJE DE EX ALUMNOS A VETERANA PROFESORA RUSA

20130406151245-daniel.jpg

La octogenaria Sofía Kokuina laboró catorce años en el Centro Politécnico “Mártires de Girón”, ubicado en el municipio Playa.

Texto y foto:
DANIEL CHANIVECKY KOKUIN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Un grupo de técnicos cubanos en la especialidad de Química organizó el pasado 22 de diciembre (2012), Día del Educador, una sencilla aunque emotiva actividad  festiva en el Centro Politécnico “Mártires de Girón”, ubicado en el municipio Playa, al oeste de La Habana, para rendir tributo a quien fuera una de sus profesoras, la ingeniera soviética Sofía Kokuina.

El antiguo estudiante de la escuela, Manuel Espinosa, dio inicio al homenaje con la lectura de un breve discurso en el que agradeció a Kokuina su aporte a la preparación de sus discípulos cubanos durante catorce cursos escolares, de 1963 a 1977.

Seguidamente, Espinosa recitó unas décimas suyas dedicadas a la docente rusa que en 1962 acató de buena gana la orientación del Ministerio de Ciencias de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) de realizar una misión solidaria consistente en venir a Cuba a trabajar.

Luego, Sergio Crespo, otro de los pupilos de Kokuina, y quien llegara a ser vicepresidente del colectivo estudiantil en el centro entre 1971 y 1974, hizo uso de la palabra y recordó el gran sacrificio de la maestra a lo largo de más de una década por enseñar cada día más y mejor a aquellos jóvenes cubanos.

Al terminar de hablar Crespo, los veinticinco graduados de la escuela asistentes al encuentro le cantaron felicidades a la veterana antifascista y desearon que se mantenga saludable y alegre como hasta ahora, a pesar de tener ya 87 años.

Pero, ¿quién es la ex maestra Sofía Kokuina? Nació en 1925 en Ustig, remoto pueblo ubicado al este de Moscú, capital entonces de la URSS.

Siendo una alumna de preuniversitario se incorporó en 1942 a la Gran Guerra Patria y participó en importantes batallas como la de Stalingrado, “hecho muy impactante que fue mi gran bautizo de fuego y me dio ánimo y energía para seguir en la lucha contra los enemigos de mi nación” según refiere.

Posterior a la conclusión en mayo de 1945 del conflicto bélico, se graduó de ingeniera química en 1949 y hasta 1962 fue trabajadora del Instituto Tecnológico de Química de Moscú.

Cuando todavía vivía en la capital rusa, fue condecorada en 1958 con la Orden al Mérito, “un gran momento, pues no creí haber realizado una labor tan exitosa y merecedora de esa importante condecoración”.

Ejercer el magisterio en “Mártires de Girón”, donde empieza en 1963, ”fue una experiencia inolvidable porque tuve la oportunidad de transmitir mis conocimientos a los necesitados de ellos, compartir con los jóvenes de un país hermano, enseñarles también a ser mejores personas cada día y dar mi pequeño aporte al desarrollo científico de la nación antillana”, recordó emocionada.

Según el historiador Antonio López, aún quedan otras dos veteranas de la Segunda Guerra Mundial en Cuba, Nadiezda Rumianva y Nina Zuborva, participantes también en la batalla de Stalingrado y residentes en La Habana, como Sofía.

Pie de foto: La ingeniera química Sofía Kokuina.

Ficha técnica:

Tipo de título: Noticioso.
Tipo de lead: Sumario de Quién.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Actualidad.
Otros dos valores noticia: Proximidad, Interés colectivo.
Tipo de noticia: Ligera, blanda, simple, directa.
Fuentes: Sofía Kokuina (no documental, tradicional, primaria, permanente, directa), Antonio López (no documental, tradicional, primaria, permanente, directa).



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris