Facebook Twitter Google +1     Admin

PANORAMA DE UNA VERDE ENSEÑANZA

20130724161503-janelle.jpg

El Máster en Ciencias Eddy López ofrece criterios sobre las condiciones de la educación ambiental en Cuba y los logros y obstáculos a los que se enfrenta.

Texto y foto:
JANELLE PUMARIEGA SANTANA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) pone en práctica, desde 1997, la Estrategia Nacional de Educación Ambiental (ENEA), la cual está encaminada a crear una conciencia colectiva en cuanto a la protección y uso adecuado de los recursos naturales.

Pero, ¿cómo se desarrolla este tipo de educación en la Isla hoy día? ¿Cómo actúa el CITMA ante las limitaciones financieras? ¿Qué recepción tienen en las masas las propagandas ambientalistas de los medios de comunicación? Eddy López, especialista del Centro de Información, Gestión y Educación Ambiental (CIGEA), responde a estas interrogantes.

-Uno de los primeros problemas que puntualiza

la ENEA es la escasez de recursos. Ante las

limitaciones financieras, ¿qué alternativas

aplica el CITMA para beneficiar la

educación ambiental en el país?

La mayoría de los fondos destinados a la educación ambiental el CITMA los obtiene mediante acuerdos internacionales, auspiciados por las Naciones Unidas. Además, nuestro Ministerio dicta la política de medio ambiente a todos los organismos, donde se establece que estos deben destinar parte de su presupuesto anual a dicho propósito.

-¿Y es, a su juicio, correcta la utilización de

ese presupuesto por parte de las entidades?

Bueno, en muchos casos hay instituciones que no tienen claro cómo desarrollar el proceso y utilizan los fondos solamente para financiar cursos de capacitación de trabajadores.

-Lo cual es muy importante, pero…

También podrían realizar, por ejemplo, divulgaciones e intercambios, aprovechando la informática y las redes; encuentros que comprendan a todo el personal y no a uno o dos empleados, así como investigaciones para mejorar su actividad en función del cuidado del entorno.

-¿Constituye la modificación de la

Ley Tributaria Cubana una forma de

financiamiento para la educación ambiental?

Sí, porque concibe la aplicación de impuestos por la explotación de bahías, playas, flora y fauna, entre otros recursos naturales. Los ingresos pueden ser redistribuidos para nuestros programas.

-La labor del Ministerio de Educación es

decisiva en el desarrollo de dicha cultura en los

estudiantes. ¿Cómo usted califica este trabajo?

Hay un avance. Antes el tema se tocaba muy someramente y hoy podemos ver que en nuestras escuelas se han puesto en práctica programas como el de Ahorro de Energía, que inculcan, desde edades tempranas, la necesidad de proteger los recursos. Resulta igualmente notorio mencionar las clases de Universidad para Todos que abordan esta materia. Sin embargo, existen dificultades con la preparación de profesores y la reproducción de la base material de estudio. Por tanto, el trabajo debe continuarse perfeccionando.  

-¿Qué opina acerca de la divulgación

de los temas ambientales en los

medios de comunicación masiva?

Estos temas se divulgan, pero muchas veces el mensaje no se transmite bien.

-¿Puede poner un ejemplo?

Hay un spot de una muchacha que camina por la playa, arroja una lata al mar y un delfín se la devuelve. ¿Cuál fue el destino final de la lata? El material deja incertidumbre, aunque esté hecho con buenas intenciones.

-Es necesaria una mejor coordinación entre

el realizador y la fuente de información.

Definitivamente.

-El CITMA y el Instituto Cubano de Radio

y Televisión, desarrollan, precisamente,

un estudio para ver cómo repercuten

estos mensajes en el pueblo.

Y ya hay resultados: el primer sondeo, que se realizó en La Habana, mostró que la televisión es el medio más consumido, pero no el que ofrece la información más elaborada. La población recepciona un concepto de medio ambiente en el que se incluyen solo los elementos naturales y al hombre, como centro, haciendo uso de ellos en su beneficio. Se omiten las dimensiones social y económica. En resumen, a partir de ese concepto fundamental, hay muchísimos aspectos más que la población no tiene bien claros.

-La ENEA apunta como otro de los

problemas la falta de interés de una

parte de las masas. ¿Es una

situación irreversible?

Por supuesto que no. Como hemos visto, existen vías eficaces para llegar a la conciencia de las personas. Mucho se ha logrado: fue el propio pueblo quien exigió que el tema de medio ambiente se tratara en los Lineamientos de la Política Económica y Social. Esto indica que hay que seguir trabajando.

24/07/2013 09:15 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris