Facebook Twitter Google +1     Admin

PASIÓN POR EL MOTOR

20140902150934-zulema.jpg

Los amantes del motociclismo en Cuba se dan cita semanalmente en la plazoleta La Piragua, en el Vedado.

ZULEMA SAMUEL DEL SOL,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Matchless, BSA, Norton, Triumph y una Harley-Davidson de 1937 -la más antigua de la Isla-, motores ingleses, norteamericanos y franceses al cuidado de hombres con chalecos de cuero, pañuelos a la cabeza y gafas contra el sol. Al ritmo de Queen y los Van Van se reúnen cada sábado a las cuatro de la tarde en La Piragua, cerca del Malecón Habanero, los aficionados al motociclismo que integran la Peña Amigos de Fangio.

El primero de julio del 2007 se funda esta asociación sin fines de lucro, representante de los amantes del automovilismo y el motociclismo clásico y antiguo de Cuba, sin distinción de clubes, región o escuderías, como se describe en su sitio web.

“En el  aniversario 49 del secuestro del ganador y corredor argentino de Fórmula 1, Juan Manuel Fangio, por los jóvenes del Movimiento Revolucionario 26 de Julio, un grupo de motoristas se aglutinan bajo el nombre de quien se catalogó “amigo de los secuestradores””, relató Onelio García Pérez, promotor cultural de la peña, al recordar los sucesos del fallido debut del deportista en el II Grand Prinx de Cuba.

Esta sociedad, presidida por Lorenzo Verdecía Espinosa, coordinador además de la Escudería de Autos de Época La Macorina, se vincula al Latin American Motorcycle Association (LAMA), la Motos Clásicas de Cuba (MOCLAC), la Escudería de Motores Clásicos Ingleses de La Habana (EMICCH) y otros clubes diseminados a lo largo del país, aseveró  García Pérez.

Son varias las actividades que, en colaboración con esas organizaciones, el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), y la Federación Cubana de Motociclismo (FCM), realizan los integrantes de la peña: las carreras de inicio y cierre del verano por las calle 23 y avenidas aledañas a la Habana Vieja, concursos de elegancia y habilidades sobre el vehículo, exposición permanente de losas de cerámica Circuito de la Fama, en homenaje a artistas, deportistas y personalidades de la Isla asociados al deporte del motor, entre otros, afirmaron Pérez y José Peón, jefe de la Comisión de Motociclismo del INDER para La Habana y presidente de la Unión Latinoamericana de Motociclismo en el área de velocidad.

“La organización ampara desde el 2008 el programa permanente Motociclismo Sustentable Cubano (MSC), orientado a la protección del medio ambiente a través de actividades a nivel de clubes y el apoyo a proyectos comunitarios como Acualina, a partir del primer recorrido ambientalista en motocicletas desde el “pulmón” de la ciudad hasta la Piragua”, declaró Pérez en el 2010.

Los Amigos de Fangio también se unen cada tercer domingo de junio, Día Internacional de los Padres para una tradición. Desde 1991 los motociclistas realizan por esta fecha la peregrinación hacia el Panteón Naturales de Ortigueira, en el Cementerio de Colón, donde descansan los restos de José Lorenzo, mecánico de Harley Davidson y otras marcas, llamado Pepe Milésina por su precisión en la labor automotriz, como se cuenta en el libro de Onelio García, Motores Clásicos en Cuba.

Al terminar la Peña, alrededor de las ocho de la noche, las motos se retiran a más 60 km/h, presumiendo estampas, carrocerías recién chapisteadas, o un pulido “de envidia”. Recorren sedientas los predios del Malecón.

 

02/09/2014 08:09 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris