Facebook Twitter Google +1     Admin

LA NOVIA CADÁVER: INGENIOSO FILME ANIMADO

20140926210403-laidys.jpg

LAYDIS SOLER MILANÉS,
estudiante de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Una película ingeniosa, al estilo gótico, colores sombríos e historia sencilla, es La novia cadáver, animado del 2005 dirigido por el norteamericano Tim Burton, uno de los diez magníficos del cine contemporáneo.

El largometraje de 75 minutos, nominado al Óscar como mejor filme de animación, narra la trama del torpe e indeciso Víctor, un joven forzado por sus padres a casarse con Victoria. Sin embargo, mientras él ensaya los votos nupciales en el bosque, reavivará por accidente al cadáver de Emily, una muchacha asesinada hace años en ese lugar, que le exigirá matrimonio para cerrar una maldición. Este guión de John August, Caroline Thompson y Pamela Petter logra hacer una buena adaptación al cine de un cuento ruso-judío del siglo XXI con similar historia.

Burton utiliza la parada de imagen, técnica más conocida por stop motion, para dar vida al relato. Consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos, como muñecos de plastilina similares a marionetas, al usar una serie de fotografías sucesivas.

El director de cine creó, ayudado por el dibujante español Carlos Grangel y un equipo de diseñadores, más de 60 personajes con características diferentes. También se las ingenió para que mediante la expresión de sus rostros puedan comunicar al público sentimientos como tristeza, alegría y dolor.

Johnny Depp, Emily Watson y Helena Bonhan Carter, actores recurrentes en las obras del cineasta, fueron los encargados de dar voz a los protagonistas Víctor, Victoria y Emily, respectivamente, quienes son físicamente parecidos a ellos.

Otras películas del director, como Pesadilla antes de navidad, utilizan stop motion. Sin embargo, La novia cadáver se distingue por los contrastes de colores, porque irónicamente, convierte al mundo de los vivos en un pálido y triste escenario, donde abundan los negros y los grises, mientras dibuja el inframundo con pigmentos rojos y verdes, para presentarlo como un lugar alegre.

La escenografía, realizada en sets en miniatura. Está basada en la época victoriana del siglo XIX, al igual que el vestuario. Burton logra una ambientación e iluminación que llevan al espectador a sentir empatía por los personajes y sus vivencias mediante matices de oscuridad y luz.

Paisajes lúgubres, árboles torcidos y mariposas, elementos representativos de los filmes de Burton, están presentes en la obra. Además, Víctor es el clásico protagonista burtoniano de grandes ojeras, antisocial, tímido, alto, estilizado, de extremidades finas y alargadas. Estos detalles le aportan el sello del autor al largometraje.

Danny Elfman, compositor estadounidense, realizó la banda sonora. Las canciones, lejos de ser un adorno caprichoso, conforman una herramienta para narrar la historia. Destacan According to plan, tema inicial del filme, y The remains of the day, con ritmo de jazz.

La película animada no es recomendable para niños, pues aborda de forma directa a la muerte y presenta personajes terroríficos para los más pequeños. Es una producción realizada para el disfrute de adultos y adolescentes que prefieren una oferta fílmica novedosa en cuanto a buena música y animación inteligente. Constituye una propuesta entretenida con tonos de humor e ironía.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris