Facebook Twitter Google +1     Admin

TUMBA CATUMBA

20141227141246-walkiria.jpg

WALKIRIA JUANES SÁNCHEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Una cuenta regresiva abre las puertas al tumba catumba, delante del espectador comienza el sueño de todos los niños. Un escenario, música, talento, pero más que nada alegría, esa que nace cuando le damos paso a la inocencia.

Los niños de La Colmenita y de la Escuela de Música Manuel Saumell, convirtieron el video clip de Acompáñame, canción del dúo cubano Buena Fe, en uno de los temas más populares de su último disco, Dial.

Estrenado en el proyecto Lucas, y escrito, producido y dirigido por el prestigioso realizador cubano, Ian Padrón, el audiovisual conserva la voz de Israel Rojas –compositor e intérprete del tema musical– que a través de un doblaje muy bien sincronizado, logró construir una historia sencilla, pero meticulosamente coherente.

La correspondencia lograda entre los argumentos del video y la canción es admirable. Los detalles de la escenografía, en la que todos los aparatos son manejados por niños, otorgan credibilidad a la trama. Igualmente resalta lo típicamente cubano y coloca a estos príncipes enanos como reyes de su propio dominio.

Haciendo énfasis en la sensibilidad humana, la lírica invita a compartir, a formar lazos de unión y a abrir los corazones a nuevas oportunidades. Así, las imágenes de esas personitas precoces transmiten un mensaje que, lejos de restar complejidad al texto, universalizan su contenido, para que la edad no sea barrera, sino mediadora de la interpretación personal.  

En las últimas escenas se fusionan dos mundos, los verdaderos artistas ocupan el lugar que les corresponde, y comparten escenario con su futuro relevo.

Aunque al final todo resulte ficticio, deja clara la postura del realizador que, en defensa del derecho que tienen las niñas y los niños de gozar de una infancia sana, invita a los adultos a reflexionar sobre el lugar que corresponde a los más pequeños, y a no subestimarlos.

La fotografía, a cargo de Ángel Alderete, es una secuencia de imágenes bien posicionadas, virtud que enriquece la organización en la pantalla para que todo tenga un significado. Apoyándose en la edición, a cargo de Pepito Lemuel, y en los cambios rápidos de un plano a otro, logra dar ritmo a lo visual y mezclarse, homogéneamente, con la música.   

La iluminación del teatro Miramar, en el habanero municipio Playa, donde se desarrollan la mayoría de las tomas, el contraste entre colores vivos y el uso de la contraluz, engrandecen los planos, les dan volumen, así crean una sensación de multitud y transmiten la típica idea que el ser humano tiene de diversión.

Calidad del guión, buena edición, excelente fotografía, correspondencia entre música, letra e imagen, son algunas de las cualidades que engrandecen este video clip. Más allá de vender un producto o popularizar una canción, refuerza el contenido de Acompáñame y comunica un mensaje, virtudes que debe tener todo buen audiovisual.

Es necesidad superarse en este campo con cada realización, el público es cada vez más exigente en materia de los valores y principios que se transmiten a través de lo que está pensado para entretener, aunque, por falta de información, muchas veces no comprende por qué se aceptan en la televisión algunos clips y otros no.

Con la muerte de Rufo Caballero, “El caballete de Lucas”, los cubanos perdimos un espacio donde se analizaban los videos nacionales más populares, y que eran consumidos por todos los públicos. Retomar una iniciativa como esta es imprescindible, pues la crítica anónima no educa a los espectadores ni mejora la realización de estos materiales. Acaso, ¿lo malo no merece criticarse?

Pie de foto: La presentación del video clip Acompáñame, del dúo cubano Buena Fe, insinúa parte del contenido del audiovisual, que sorprende por la calidad de la actuación de los niños de La Colmenita y de la Escuela de Música Manuel Saumell.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris