Facebook Twitter Google +1     Admin

REALIDAD EN MEDIO DE FICCIÓN

20150203131836-cynthia.jpg

En el libro Novela de Andrés Choz confluyen las historias reales de este personaje, con las vivencias ficticias del Hermano Ons.

Texto y foto:
CINTHYA GARCÍA CASAÑAS,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

"La última luz se escurría por la arboleda acuchillando las sombras, palpitaba el frescor del anochecer entre alientos postreros de canícula". Con solo leer la frase anterior, bien podría parecernos que "Novela de Andrés Choz" roza los límites de la lírica.

La aseveración no es del todo desatinada, pero los constantes cambios de tono y ritmo narrativo consiguen destacar un ambiente, en el cual se desdibujan las fronteras entre realidad y ficción, a merced de varios recursos linguoestilísticos.

Su autor, José María Merino (5 de marzo de 1941, La Coruña -), es uno de los escritores españoles más importantes del último cuarto del siglo XX. Tiene preferencia por los temas ficticios, la unión de lo real y lo fantástico. Esta novela fue la primera que lo dio a conocer.

Galardonada con el Premio Novelas y Cuentos en 1976, y reeditada en el año 1993 por Alfaguara, la narración nos sitúa en los últimos meses de vida de Andrés Choz, un hombre maduro al que han diagnosticado cáncer terminal. Ante esta situación, se recluye en un pueblo gallego a culminar uno de sus proyectos inacabados.

Mientras va escribiendo capítulos de la novela de ciencia ficción que comenzó varias décadas atrás, vive el día a día del lugar, rememora su pasado, añora a su mujer fallecida, conoce a una pareja que ha ido allí a pasar el verano, y rompe su aislamiento.

El viejo proyecto narrativo de Andrés Choz es la historia de un extraterrestre, "El Hermano Ons",  náufrago en la Tierra que, convertido en perro, observa las relaciones entre los humanos y termina contagiándose con sus vidas antes tomadas por triviales.

El estilo de Merino, en “Novela de Andrés Choz”, supone una mezcla. En los doce capítulos se intercalan con absoluta naturalidad, narraciones en tercera persona, extractos de cartas, secuencias extraídas de obras teatrales y cambios en el personaje protagónico.

El contexto en que se ubica la novela también es importante. La trama se desarrolla en la década de 1970, cuando se sufría en España la decadencia del franquismo. Merino refleja la vida cotidiana del hombre español, mediante la utilización de símbolos.

Existe una estrecha identificación entre la escritura de Merino y la de Andrés Choz. El primero definió los conflictos de su novela como una narración "metafictiva en la que se enlaza un nivel de ficción dentro de otro". Choz, por su parte, comenta sobre el proceso de la novela que está construyendo a su amigo Gordo.

"Estos comentarios son autorreflexivos: las observaciones que Choz hace sobre las dificultades de componer su Novela del Hermano Ons, reflejan las que enfrentó Merino al escribir el suyo, Novela de Andrés Choz”, según plantea el investigador español Alberto Encinar, en el libro Aproximaciones críticas a la narrativa de José María Merino.

El paralelismo, en ocasiones momentáneo, entre la mera narración imaginaria y la ciencia ficción, es una de las pistas que nos deja Merino. A veces el autor cae en su propia trampa, quizás por el enorme peso de la subjetividad, quizás porque Andrés Choz es solo una prolongación del propio Merino.

Pie de foto: “Novela de Andrés Choz” es una mezcla de estilos entre realidad y ficción.

03/02/2015 06:18 islalsur #. Libros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris