Facebook Twitter Google +1     Admin

NUESTRO LIBRO MÁS VALIOSO

20150501075252-alejandro.jpg

La Tarifa General de Precios de Medicinas, a pesar de ya no ser el más antiguo impreso cubano, mantiene un valor histórico y científico que lo hacen único.

ALEJANDRO BENÍTEZ GUERRA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El único ejemplar existente de la Tarifa General de Precios de Medicinas, creada en 1723 y hasta hace poco considerada el primer impreso realizado en Cuba, se encuentra en la Sección de Libros Raros y Valiosos de la Biblioteca Nacional José Martí (BNJM), aclaró la especialista en Fondo Raro e investigadora de la institución, Olga Vega García.

Hace dos años se encontró en Madrid un folleto cubano de 1722, anterior a la Tarifa, aunque este hecho no le quita valor patrimonial, explicó Abel Molina Masías, especialista en Patrimonio Documental de la Oficina del Historiador de La Habana.

En una revista Opus Habana de junio de 2012, aparece un artículo firmado por el historiador y novelista belga Huib Billiet Adriaansen, donde expresa su hallazgo en la Biblioteca Nacional de Madrid de la Novena de San Agustín, impresa un año antes en el mismo taller de la tarifa.

Según el libro La imprenta en La Habana (1707–1830), Notas Bibliográficas, de J.T. Medina (Santiago de Chile, Imprenta Elzeviriana, 1904), el primer impresor que existió en la Isla, llegado a inicios de la década de 1720, fue el belga Carlos Habré, encargado de la reproducción de ambas obras.

“La Tarifa es única, pues recoge un fragmento de la historia de la medicina en Cuba, preparada por el Protomedicato de La Habana  -cuerpo técnico encargado de vigilar el ejercicio de las profesiones sanitarias, creado por España en el siglo XV-  y tiene un valor científico con el que no cuenta una novena (ejercicio de devoción cristiana) de pocas páginas”, opinó la licenciada Olga Vega.

La especialista agregó que “nadie es capaz de asegurar que no sigan  apareciendo cosas nuevas, no descarto la posibilidad de encontrar un Habré anterior en Cuba”.

En su libro La Imprenta en Cuba (Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1984), José G. Ricardo explica que la máquina empleada por Habré era seguramente belga o francesa, pues estaba hecha para imprimir textos en francés.

Ello se deduce de la ausencia en los documentos de la letra ñ, sustituida por una u con acentos propios del idioma francés, incluso diéresis.

La Tarifa, folleto de 28 páginas, tiene además el mérito histórico de llevar en la portada el primer grabado de un escudo puesto en el país sobre un documento impreso, con la salvedad de ser técnicamente incorrecto, pues no responde a los usados en la Isla durante la época.

La sección de Libros Raros y Valiosos de la BNJM, creada junto con la institución, recoge alrededor de 2 000 ejemplares impresos y algunos manuscritos de varias partes del mundo, hechos entre los siglos XV y XVIII, que por su valor y antigüedad pueden considerarse como Patrimonio, expresó Mabiel Hidalgo, especialista de la biblioteca.

Pie de Foto: La Tarifa General de Precios de Medicinas era hasta hace poco considerada el primer impreso hecho en Cuba.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Especial de Relieve.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato adicional.
Tipo de información: Pesada, compleja.
Tipo de fuentes: Directas, documentales.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros dos valores noticia: Interés colectivo. Proximidad o cercanía.

01/05/2015 00:52 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris