Facebook Twitter Google +1     Admin

CÁNCER: CAUSAS Y CONSECUENCIAS

20150912132110-karla.jpg

KARLA CASTILLO MORÉ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

No deja de ser sorprendente que el cáncer se haya convertido en la causa principal de muerte en Cuba. El lugar que ocupaban antes las enfermedades del sistema cardiocirculatorio es ahora de los padecimientos oncológicos.

A nivel mundial esta es una enfermedad que afecta a grandes partes de la población, pero en esta Isla ha aumentado el índice de pacientes diagnosticados. El año pasado en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR), ubicado en La Habana, se alcanzó la cifra record de 6 305 casos, que duplica a la mayor cantidad diagnosticada en iguales etapas anteriores.

¿Cuáles son los motivos del aumento de esta enfermedad? Sin duda, el hábito de fumar es una de las causas principales, sobre todo en el cáncer de pulmón. Pero de otros tipos de cáncer que afectan a personas no fumadoras, la raíz requiere de una investigación científica más profunda. ¿Será la dieta? ¿El uso de productos químicos en la agricultura? ¿Las transformaciones de los conceptos de higiene y salubridad? ¿El envejecimiento poblacional? O pudiera ser un poco de todo lo anterior.

Lo que si no deja de ser alarmante es el impacto que este tipo de enfermedad tiene en la familia cubana, la base principal de nuestra sociedad. Estos padecimientos son por lo general inhabilitantes del individuo, quien puede dejar de ser útil por largos periodos de tiempo y su cuidado arrastra también a otros miembros de la familia que deben dedicarle su apoyo. Si estas personas son socialmente activas y productivas dejan de serlo. Lo anterior, más el costo de medicamentos y tratamientos de alto valor, son un enorme peso para el presupuesto de la salud cubana.

El INOR da la impresión de ser superado por la cantidad de personas que son atendidas allí. Sus pasillos saturados de pacientes que asisten a consultas y tratamientos, entristece y sorprende. Cubanos de todas las edades son atendidos por el excelente personal, que en esa trinchera luchan por la salud del pueblo.

Detener el avance de estas enfermedades es un reto para el Estado cubano y su sistema de salud, que ha obtenido reconocimientos significativos en otros campos de la medicina. Ya se aquilatan algunos logros como una vacuna contra algunos canceres de pulmón y los avances científicos en la utilización del veneno del alacrán azul. También contamos con un Programa de Control Integral, que constituye un pilar fundamental en la prevención y tratamiento temprano. Esperemos que esto sea solo el alentador comienzo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris