Facebook Twitter Google +1     Admin

UNA JUVENTUD… ¿APEGADA A MARTÍ?

20160209041814-x-yusuam.jpg

La necesidad del salvaguardar la figura del Maestro como ejemplo en las nuevas generaciones es un hecho que se impone en la realidad cubana actual.

Texto y foto:

KIANAY PÉREZ-GONZÁLEZ,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

“El conocimiento de la historia en general dentro de la sociedad está pasando su mayor crisis, producto de la incorrecta aplicación de los métodos de enseñanza. Circunscribiéndonos a nuestra realidad, la pérdida de interés por el Héroe Nacional constituye un problema que aqueja a las nuevas generaciones. Un joven cubano que no siga las ideas del Apóstol está sufriendo una contradicción biológica, porque no es posible que su formación se de, debidamente, sin la presencia martiana”, afirmó Yusuam Palacios, Presidente del Movimiento Juvenil Martiano (MJM).

Sobre cómo descubrir más que enseñar al Maestro en los pinos nuevos, este joven estudioso de la obra del Apóstol, también director del Museo Fragua Martiana, opina que “Martí no es para imponer, sería una barbaridad. Los caminos para acercarse a él son variados, disímiles y nunca hijos de la repetición y la desidia de las biografías anquilosadas”.

­─Desde su posición, ¿cuáles son las mayores insatisfacciones de la juventud respecto a cómo se enseña la figura martiana? ¿A qué se debe esta situación?

“Se exalta demasiado a la figura martiana, no se enseña como ser humano, con virtudes, defectos, no se pueden mencionar elementos negativos del mismo, que como humano tuvo, esas son las principales críticas de los jóvenes en este sentido.

“El no conocer a Martí se debe a muchas razones, no se debe culpar a nuestro sistema educacional que sí tiene en el programa de los diferentes niveles de enseñanza su estudio. Ahora, el cómo se enseña, qué métodos se utilizan, ahí están las faltas. La motivación es fundamental  en el aprendizaje, y eso es posible cuando se llega a la esencia del héroe y se conecta con la realidad actual, cuando se muestra a este mártir desde el tejido espiritual del alma de la patria”.

Según Palacios, no es un delito decir que nuestro Héroe Nacional fue un enamorado, de la vida, de la mujer, de la belleza, que padeció de muchas enfermedades, que tuvo contradicciones con sus contemporáneos, viajó por el mundo, sufrió por un proceso de madurez política  y, paralelo a todo esto, hizo una revolución mal vista a los ojos de la sociedad de entonces: “No sé por qué el empeño en decir que son visiones negativas, si, aunque lo veneremos, Martí es  un hombre terrenal.”

─¿Qué hace falta para que el joven cubano convierta a Martí en esa presencia viva?

“Hace falta acercar muchísimo más a los jóvenes el estudio del Maestro, no se deben desdeñar las técnicas tradicionales, sino lograr esa sinergia entre los viejos y nuevos métodos de instrucción. Debemos ser capaces de presentarlo en toda su dimensión como contemporáneo, donde no descuidemos su condición de revolucionario, de ser humano, de hombre cercano a nosotros desde  sus propias vivencias, padecimientos y amores.

“En el contexto actual, el joven se deja llevar por el uso de las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones, ese podría ser un nuevo método de acercamiento para aprovechar en función del conocimiento; por otra parte, está el desarrollo en el seno familiar y social como sistema integrado, donde se debe abogar por llevar al joven a las fuentes de la historia, dígase museos o cualquier otra institución de esta índole.

“No debemos obviar, la formación del joven maestro, pero fundamentalmente allí, en el aula, donde tenga conciencia de la importancia que entraña, para el mejoramiento de la sociedad, transmitir el pensamiento y el sentimiento de un hombre como José Martí, deje frutos muy reconfortantes, y cuyo impacto en el alma de los que lo reciben perdure por mucho tiempo.”

“Se debe mostrar a Martí, como quiso ser mostrado cuando dijo: ‘Sé desaparecer, pero no desaparecerá mi pensamiento’, como un hombre de su tiempo que supo comprender el deber que tenía, lo asume y se extrapola a este tiempo también, con ese legado trascendental que fue su pensar.

─En ocasión del aniversario 160 del natalicio del Apóstol, usted expresó que constituye un imperativo pensar y obrar martianamente. ¿En qué centra esa necesidad para la formación de las nuevas generaciones?

“El máximo valor de la formación del hombre nuevo es colocar a Martí como epicentro de la batalla cultural cubana. Él es fundamental en la hora actual de nuestro país, de nuestra América y de nuestro mundo para que los pinos nuevos se formen, ideológicamente, como buenos ciudadanos, mujeres y hombres justos, dignos, cultos desde las características del proyecto socialista en Cuba.

“Es que este ícono da las herramientas, da las armas, nos brinda esa posibilidad de ser consecuentes, de vencer la crisis humanística que tanto nos azota; nos hace ser más patriotas, pues el Apóstol constituye la síntesis del pensador al enseñarnos a comprender gran parte de la cultura humana, espiritual y creativa”.

─El Movimiento Juvenil Martiano es una organización con nueva vida, mucho más fresca y atractiva, pero hace falta visibilizar más su actividad. ¿Qué acciones desarrolla como principal encargada de difundir la obra del Héroe Nacional en los jóvenes?

“Siguiendo esta línea, nos encontramos en plena jornada martiana, donde se desarrollarán los correspondientes desfiles de las antorchas, continuaremos con los proyectos de rutas históricas “Martí por Cuba”, encuentros intergeneracionales y los Seminarios Juveniles de Estudios Martianos, entre otras actividades que cuentan con la colaboración de la Unión de Jóvenes Comunistas, la Organización de Pioneros José Martí y la Federación Estudiantil Universitaria.”

─Ante el contexto actual, con el restablecimiento de las relaciones Cuba-Estados Unidos, ¿qué desafíos tiene por delante la juventud martiana?

“El principal reto es el de salvar la revolución soñada por Martí, que es salvar a su vez la identidad cubana por encima de todo, aún con el peligro inminente de colonización cultural de Cuba por el gobierno norteamericano. Para evitar que nos confundan y convenzan se hace necesario un mayor conocimiento de la historia cubana y de esas escenas martianas que describen la realidad norteamericana, los peligros y riesgos que conlleva.

“Promover el pensamiento antiimperialista que Martí legó no quiere decir que no pueda haber relaciones, porque el sentimiento nuestro no es antiestadounidense, ni antinorteamérica; sino anti pretensión imperial, anti colonización cultural, anti imposición del capitalismo. Es un reto de la juventud martiana colocar al Apóstol en estos debates, discusiones y no volcarnos al anexionismo, ni acoquinarnos en una esquina o acomodarnos ante la farsa que nos puedan ofrecer.”

─Como estudioso de la obra martiana, si estuviese el Maestro presente, qué cree le diría a las nuevas generaciones. ¿Qué esperaría Martí de la juventud?

“Martí nos diría que estudiemos, que nos cultivemos desde el conocimiento, que no perdamos la oportunidad de probar la savia de la libertad, que seamos consecuentes con el momento histórico, nos invitaría a salir al camino y creer, a luchar por lo que tenemos, a amar, a disfrutar y a contemplar la belleza del mundo.

“¿Qué esperamos de nosotros mismos? Seguir siendo jóvenes, vencer el enmudecimiento, ser capaces de sobreponernos a lo esquemático, seguir siendo dignos, revolucionarios, nuevos, cultos, promotores de las ideas socialistas en el mundo y la humanidad. Tenemos aún muchísimas reservas.”

Pie de foto: Yusuam Palacios, presidente del Movimiento Juvenil Martiano y director del Museo Fragua Martiana, asegura que el acercamiento de los jóvenes a la figura del Apóstol atraviesa una etapa difícil.

Ficha técnica:

Objetivo central: Debatir sobre el estado de interés de la juventud cubana de nuestros días respecto a la figura del Apóstol.

Objetivos colaterales: Concretar las causas y soluciones al problema.

Tipo de entrevista:

Por los participantes: Individual.

Por su estructura: Clásica de preguntas y respuestas.

Por su contenido: De Opinión

Por el canal que se obtuvo: Cara a cara

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de entrada: De cita textual.

Tipo de cuerpo: Clásica de preguntas y respuestas.

Tipo de preguntas declaradas:

─Desde su posición, ¿cuáles son las mayores insatisfacciones de la juventud respecto a cómo se enseña la figura martiana? ¿A qué se debe esta situación? (Abierta, de opinión).

─¿Qué hace falta para que el joven cubano convierta a Martí en esa presencia viva? (Abierta, de opinión, polémica).

─En ocasión del aniversario 160 del natalicio del Apóstol, usted expresó que constituye un imperativo pensar y obrar martianamente. ¿En qué centra esa necesidad para la formación de las nuevas generaciones? (De opinión, abierta).

─El Movimiento Juvenil Martiano es una organización con nueva vida, mucho más fresca y atractiva, pero hace falta visibilizar más su actividad. ¿Qué acciones desarrolla como principal encargada de difundir la obra del Héroe Nacional en los jóvenes? (Abierta, informativa).

─Ante el contexto actual, con el restablecimiento de las relaciones Cuba-Estados Unidos, ¿qué desafíos tiene por delante la juventud martiana? (De opinión, polémica).

─Como estudioso de la obra martiana, si estuviese el Maestro presente, qué cree le diría a las nuevas generaciones. ¿Qué esperaría Martí de la juventud? (Abierta, de opinión).

Tipo de conclusión: De opinión o comentario (del entrevistado).

Tipo de fuentes: Directa: Yusuam Palacios, Presidente del Movimiento Juvenil Martiano; Documentales: Ponencia “José Martí y el proyecto emancipador cubano”, de Enrique Ubieta; Conferencia “El legado de José Martí en el diálogo de generaciones”, por Armando Hart Dávalos; Documento del Consejo Nacional del Movimiento Juvenil Martiano “Con Martí, para todos los tiempos, la juventud cubana”.

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris