Facebook Twitter Google +1     Admin

CAPILLA SOBREVIVIENTE

20160918111843-rocio.jpg

Altar en la iglesia bayamesa de Nuestra Señora de los Dolores fue la única edificación que logró mantenerse en pie durante el incendio de la ciudad en 1869.

ROCÍO ISELL FERIA GINARTE,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

La única construcción que resistió el incendio de Bayamo el 12 de enero de 1869 cumple su aniversario 275 de fundada (2015). La Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, ubicada en la Catedral de la ciudad granmense, constituye una joya de la cultura cubana y un monumento misterioso.

La leyenda cuenta que es un misterio cómo en el incendio del poblado solo la capilla quedó erguida mientras que el resto de la catedral ardió.  “Se dice que solo la protección de un hijo puede amparar a una madre de las llamas como Jesús protegió a nuestra santa en aquella ocasión”, relató Ludín Fonseca Cedeño, historiador de la urbe.

También expresó que este sitio alberga innumerables historias que hacen del lugar un misterio, “por ejemplo, al comienzo de la obra en 1733 se trabajó un mural con pasajes bíblicos utilizando carboncillo, esta creación es considerada una de las pinturas más antiguas de Cuba aunque se desconoce su autor”.

Precisó, además, que en aquel entonces personalidades con influencia económica contrataron al ebanista Manuel del Socorro Rodríguez para hacer el altar de madera de cedro y laminarlo en oro: “Es de estilo barroco europeo y el toque cubano lo aporta el tallado de dos cestas con frutas. El techo está modelado con imágenes de ángeles en el centro, y a los lados la flora y fauna de Cuba”.

Originalmente, en el altar existieron tres camerinos: dos figuras religiosas a los costados cuya identidad y paradero son desconocidos, y Nuestra Señora de los Dolores al centro. Esta última imagen fue tallada por un artista italiano anónimo que tomó como modelo a la cuñada de Carlos Manuel de Céspedes para esculpir las manos y el rostro, recoge el texto Historia y Misterio de la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, del escritor florentino Michelli Paradicson.

Otro libro, Misterios de la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, de Juan Guevara, precisa que el patrono de la ciudad San Salvador de Bayamo estaba situado en un pedestal del templo. Fue extraído y enterrado en la finca de Francisco Vicente Aguilera por cuatro generales de la guerra de independencia al incendiarse la localidad. Cincuenta años más tarde, un campesino encontró una caja de plomo con el patrono dentro. Este fue restaurado y colocado en su lugar de origen y aún se conserva. A la imagen se le denomina “el Cristo con cara de indio”.

Nancy Lidia Cedeño, responsable de la pastoral de misión de la iglesia, afirmó que esta posee otros atributos como el Cristo Yacente a tamaño natural que desde 1867 es exhibido en las procesiones de Viernes Santo. “La pila bautismal con la que cristianaron a próceres de la historia bayamesa como Carlos Manuel de Céspedes, José Fornaris y Pedro Figueredo también está guardada en el lugar”.

A su vez, Cedeño añadió que la decoración del templo conserva los colores originales y solo han sido retocados en el 2005 por personal especializado del Vaticano, lo que hace de la edificación una joya de la arquitectura cubana.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Qué.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.

Tipo de fuentes: Directas y documentales.

Primer valor-noticia: Singularidad.

Otros dos valores-noticia: Actualidad. Interés colectivo.

18/09/2016 04:18 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris