Facebook Twitter Google +1     Admin

¿SOLO UN HISTORIADOR?

20170124135121-laura.jpg

Humberto Rodríguez Hernández, estudioso eminente y amante de la cultura, es una de las personalidades más destacadas del municipio matancero de Jagüey Grande.

Texto y foto:

LAURA FARIÑAS NARANJO,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Cuando le hablé sobre la entrevista no titubeó en decirme que sí. Llagué a su casa pasadas las nueve de la noche, pues tuvimos que aplazar varias veces el encuentro debido al ajetreo de su trabajo. “Dale, pasa, que ahora sí nada nos puede interrumpir”.

Humberto Rodríguez Hernández, historiador de Jagüey Grande, es muy popular en el pueblo. La mayoría lo conoce y él, a su vez, conoce a casi todos. A sus 65 años de edad y con el pelo ya cubierto de canas, descansa poco, siempre tiene algo que hacer, si no es en el museo o la emisora, en la Unión de Historiadores, alguna investigación en curso o una actividad a la que asistir: “Yo tengo vocación para investigar, es que falta mucho por averiguar, uno siente que sabe, pero, ¿cuántas cosas no se pueden aprender todos los días?

Humbertico el del museo, como popularmente se le dice, es una persona muy conversadora. Es difícil dialogar con él y no aprender algo nuevo, siempre tiene algún dato curioso que contar: que si el museo era antes la casa de Agustín Acosta, el segundo poeta nacional; que si en este lugar se alzaron los jagüeyenses en la época de la colonia o si en aquella esquina antes había un cuartel español; que si Fidel Castro estuvo en la biblioteca o que si el 24 de febrero de 1895 este fue uno de los pocos pueblos que logró alzarse.

Cuenta que le encanta trabajar con los niños y los adolescentes, por lo que dedicó casi diez años a la promoción cultural en la Organización de Pioneros José Martí: “Fue mi primera experiencia laboral y uno de los momentos más importantes de mi vida. La organización me preparó. Todavía comparto eventos con varios de los que fueron pioneros en esa época y que hoy son intelectuales y profesionales. Eso da una satisfacción tremenda.

“En una ocasión me encomendaron dirigir la emisora Radio Victoria de Girón, imagínate tú, yo que ni siquiera había visto una emisora por dentro. Las vueltas que da la vida: comencé sin saber casi nada de radio y ahora tengo tres programas y estoy vinculado a la Unión de Periodistas de Cuba”.

Comenta, además, que en el 2004 llegó al museo, y se nota en su rostro una mezcla de orgullo y felicidad. Comenzó a trabajar como director, luego en 2005 le asignaron el cargo de historiador y tuvo que desempeñar ambas funciones a la vez.

“El museo”, dice con una ligera nostalgia en su voz, “es algo entrañable, lo fuimos creando, y aunque ya mi oficina está de forma oficial en el gobierno, siento que todavía estoy ahí. Tengo de él un recuerdo tremendo y muchísimas anécdotas. En una ocasión, un escritor del municipio iba a realizar una tertulia literaria y yo tenía que presentarlo. Fue algo muy gracioso porque lo anuncié como Agustín Acosta, poeta ya fallecido, eso me causó una pena terrible, la gente no paraba de reír”.

Con mucha seguridad dice: “Ser el historiador me permite contribuir al mejoramiento del pueblo y de su patrimonio, investigar y conservar los hechos y acontecimientos que a lo largo de los años han definido la identidad del jagüeyense”.

Afirma que su mayor satisfacción es poder ayudar a las personas. Se despide con un afectuoso abrazo, no sin antes hacerme una invitación al “Patio de Agustín”, un espacio que tiene como objetivo reconocer a personas muy importantes que, por alguna dificultad física o de salud no son aptos para estar en las primeras líneas de trabajo y que en muchas ocasiones pasan inadvertidos: “Todos tienen una historia y un quehacer importante”.

Pie de foto: Humberto Rodríguez Hernández afirma que ser historiador le permite contribuir al mejoramiento del pueblo y su patrimonio, investigar y conservar los hechos y acontecimientos que a lo largo de los años han definido la identidad del jagüeyense.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris