Facebook Twitter Google +1     Admin

HOLDEN HERNÁNDEZ NO PIERDE TIEMPO

DALIA GONZÁLEZ DELGADO,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana

Ficha Técnica:

Tipo de entrevista por su contenido: De personalidad o biográfica.

Tipo de título: Con el nombre del entrevistado.

Tipo de entrada: De retrato.

Tipo de cuerpo: Clásico, de preguntas y respuestas.

Tipo de conclusión: De opinión del entrevistador.

Con apenas 22 años, Holden Hernández Carmenate logró en el 2006 terminar la tercera norma que le otorga el título de Gran Maestro (GM) de Ajedrez. Generalmente es un muchacho serio, callado, siempre pensando en el próximo torneo; aunque confiesa que le gusta bailar y salir con sus amigos. Escucha música, se come las uñas cuando está nervioso en una partida y adora a su Güines natal. El ajedrez lo apasiona, y a pesar de dedicarse a esa disciplina con toda la responsabilidad y entrega que requiere, no ha perdido la alegría de cualquier joven cubano.

¿Cómo fueron tus inicios en el Ajedrez?

Aprendí a mover las piezas a los cinco años. En quinto grado participé en las competencias inter escuela y ahí jugué un poco de partidas. Mi hermano iba todos los días a la Academia de aquí, de Güines, e incluso participaba en juegos Escolares Nacionales y yo a veces iba a verlo con mi papá en la moto. Cuando aquello tendría 10 años. A los 11, tal vez por el embullo de mi hermano, empecé a ir a la Academia, y empezó todo. Mi primer entrenador fue Dagoberto Díaz a quien le agradezco mucho, pero no solo a él; mucha gente me ha ayudado desde el principio. Además, siempre he tenido el apoyo de toda mi familia, en especial de mis padres.

¿Cuándo decidiste que ibas a ser ajedrecista?

Desde el principio fue para mí algo bastante serio. Participé en competencias provinciales, en juegos Escolares y Juveniles, pero siempre la escuela era lo más importante. Así que si se puede marcar un momento en el que decidí tomármelo realmente en serio fue hace como tres años cuando pedí licencia en la Universidad para dedicarme por entero a entrenar ajedrez. Entonces ya se volvió algo más profesional.

¿Con qué campeón del mundo te sientes más identificado?

He estudiado a todos lo campeones del mundo y los admiro porque en su época jugaban por encima del nivel de los demás. Quizás me gusten un poco más las partidas de Kasparov por afinidad con mi estilo, pero todos son geniales.

¿Cómo es tu entrenamiento?

Yo entreno solo. Dedico alrededor de 10 horas diaria para eso, aunque a veces cuando juego muchos torneos me pongo un poco vago y nada más entreno 5 ó 6. Eso es lo malo de jugar mucho, que pierdes el ritmo de entrenamiento.

¿Qué te gusta hacer además de jugar ajedrez?

Me gustan los juegos de computadora, el fútbol, correr, salir los fines de semana con mis amigos, tomar ron, jugar dominó, me gusta mucho bailar aunque no sé, escribo poesías...

Entrenando 10 horas diarias ¿cómo tienes tiempo para hacer tantas cosas?

Lo principal para eso es distribuir bien el tiempo. Si tú te levantas temprano y entrenas de 8 a 12 ya vas por cuatro; almuerzas y entrenas de 1 a 5: ya has estudiado ocho horas. Después puedes jugar algunas partidas, bañarte, comer, y así te va dando el tiempo para todo lo demás. Lo importante es tener la fuerza de voluntad para hacerlo, porque a veces sucede que yo no estudio 10 horas, o la mayoría de los ajedrecistas no lo hace y entonces le preguntas ¿qué han hecho con ese tiempo? ...igual se les va. Hay que saber aprovecharlo al máximo.

¿Qué otros deportes te gustan?

Además del ajedrez me gustan los deportes acuáticos, el fútbol... bueno,  realmente me gustan casi todos, aunque el que más oportunidad tengo de practicar es el fútbol porque necesita menos recursos.

Después de lograr hacerte Gran Maestro ¿cuál es tu próxima meta?

Mi meta fundamental ahora es llegar a 2 600 puntos de ELO para poder jugar el grupo Élite del Capablanca y ponerme detrás de Leinier y de Bruzón en el equipo Cuba.

Es una meta elevada. ¿Cómo te estás preparando para lograrlo?

Había perdido un poco el ritmo de entrenamiento, por lo que te decía antes de jugar muchos torneos. Ahora estoy tratando de adaptarme de nuevo y aumentando la intensidad, por eso pienso jugar menos que otros años y dedicarme más a entrenar. Esta meta puede demorar un poco en llegar, depende de la conciencia que logre hacer y del tiempo que le dedique a eso, es decir, entrenar de verdad, con toda la concentración que requiere.

¿Qué crees del  ajedrez en Cuba?

El ajedrez en Cuba últimamente tiene un gran auge. Se ha hecho más masivo y ahora hay muchos jugadores jóvenes que han subido el nivel. Yo creo que sí se puede hablar de un desarrollo del ajedrez cubano. Por ejemplo, en la próxima lista de ELO yo debo salir con 2 543 puntos; con esa cantidad normalmente estaría entre los primeros de Cuba y ahora con suerte seré el quinto. En los últimos años muchos jugadores se han hecho Grandes Maestros, Maestros Internacionales. Así que es claro que ha subido el nivel.

Aunque eres muy joven, ¿qué consejo puedes darles a los que lo son más que tú y quieren llegar a ser Grandes Maestros?

Para lograr hacerse Gran Maestro lo único que hay que hacer es entrenar, dedicarle tiempo y jugar mucho. Pero dedicarle tiempo con conciencia, períodos largos; no es suficiente con 2 ó 3 horas diarias. Si de verdad te esfuerzas al máximo lo logras seguro.

¿Qué es lo que más te gusta del ajedrez?

Jugar ajedrez me entretiene. Eso es algo que he logrado con el tiempo porque al principio era muy competitivo, lo que más me gustaba era ganar. Ahora trato de jugar más relajado y eso me ayuda porque tengo menos presión en las partidas, arriesgo más en las posiciones y lo disfruto sin pensar tanto en el resultado. Al final, si lo piensas bien, es solo un juego.

De no ser ajedrecista ¿qué te gustaría haber sido?

Si no fuera ajedrecista me gustaría tocar algún instrumento musical. Si te refieres a una profesión específica, quizás la Medicina.

Holden Hernández es, sobre todo, alguien muy voluntarioso, una persona que dedica el máximo esfuerzo a la profesión que escogió.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris