Facebook Twitter Google +1     Admin

LA MATANCERA DEL ORO

20080106163423-osleidys.jpg

Osleidys Menéndez, una campeona del presente y para el futuro cuyos triunfos no la han despojado de la sencillez.

SUSANA ALFONSO TAMAYO,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Anatomía fornida y carácter jaranero. Le gusta el color blanco, las ensaladas y desde pequeña prefiere el dulce de leche. Dedica su tiempo libre a oír música y jugar en la computadora. Aunque su deporte es el atletismo, disfruta del baloncesto. Así es Osleidys Menéndez Sáez, bicampeona mundial en el lanzamiento de la jabalina. Una mujer de "armas tomar" que actualmente se adiestra para los Juegos Olímpicos del 2008 en Beijing, China.

"La vida del deportista es mucho más que competir, implica sacrificio, entrega y demasiada voluntad. El 99 por ciento de mi tiempo lo dedico al deporte. Entreno de lunes a sábado y apenas me resta tiempo para mi familia. Ellos me entienden y apoyan. No niego que a veces nos es un poco difícil estar separados por tiempos prolongados, pero los resultados se convierten en la recompensa".

Esta joven ha obtenido todos los títulos mundiales juveniles durante su etapa de escolar. Se ha coronado como campeona en Mundiales Universitarios, Juegos de Buena Voluntad, Campeonatos Mundiales y Juegos Olímpicos. Además, cuenta con el respeto internacional y la admiración de su pueblo. Nada de esto ha hecho que Osleidys deje de ser la misma de siempre ni que desvalore a sus contrincantes en el terreno deportivo.

"Ante cada competencia doy lo mejor de mí. Nunca subestimo a ninguna de las competidoras, las considero como una rival de alto nivel porque no se sabe cuál será la próxima vencedora. Sé que cada una se ha preparado tanto como yo y sé también que nosotros, los deportistas, tenemos días buenos y días malos (como todas las personas) y eso influye grandemente a la hora de lanzar la jabalina: a veces el ánimo y el brazo te acompañan y otras no".

La lanzadora se recostó a la silla y sonriendo comenzó una historia: "Viene ahora a mi mente una curiosa experiencia que tuve en el juvenil de Sydney. En esa oportunidad el avión de Cuba llegó retrasado. Ni siquiera sabíamos que ese día era la competencia. Durante el camino al lugar de las clasificatorias el entrenador me aconsejó prepararme y me negué. Al llegar casi nos prohíben entrar. Ya en la pista no pude calentar por causa de aquel frío que me congelaba las piernas. Me aventuré y terminé cayéndome en la pista; pero clasifiqué".

-¿En qué piensa Osleidys al lanzar la jabalina?

Pienso en mi familia que espera de mí lo mejor, en no defraudar a mi entrenador y a los que me están viendo, mis amigos, vecinos, compañeros en el deporte a quienes represento en ese momento, en el pueblo de Cuba. Pienso, sobre todo, en sentirme bien conmigo misma, de lo contrario lo demás deja de contar.

Explicó, además, que es muy importante en un atleta no ser presionado durante la competencia. Ella prefiere apartarse y hacer una autoconciencia de todas las posibilidades: "En las Olimpiadas del 2004, en Atenas, influyó mucho en mi triunfo el no ser presionada".

-Muchos deportistas se han lesionado, incluso han visto tronchadas sus carreras. Tuvo usted esa experiencia recientemente, ¿cómo la enfrentó?

Por un momento me deprimí, pues es muy riesgoso cuando comienzan a aparecer las lesiones. Lo más importante es saber sobreponerse a ellas. Para eso es necesario el apoyo familiar, el de los amigos, entrenadores, médicos y en especial el esfuerzo propio y la voluntad de continuar adelante.

En el 2006 me lesioné la tibia, aún así participé en los Centroamericanos de Cartagena y obtuve medalla de plata. Más tarde, en el 2007, se sumó otra en el talón y a pesar de ello competí en los Panamericanos de Brasil, donde recibí una medalla de oro. Estas son las cosas que me hacen amar lo que hago: ver los resultados del trabajo.

-Con 28 años ya, ¿Osleydis no ha pensado en formar una nueva familia? ¿Por qué?

Actualmente ni siquiera tengo novio. Espero, no al hombre perfecto, pero sí al indicado, y eso puede ser más difícil que lanzar la jabalina. Además, cuando una decide casarse y establecerse vienen después los hijos y con ellos la responsabilidad de estar a su lado. Mi deseo es criarlos bien, dedicarles verdaderamente tiempo, eso es algo prácticamente imposible mientras tenga tantos eventos internacionales y horas de entrenamiento.

-¿Quiere decir, entonces, que no se puede ser atleta y madre a la vez?

No. La realidad es que la mujer deportista debe planificarse y ser muy cuidadosa con respecto a este delicado tema. No digo que no se pueda ser madre y atleta a la vez (de hecho, compañeras mías lo son), solo que es más aconsejable no serlo. Este es uno de los tantos sacrificios que las féminas debemos hacer, una de nuestras problemáticas.

-Este jueves se marcha rumbo a Guatemala a entrenar, posiblemente hasta marzo. ¿Cómo se siente al respecto?

Triste porque pasaré el fin de año lejos de los míos, de mi tierra. Por otra parte, estoy cumpliendo con mi deber, el de prepararme bien para obtener buenos resultados.

A pesar de las dificultades este es el camino que escogí y no me arrepiento, todo lo contrario, me enorgullezco de cuanto he hecho y no importa cuánto se ponga en juego si son buenos los resultados. Eso me hace sentir realizada y bien conmigo misma.

FICHA TÉCNICA:

Objetivo central: Lograr un acercamiento a Osleidys Menéndez.

Objetivos colaterales:

Más allá de conocer experiencias y opiniones de Osleydis, mostrar, tomándola como ejemplo, el esfuerzo y el sacrificio que hacen los deportistas para llegar a obtener al menos una medalla.

Otro objetivo es abordar un tema tan delicado como la maternidad en una atleta, destacando así el papel de la mujer en el deporte, a pesar de las disyuntivas a las que tiene que enfrentarse.

Otro fin de la entrevista es hacer un llamado al optimismo, no sólo a los deportistas (tomando como ejemplo la recuperación por parte de Osleidys de las lesiones), sino también a todos, pues siempre se pueden presentar lesiones, en su sentido simbólico, en nuestras vidas pero, como dijo la destacada atleta, lo importante es superarlas.

Tipo de entrevista:

Por su forma: Mixta

Por su contenido: De personalidad

Por el canal que se obtuvo: Encuentro directo

Tipo de título: De referencia al entrevistado

Tipo de entrada: De retrato

Tipo de conclusión: De opinión o comentario del entrevistado

Fuentes consultadas: Osleidys Menéndez, deportista especializada en el lanzamiento de la jabalina (Atletismo) quien ha obtenido numerosos títulos. Es una fuente directa.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris