Facebook Twitter Google +1     Admin

EL MUCHACHO DE TAMARINDO

20090414055849-xt.jpg

Hace más un mes un nuevo rostro nos llega desde el noticiero dominical televisivo, en la sección de temas internacionales. Estar ahí no fue fácil para Oliver Zamora, graduado de Comunicación Social, en la Universidad de La Habana.

JOEL PORTALES BARRIOS,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Se puede decir que es la misma historia de muchas personas del campo que vienen a estudiar a La Habana. Oliver Zamora nació en el pueblo de Tamarindo, en la provincia de Ciego de Ávila, con el precedente que ese era el pueblo de Eddy Martín, una gran figura de la televisión cubana, lo que de cierta forma constituyó un patrón.

Desde pequeño quiso ser periodista, "hay muchas personas que arriban al 12 grado y no saben qué quieren estudiar, eso yo siempre lo tuve claro, aunque el deseo se acentuó cuando estaba en la secundaria básica y empezó a transmitirse el noticiero del mediodía, conducido entonces por Julio Acanda".

-¿Cómo llegas a la carrera de Periodismo?

Mi entrada a la carrera fue un poco complicada. Realicé las pruebas de actitud y me otorgaron Historia del Arte, pues en la prueba de Matemática no obtuve buenas calificaciones. Esa carrera se estudiaba en Santiago de Cuba, donde no quería ir. Entonces vine para La Habana a "meter cabeza", como se dice en buen cubano, a ver si podía matricular en la Facultad de Artes y Letras y luego de un proceso angustioso del cual pensé que me iba a quedar sin nada, me llamaron del Ministerio de Educación Superior y me dijeron que ya no iba a estudiar Historia del Arte y me dieron la opción de estudiar Comunicación Social. Imagínate, no lo podía creer.

-Siendo muy joven te separas de la familia para a estudiar Periodismo en la capital. ¿Cuánto de sacrificio hubo en esa acción?

Yo estaba acostumbrado, debido a los tres años de preuniversitario, vine a La Habana, empecé a vivir todas las experiencias de los estudiantes de provincias que estudiamos una carrera universitaria, pero bueno, fue etapa muy bonita en la que uno se rodea de personas de su misma edad, con intereses parecidos. Esos cinco años me permitieron descubrir a la gran ciudad, enriquecerme culturalmente. No era el mismo intercambio cultural el que yo tenía en Ciego de Ávila que el de la ciudad. Pienso que esa es una etapa que hay que aprovechar, son años muy importantes, al igual que los primeros después de graduado.

-¿Una vez graduado qué hizo Oliver Zamora?

Yo quería ser realizador de cine. Cuando estaba finalizando la carrera, incluso, pensé en hacer una tesis sobre la documentalistica cubana de la década del 60, el tutor iba a ser Octavio Cortázar, pero llegó el llamado Proyecto Esperanza y me incorporé. Allí estuve nueve meses dando clases, por lo que no hice tesis. Cuando terminé, la opción que me ofrecieron fue realizar el servicio social en el Noticiero, y dentro de él los temas internacionales, que era lo que más me llamaba la atención y tuve la gran suerte de tener como tutor a Eduardo Dimas. En año y medio que trabajé en ese espacio gané un premio en el II Festival Nacional de Televisión, en la categoría de reportaje, lo cual fue un incentivo, pues siendo tan joven obtenía un importante galardón. Después me propusieron trabajar en la Mesa Redonda y me incorporé a ese colectivo. 

-¿Cuánto te aportó la tutoría del profesor Eduardo Dimas?

Fue una gran suerte conocerlo. En los primeros años de graduado es muy importante con quien te juntas, en qué paradigmas te ubicas, para guiarte. Él me enseñó que un analista político en temas internacionales no se hace leyendo cables, no basta con estar informado, no basta, incluso, con leer análisis que han hecho otras personas sobre determinado tema, la política es una ciencia, hay una teoría detrás de ella, todo un campo de conocimiento: hay que saber mucha historia, mucha teoría. Eso me lo enseñó él. Te lo puedo resumir: Eduardo Dimas es un ejemplo, tanto como persona como profesional y te soy sincero, dentro de los periodistas que abordan temas internacionales, es uno de los que más conocimientos posee, es un camino a seguir. Si me preguntan como quien quiero ser, respondería que como Dimas.     

-Eres uno de los pocos periodistas jóvenes que aborda  temas internacionales. ¿Por qué esta elección?

Yo creo que mi interés por la política viene de vocación, me atraen los temas internacionales como a otros les pueden gustar los culturales, los deportivos, saber lo que sucede en el mundo, lo que hay detrás de las noticias internacionales, los conflictos políticos, eso me apasiona.

-Los televidentes te conocen solo por la voz, ¿por qué no te presentas ante las cámaras?

Ante todo por miedo, yo le temía a la cámara, y hoy todavía le tengo respeto. Además, como mi trabajo lo realizo con imágenes de satélite, solo me valgo de la voz. Por otra parte, pienso que salir en cámara no debe ser la prioridad de un periodista. Ahora se me presentó trabajar en el Noticiero Dominical en la sección de temas internacionales, en vivo. Era una gran oportunidad que no podía rechazar y aunque el miedo me caló hasta los huesos, acepté la propuesta. La cosa no se trata de intimidarte porque miles de personas te estén viendo, sino que eso sea algo agradable  para ti, un incentivo para tu trabajo.

-¿Cuánto te aporta la vinculación directa con el colectivo de realización de la Mesa Redonda?

Desde el punto de vista profesional, mucho. Yo tengo que preparar varios trabajos según el tema a tratar en el día. Los especialistas que comparecen en la Mesa dominan los temas en cuestión, lo que me obliga a sistematizar todos los días para no quedar mal delante de ellos y del público televidente. 

-¿Cuál es el reto de la prensa cubana en la actualidad?

El mayor reto es estar a la altura de los tiempos y analizar qué puede aportarle al proyecto revolucionario. Reflejar a la Cuba de hoy y no cederle espacio a la prensa extranjera que lo hace casi siempre de una forma tergiversada.

-¿Un defecto de Oliver Zamora?

Ser un excedido, cuando tengo un amigo quiero ser el mejor amigo de esa persona, cuando tengo una novia, quiero ser el mejor novio. Quiero con mucha pasión y eso a veces me ha dolido mucho, puesto que no siempre te son igual de recíprocos. Yo creo que ese es el mayor defecto de Oliver Zamora: tengo que poner riendas a mis sentimientos. 

-Pero, pudiera considerarse una virtud...

Depende, siempre y cuando quieras a la persona adecuada, tanto a la mujer como al amigo. Puede ser una virtud. Digo que es un defecto porque sufro, pero al final me siento bien porque me pruebo a mi mismo como ser humano.

-Aspiraciones.

Terminar la maestría en Ciencias Políticas, comenzar  el doctorado en Relaciones Internacionales y seguir estudiando para considerarme un día uno de los mejores analistas en temas políticos. Quiero ser un profesional respetado, que cuando realice su trabajo sepa lo que está hablando y pueda defender lo que dice.

-¿Cuánto le debes al proceso revolucionario cubano?

Son varios factores los que me posibilitaron estar aquí. La revolución cubana es uno de esos factores, pero indiscutiblemente es el más importante, independientemente del apoyo que he recibido por parte de mi familia y de la voluntad que he tenido. La Revolución es muy incondicional a la hora de dar oportunidades, las cuales están para todo el mundo. Lo más importante consiste en saberlas aprovechar.

-¿Algún consejo para los jóvenes que se inician en el periodismo?

Se dice que la carrera de Periodismo es una carrera muy práctica, pero no se debe dejar detrás la Academia, no menospreciarla. Para un periodista es muy importante la cultura, prepararse todo los días y no solamente en el sector que atiende, sino en sentido general. Cuando se tiene una cultura vasta te posibilita tener una visión más amplia de todo. Hay que estudiar mucho, amar la carrera, respetarla y, sobre todo, ser valiente y consecuente con lo que se piensa.

Ficha Técnica:

Objetivo Central: Dialogar con un joven que se inicia en la prensa cubana.

Objetivos colaterales: Indagar sobre elementos de carácter personal y ofrecer valoraciones sobre determinados temas de la prensa cubana.

Por su tipo: Clásica de preguntas y respuestas.

Por su contenido: Biográfica.

Por que canal se obtuvo: Directa.

Tipo de título: De cita directa.

Tipo de entrada: De presentación.

Tipo de cuerpo: Clásico de preguntas y respuestas.

Tipo de cierre: De opinión o comentario del entrevistado.

Fuentes consultadas:

Personas trabajan con el entrevistado, amigos y compañeros de carrera.

05/02/2008 12:24 islalsur #. Entre colegas


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris