Facebook Twitter Google +1     Admin

LÁZARO CHIANG MACATE REPORTA DESDE RADIO RELOJ

20090216033759-chiang-1.jpg

Periodista de larga trayectoria profesional, se define como un eterno inconforme en su quehacer diario.

SHAMILKA RODRÍGUEZ SOSA,
estudiante de quinto año de Comunicación Social,
Sede Universitaria Municipal de Playa.

El periodista Lázaro Chiang Macate, de la emisora Radio Reloj, es un reconocido profesional de los medios de comunicación radiales y se define así mismo como un eterno inconforme en materia de trabajo.

-¿Qué tiempo lleva usted trabajando en Radio Reloj?

Más de 30 años vinculado con la prensa escrita, televisiva y radial. La matriz es Radio Reloj, ahí es donde laboro, pero colaboro con otros medios.

-¿Cómo se inició  en el medio radial?

A solicitud del Partido varios compañeros dimos el paso al frente. Eso fue en el año 1973. Hubo una escasez  de personal en los medios de difusión masiva. Éramos jóvenes de preuniversitario y militantes de la UJC; yo quería estudiar Lenguas Extranjeras, ya que tenía buena base de inglés, pero ante esa necesidad, no lo dudé.

-¿Ha tenido la oportunidad de cubrir informativamente como corresponsal en el exterior?

Sí, estuve en Sudáfrica, en Angola, en países latinoamericanos; el más reciente fue Venezuela. En ese tipo de trabajo se viven momentos impactantes y se choca con realidades desconocidas para nosotros. 

-¿Qué le aportó estar en contacto con esas realidades, como persona y como profesional?

Como persona me aportó elementos para apreciar mejor lo que tengo en la vida: familia, vivienda, alimentos, derechos, en sentido general. Es increíble la miseria que se puede percibir en algunos países. ¡Claro!, no todo es negativo, pero para valorar mejor lo que tengo, me sirven los ejemplos de otras latitudes. Con respecto a la profesión, me ha dejado anécdotas, recuerdos buenos y malos de mi paso por cada uno de esos lugares que, por supuesto, han contribuido a mi desarrollo y experiencia.

-¿Qué características se deben tener para ser un buen profesional de los medios de comunicación?

Ante todo, ser muy profesional. Estudiar, superarse, trabajar muchísimo. No solamente trabajar cuando se nos oriente que hagamos algo, no esperar que se nos indique, sino hacerlo en todo momento, se haya orientado o no. Es necesario tener el menor tiempo de ocio posible. Debe existir una conciencia por lo que se hace y amar nuestro oficio. También, poseer mucha responsabilidad y aplicar al máximo lo que se llama observación participante, mezclarse con la gente en su día a día para nutrirse de información que nos ayude a comprender en toda su magnitud los fenómenos sociales.
             
-¿Se considera un buen profesional del medio?

No me gusta catalogarme, pero puedo decir que trato de ser cada día mejor. Soy un eterno inconforme; siempre pienso que lo hecho pudo haber quedado mejor. En sentido general, creo que me ha ido bien, pero no por eso todo está hecho. Además, hay situaciones diarias que dificultan a veces nuestro rendimiento, me refiero a cuestiones como el transporte, la familia, preocupaciones y otras responsabilidades.

-¿Cómo es un día normal en la vida de Lázaro Chiang?

Me levanto, voy al trabajo, una vez allí reviso mis tareas inmediatas, si tengo que cubrir alguna noticia ese día, dar cobertura a un evento. Después regreso a la casa, ya en la tarde, preparo la comida....

-¿Cocina?

Sí, todo el mundo tiene que hacer algo en la casa, hay que ser multifacético. Después veo el noticiero, la novela… y luego me acuesto.

-¿Qué características personales lo definen?

Soy sanguíneo, colérico, melancólico.

-Estos aspectos podría decirse que no son  muy positivos, ¿así resumiría su temperamento?

También soy hiperactivo, afable, risueño, pero no me gusta lo mal hecho. A veces veo compañeros que no son muy responsables, tenemos nuestros encontronazos cuando no hacen algo bien o no actúan consecuentemente.

-¿Podría relatar una anécdota o algo curioso que le haya ocurrido en sus años de trabajo en la radio?

A raíz de la salida al aire de determinado espacio televisivo, se me ocurrió la idea de redactar un artículo crítico, y ¿a qué no sabes quién me dio el título? El chofer que manejaba el carro donde me movía en aquel entonces. El periodismo es un oficio, siempre falta algo por hacer, nunca podemos descansar, hay que interactuar en diferentes espacios. Cualquier persona puede aportar a nuestro trabajo.

-Si pudiera cambiar algo de estos más de 30 años trabajando en los medios de comunicación, ¿qué sería?

Creo que nada. Considero que las cosas hechas en lo que a mi trabajo respecta debían ser así, imposible pensarlo de otra manera, al menos para mí. Hay quienes han enumerado qué no les gustaría volver a hacer en su vida profesional y en lo personal, pero pienso que eso es un criterio un poco desacertado por dos razones: no se puede echar el tiempo atrás, y de los errores, cuando los hay, se aprende.

15/02/2009 20:37 islalsur #. Entre colegas


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris