Facebook Twitter Google +1     Admin

MÁS ALLÁ DE LOS HECHOS…

20090428052958-equipo-8.jpg

Tema VIII: José Luis Martínez Albertos. Fases teóricas del relato interpretativo.

LISANDRA CHAVECO VALDÉS,
NEISY MARTÍNEZ MIRANDA,
estudiantes de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

“Los Relatos Interpretativos son géneros periodísticos híbridos en los que se concreta la preocupación coetánea de dar información al mismo tiempo que se enjuicia el acontecimiento”, así lo expresó José Luis Martínez Albertos, catedrático Emérito de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España).

“En la interpretación periodística tenemos a la crónica y al reportaje interpretativo, pero también existen otros géneros y subgéneros que son instrumentos de trabajo; entre ellos se encuentran el comentario analítico o columna y la glosa, denominada en ocasiones colofón o nota de redacción. (Martínez Albertos, José L. (1)

“El reportaje en profundidad es el género más específico a escala mundial, es aquel que ofrece mayores posibilidades para lograr una eficaz interpretación y análisis de los acontecimientos. Este se ha convertido en una de las piedras angulares del nuevo periodismo (New Journalism) y era considerado, desde el año 1938, elemento ineludible para conformar los manuales de enseñanza en las universidades estadounidenses.” (1)

Apareció en la revista Time, creada en 1923 y jugó un papel importantísimo, pues a partir de ese momento surgió algo nuevo dentro de la ortodoxia de la doctrina liberal acerca de la noticia periodística, descrita como superación de la ingenuidad inicial acerca de la objetividad informativa en los periódicos.

“La utilización de una jerga peculiar como resultado de la preocupación manifiesta por innovar y dar veracidad a la lengua estándar, determinan la evolución del mismo”. (1)

“De la interpretación periodística como actitud profesional se deriva el producto literario que conocemos como reportaje interpretativo. Este se convierte entonces en uno de los géneros más importantes dentro de los medios de comunicación actuales. Durante los últimos años los conceptos, metodologías de investigación y escritura, se han consolidado y nutrido de nuevas herramientas para el proceso de elaboración y consulta de fuentes”. (1)

Fases teóricas del relato interpretativo

“La estructura aparece ligada en su origen y desarrollo a la peculiar manera de concebir la organización del trabajo de redacción del semanario Time, pero lamentablemente dicho modelo no es, en ocasiones, seguido con fidelidad por nuestros periodistas”. (1)
  
-Lead o tesis: “El reportaje arranca con un planteamiento intelectualmente agresivo. No se trata de decir ‘esto es lo que ha pasado’, sino ‘de las muchas cosas que han ocurrido esta semana, esto es lo que usted debe conocer y por los motivos incuestionables que leerá a continuación’.” (1)

Explicamos a partir de un ejemplo:

  En la búsqueda de los hilos de la larga madeja que es el sistema de la Vivienda, nos sorprendió una modernísima bomba de inyección de hormigón, de esas que solo se ven en los documentales.
 
  Acababan de ubicarla en la Unidad Empresarial de base Gran Panel 70, en las afueras de la ciudad de Pinar del Río.
 
  Con ella no se necesita ni grúa ni hombres, sólo una manguera que vierte dicho producto como si fuera agua. Costó 110 mil dólares. (Regalado, Zenia. (2)   
 
-Cuerpo o acumulación de los datos: “Argumenta lo expuesto en el lead y resulta de gran importancia el orden lógico utilizado para la colocación de los sucesivos ladrillos. Debe haber un paralelismo entre la distribución y ordenamiento de los datos del cuerpo y el orden expositivo del párrafo o párrafos que constituyen el lead. Puede usarse el orden cronológico de los acontecimientos, aunque este no se corresponda con la secuencia lógica del encabezamiento. Esta secuencia de datos responde a una idea previamente marcada con objeto de que todos los componentes del cuerpo contribuyan robustecer la argumentación expuesta en el lead”. (1)

    (….) Los perjuicios provocados por los huracanes en Pinar del Río al sistema de la vivienda en los ocho municipios dañados colocaron la varilla bien alto, al punto de que el plan del año es de 6 023, de las cuales 5 500 corresponden a derrumbes totales.
   
    La industria de materiales no puede por  sí sola dar respuesta a tamaña labor, por ello la producción local ajusta su engranaje en la fabricación de bloques de hormigón, que llegaron a 242 mil en enero.
    
    Los entendidos confían en que paulatinamente se puedan sobrepasar los 300 mil mensuales. (…) (2)

Conclusión: “Vuelve a conectar con la tesis de arranque, reafirma,  de forma explicita (mediante una cita, hacho o estadística) el planteamiento que ha desencadenado todo el reportaje. De ese modo, el punto de vista editorial vuelve a quedar consolidado de manera inequívoca de principio a fin”. (1)

  A la empresa de materiales pertenecen cuatro tejares que ya fabrican conexiones de barro destinadas a viviendas, losas de piso, ladrillos estándar y tejas, en algunos casos. Estas líneas productivas corresponden a lo que se llama cerámica tradicional.

  Paulatinamente el país se sacude el polvo. Hay una urgencia: el techo de las familias. (2)
  
Aspectos generales a tener en cuenta  

Según Martínez Albertos, el reportero o el  equipo de redacción debe tener en cuenta lo siguientes:

1-Desarrollo suficiente del acontecimiento principal, relato objetivo de los hechos actuales que dan origen a la noticia.

2-Explicación de los antecedentes del asunto y las circunstancias actuales (contexto) que documentan el acontecimiento (background).

3-Exposición de las reacciones e interpretaciones (acontecimientos y actos del habla) que los expertos hacen del asunto noticioso; entre las que son también admisibles los puntos de vista del periodista en cuanto a la materia, dentro de ciertos límites. (Reaction).

4-Exposición del análisis valorativo o previsión del futuro, el modo de una conclusión final sobre el acontecimiento principal que da origen al relato interpretativo. (1)

También es de vital importancia el conocer que el reportaje puede ser catalogado como informativo o interpretativo; al respecto, Martínez Albertos lo clasifica en reportaje objetivo e interpretativo. La razón de esta duplicidad la basa  en el hecho de que, en ocasiones, el estilo de ciertos reportajes gira hacia el modelo de la información básica, reportaje objetivo; en cambio, el interpretativo se caracterizaría por una mayor carga analítica y  riqueza de estilo.

Martínez Albertos reconoce que el reportaje es un género híbrido, pero  desde el punto de vista profesional, no ve con buenos ojos la costumbre  de escribir mezclando en un mismo texto características de distintos géneros, por considerar que el no distinguir bien la información de lo que es opinión, puede llegar a transmitir al lector una idea incorrecta de los sucesos. Al respecto concluye que:

“El periódico que acierta, el periódico que se esfuerza en estar a la altura moral de los hombres y de los problemas de su tiempo hará un periodismo interpretativo de altura. El que no lo consiga –por pereza o falta preparación intelectual- tenderá a confundir el reportaje interpretativo con editorialismo moralizante, barato y denigrante, fenómeno frecuente hoy. Por medio de esta incorrecta interpretación periodística, alguien estará manipulando deshonestamente la capacidad de respuesta libre de los ciudadanos”.

A modo de conclusión consideramos que Martínez Albertos tiene razón en muchísimas cosas, pero en lo que respecta a la estructura planteada por éste diferimos, pues si es así todos los géneros interpretativos serían una reproducción mecánica de un modelo y no existiera la diversidad de entradas o conclusiones que usan  nuestros periodistas diariamente.

En fin, el reto que se nos impone es considerable, pero las expectativas de un público versado hacen luchar a las nuevas generaciones de periodistas por un ejercicio que vaya mucho más allá de los hechos.

“La meta es un periodismo que proporcione todos los elementos, de manera que el receptor pueda juzgar y encontrar el valor relativo de la información por sí mismo, que profundice en el contexto, en los antecedentes, el significado y la explicación de los hechos; que sea capaz de mostrar la realidad desde una perspectiva amplia, contada, no solo con el preciosismo de las técnicas de la profesión, de la redacción y la gramática, sino también, con los sabores y olores de la vida misma. (Calzadilla Rodríguez, Iraida (3)
 
Bibliografía:

1-Martínez Albertos, José Luis: Curso General de Redacción Periodística, Editorial Paraninfo S.A, Madrid, Edición Revisada.

2-Regalado, Zenia. La madeja de la vivienda. En: Guerrillero, viernes 27 de febrero de 2009.

3- Calzadilla Rodríguez, Iraida: Interpretar los sabores y olores de la vida misma. En: http://islalsur.blogia.com/2007/092504-interpretar-los-sabores-y-olores-de-la-vida-misma.php. Consultado: 10.03.2009.

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris