Facebook Twitter Google +1     Admin

EL TELÉFONO PÚBLICO… EN TIEMPOS DE CÓLERA

20090505032759-telefonos.jpg

 

Cuba puede perder hasta mil 500 dólares por cada equipo y usted la conectividad con sus seres más cercanos y el mundo. Daños públicos en el municipio habanero de Bejucal.

 

 

LINET PERERA NEGRÍN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

fotos: ALINE MARIE RODRÍGUEZ

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) ha proporcionado a la población de Bejucal el servicio de telefonía pública y hoy los bejucaleños cuentan con 128 equipos distribuidos por todo el pueblo. Pero aunque el maltrato a ellos ha disminuido entre un seis y un ocho por ciento, continúa siendo un problema a resolver.

El deterioro de la telefonía pública significa para la población la imposibilidad de recibir el necesario servicio. A la vez, daña la infraestructura comercial de ETECSA y perjudica la economía del país, sin contar que la imagen de la comunidad se afecta al incurrir en la destrucción de la propiedad social.

“El maltrato tiene su origen en la indisciplina social. Algunas personas no toman en cuenta la gran utilidad del servicio y sencillamente agreden y destrozan los teléfonos”, dijo una señora al verse imposibilitada de realizar su llamada por estar descontinuado el equipo.

Carlos Manuel de Armas, trabajador de la Oficina Comercial de Electricidad, comentó: “Aquí la mayoría de los teléfonos públicos se cuidan, mientras que una pequeña parte son dañados. Conozco de tres públicas situadas en lugares distintos que, lamentablemente, no funcionan porque las personas no han aprendido a valorar y cuidar lo que tenemos”.

El técnico en Comunicaciones Iván Pérez Acosta, con más de 20 años de experiencia, explicó: “Los teléfonos públicos deben ponerse en lugares donde haya alguien que se responsabilice de su cuidado. El daño a ellos en Bejucal ha disminuido, pero estos iban desde dejarlos descolgados intencionalmente hasta introducirles objetos como arandelas y puntillas o golpear contra la pared su brazo metálico”.

Del total de teléfonos públicos ubicados en distintas zonas del municipio, 60 están emplazados en hogares atendidos por ETECSA para facilitar el servicio a la población. El dueño de la vivienda que atiende esta modalidad gana el 30 por ciento de lo recaudado.

Otros 61 se hallan instalados en lugares donde se ofrecen diferentes servicios: bodegas, mercados, centros estatales y la oficina de correo. Estos son los de mayor acceso, menos controlados y más maltratados.

“El teléfono público es un método alternativo, toda la familia puede disponer del servicio. Posibilita llamar  a cualquier lugar y localizar a quien queramos” comentó, Félix Llanes Concepción, vecino de la calle 13, principal arteria de Bejucal.

Milagros Morales Armenteros, jefa comercial de ETECSA, ponderó  las posibilidades del servicio, así como la importante función social que cumplen: la comunicación. Cientos de personas acuden diariamente a ellos, porque no cuentan con teléfono propio.

A las nuevas comunidades construidas lejos del centro del pueblo, ETECSA, en cooperación con la Oficina de Correos, buscó la alternativa para favorecer a esas personas y realizó una serie de contratos que permiten el acceso a las redes desde cualquier lugar del municipio.

El contrato posibilita, atendido por el correo, colocar un equipo comunitario en una vivienda, el encargado que atiende el servicio facilita también la repartición de la prensa y los telegramas, y la Oficina de Correos le entrega el 10 por ciento de lo recaudado.

Hacia el 2005, según datos aportados por la Oficina Comercial de ETECSA, el porcentaje de teléfonos públicos rotos era del 18–20 por ciento y, dentro de ellos, el 15 por ciento producto de robo de partes y sustracción del manófono.

Actualmente, el número de medios con problemas disminuyó a un 10-12 por ciento, aunque los maltratos siguen resultando significativos. Si bien la acción del hombre influye directamente sobre la telefonía, los problemas técnicos también están presentes. Los teléfonos son muy sensibles a la humedad y sus tarjetas interiores se deterioran.

“ETECSA cuenta con las piezas necesarias para repararlos, sin embargo, si no cuidamos nuestros equipos, entonces nunca funcionarán correctamente”, aseguró Iván Pérez.

En la disminución de los daños ha influido el crecimiento de la cifra de teléfonos públicos en casas particulares, 60 en total, por cuyo uso y cuidado responde una persona. La conciencia social, en alguna medida, también contribuye a bajar el número de las agresiones del sistema. 

“Si tenemos dinero prepagado y conocemos el código de la tarjeta podremos hablar desde cualquier teléfono público, pero para eso es necesario que estos sirvan. Con el nuevo servicio telefónico de tarjetas propias se impone que el servicio esté en óptimas  condiciones y listo para afrontar la nueva tecnología”, enfatizó Milagros Morales.  

El estado cubano paga hasta 1 500 dólares por cada equipo y destina cuantiosos recursos al mantenimiento del sistema, en condiciones difíciles, para proveer a la población de un servicio tan importante, entonces, y como dijo un vecino, “hay que tomar suficientes medidas para protegerlo”.

Recuadro 1

Distribución de equipos telefónicos:

Consejo popular “Los Malayos”: 73
Consejo popular “La Musicanga”: 65

Distribución de equipos por servicios

Comunitario: 7
Centros agentes: 60
Públicas: 61

Encuesta: 35 personas. Día 27 del marzo del 2009.

¿Está satisfecho con el servicio de telefonía pública en Bejucal?

Sí: 21
No: 9
Sí, aunque presenta problemas: 5

Ficha Técnica:

Tema: Los maltratos a la telefonía pública en Bejucal, municipio de la provincia La Habana.

Propósito: Denunciar los maltratos a los teléfonos públicos.

Objetivos colaterales: Alertar a la población de la ocurrencia de maltratos a los teléfonos públicos. Llamar la atención de las personas en cuanto al cuidado de los teléfonos. Recalcar la importancia del servicio de telefonía publica.

Fuentes:

Documentales: Estadísticas de la Oficina Comercial de ETECSA, en Bejucal.
No documentales: Entrevistas realizadas a la jefa comercial de ETECSA, Milagros Morales, a vecinos, a trabajadores de Bejucal y al técnico en Telecomunicaciones.

Tipos de juicios: Los juicios empleados en la nota interpretativa son de valor y analíticos. Los juicios de valor están sustentados por personas confiables y con crédito. Los juicios analíticos están sostenidos por el análisis del problema, sus orígenes y consecuencias.

Tipo de título: Llamativo
Tipo de lead: De contraste

Soportes empleados:

Hecho: Los maltratos a los teléfonos públicos.

Contexto: Disminución de el numero de maltratos a los teléfonos públicos. Problemas. Telefonía en la casa y en centros laborales.

Antecedente: El nuevo servicio de tarjetas propias que requiere de que los teléfonos públicos estén en buen estado.

Texto complementario: Utilización de recuadro para apoyar el desarrollo de la nota interpretativa.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris