Facebook Twitter Google +1     Admin

GOURRIEL HABLA DEL YULI

20090706104131-yulies.jpg

Los peloteros cubanos no jugamos para nosotros, sino para el equipo y nuestro pueblo que tanto nos sigue y nos respeta.

LIANET ULEY SUÁREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

¿Por qué te asombras? Es verdad, cerca de mi casa vive un niño de cuatro años, su mamá le compró un mono deportivo y él lo usaba prácticamente todo el día porque decía que era igual al mío. Entonces la madre tuvo que traerlo a conocerme y a que yo le explicara que no podía ponerse el pantalón a toda hora. Estuve intentando convencerlo durante un rato hasta que, al fin, lo logré. Fue una experiencia inolvidable.

Cuando escuché esta historia por teléfono supe que del otro lado no estaba el campeón olímpico o el  que hizo el Todos Estrellas en el I Clásico Mundial, catalogado como la competencia más importante del béisbol cubano de todos los tiempos, sino solo un muchacho de 23 años. Por ello decidí lanzarle un slider (el mejor de los lanzamientos inventados en las últimas cinco décadas) con preguntas a las que Yulieski Gourriel Castillo no está acostumbrado.

-Muchos comentan que eres el elegido de los periodistas que cubren los eventos donde participas, qué crees de eso.

Creo que no. Como todo atleta, cuando se obtienen resultados sobresalientes la prensa se hace eco de ello y publica fotos, entrevistas, prestan gran atención. En mi corta carrera he tenido torneos en los que no he estado muy bien y los periodistas se han enfocado en aquellos que sí lo han hecho.

-¿Cómo asumes el reto de jugar durante toda la temporada la tercera base con tu provincia natal, Sancti Spíritus, y tener que jugar la segunda almohadilla con el equipo Cuba?

No es fácil. Durante la Serie Nacional te adaptas a una posición y luego, en poco tiempo, tienes que jugar otra. Yo en tercera rindo más al bate, mientras que la segunda me obliga a estar a la defensiva; pero sé que  es por razones del Cuba ya que nosotros no jugamos para lo particular, sino para el equipo y nuestro pueblo, que tanto nos sigue y respeta.  

-Cuando te paras en home para algunos aficionados Yulieski equivale a jonrón, ¿es esa tu meta o solo sale el cuadrangular?

Aunque muchos no lo crean, yo no busco el jonrón, mi secreto está en el swing. Es cierto que en determinadas circunstancias sí he tenido que salir a buscar el cuadrangular porque hemos estado en situaciones límites, pero he comprobado que cuando te lo propones casi nunca resulta efectivo.

-Eres el único pelotero cubano que tiene en su haber 20 bases robadas y 20 jonrones en una contienda, ¿cómo conjugas habilidades tan diferentes?

Desde pequeño admiré las condiciones de jugadores como Kindelán, Linares, Paret y, por supuesto, mi papá. Veía videos de ellos, les pedí consejos y así fui incorporando las habilidades.

-¿Está siempre el Yuli tan serio como lo muestran las cámaras?

En lo absoluto. En el terreno me concentro mucho, pero fuera de él soy un muchacho normal, que el gusta escuchar música, reunirse con sus hermanos, ver películas de acción y comedias, ir a fiestas… que no lo haga tan regularmente es otra cosa.

-Desde los 19 años eres el capitán de Sancti Spíritus. Siendo un joven tímido, ¿cómo logras salir adelante?

No te niego que soy introvertido, un poco callado, pasivo a la hora de jugar pero cuando  es necesaria una reunión de equipo, tomar una decisión o conversar con un compañero, me transformo totalmente. Son momentos en los que tienes que dejar atrás tu forma de ser y actuar en función de obtener la victoria.

-¿De qué forma sobrellevas que la gente diga aún que llegaste al Cuba por ser “hijo de papá”?

Eso es como todo. En cualquier centro de trabajo si el padre tiene un cargo en el mismo y el hijo comienza a trabajar en ese lugar, entonces el está ahí por su papá. Yo estoy inmensamente orgulloso de que Lourdes Gourriel sea mi padre. Sin embargo, considero que llegué al Cuba por mis resultados, mi esfuerzo y dedicación. Eso muestran los números. Una frase popular dice: cada quién cree lo que quiere, si la gente piensa así, no tengo mucho que hacer, salvo continuar dando el máximo de mí.

-¿Y las comparaciones con tu hermano…?

No me gustan para nada las comparaciones y menos con mi hermano, que es alguien especial en  mi vida. Nosotros tenemos estilos diferentes y jugamos distintas posiciones. Hay quienes insisten en convertirnos en adversarios, mas no han podido, ni podrán. Nunca hemos tenido un altercado; en realidad, nos ayudamos y corregimos bastante.

-¿De qué manera enfrentas la polémica Yulieski-Michel Enríquez?

Es algo controvertido y bien difícil que comenzó alrededor de dos años cuando jugué tercera en el Cuba. Michel es uno de los mejores peloteros antillanos con quien mantengo una entrañable amistad. Me desagrada que nos vean como contrarios. Y es que no se entiende que esa decisión la toma la dirección del equipo y nuestro propósito fundamental es defender la conquistas del deporte cubano cueste lo que cueste.

-Desde 1952 Cuba no ha perdido una Copa Mundial (en las que había participado) hasta el pasado noviembre. Frente a reveses así, qué haces para sobreponerte.

A pesar de que parezca increíble, todavía no me he repuesto. Para los deportistas de la Isla es sumamente frustrante perder su cetro en el béisbol y, sobre todo, jugando contra Estados Unidos. A partir de que empiece para mí la XLVII Serie Nacional, el próximo 11 de diciembre, espero vaya sanado la herida, pues le dedico todas las energías a los juegos venideros.

-¿Quién es y qué significa par ti Olga Lidia Castillo?

Mi madre. Es una de las personas más importantes en mi vida. Una mujer que sabe muchísimo sobre deporte porque le gusta desde niña, vivió la etapa de mi papá, su período de jugador activo, y ahora lo hace con nosotros, por lo tanto, conoce los gajes del oficio. Nos da consejos, alienta, analiza las jugadas como toda una experta.

-¿Qué le quita el sueño a Yulieski Gourriel?

Los juegos muy tensos como el efectuado contra Panamá en el 1er. Clásico Mundial.

-Hablando de sueños, ¿alguno por realizar?

Me gustaría poseer todas las cualidades de un jugador de grandes ligas, pero con una condición: desde Cuba, sin profesionalismo, sin jugar solo por dinero; junto a mi familia, mis compañeros y el pueblo cubano.
 
FICHA TÉCNICA:

Objetivo central: Hacer énfasis en las cualidades y puntos de vista de Yulieski Gourriel Castillo, una joven promesa del deporte cubano.

Tipo de entrevista:

Por su forma: Clásica de preguntas y respuestas.
Por su contenido: De personalidad.
Por el canal que se obtuvo: Telefónicamente.

Tipo de título: De referencia al entrevistado.
Tipo de entrada: Anecdótica.
Tipo de cuerpo: De preguntas y respuestas.
Tipo de conclusión: Frase de impacto del entrevistado que evidencia el final.

Fuentes consultadas: Yulieski Gourriel Castillo, no documental, directa.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris