Facebook Twitter Google +1     Admin

EL SECRETO DE KIKE Y MARINA

20090905043820-caldosa.jpg

Tradición culinaria en Cuba.

PEDRO QUIROGA JIMÉNEZ,
periodista de Cuba Internacional,
Cortesía para Isla al Sur.

Fotos: JOSÉ (TITO) MERIÑO

Es poco probable que un cubano de estos tiempos no haya saboreado alguna vez cierto plato de la cocina popular llamado caldosa, una suerte de bebida espesa –poco menos que puré- a base de carne de gallina, diferentes condimentos y viandas.

Casi nada se sabe sobre la etimología de la palabra, solo que en México así se nombra a una suculenta sopa de pastas.

Cuentan, sin embargo, que allá en Las Tunas (unos 655 kilómetros al este de La Habana) cazadores y pescadores utilizaban antaño sus presas para mitigar el hambre con el sustancioso caldo. Hasta entonces, el viscoso líquido de color ámbar era alimento desconocido, reservado también a escasas familias que gustaban brindarlo en madrugadas de insomnio y cansancio.

Y quiso la casualidad que en la propia ciudad tunera, en el barrio de la calle Lora, víspera del Día de la Rebeldía Nacional, el 25 de julio de 1979 surgiera para Cuba y para el mundo la Caldosa de Kike y Marina, la misma que inspiró al profesor Rogelio Díaz Castillo su picaresca guaracha (1), popularizada en voz de Inocente Iznaga, El Jilguero de Cienfuegos (2).

“La canción me salió de golpe esa misma noche; la estrené guitarra en mano con Don Kike y su hija Lolita, que tocaron las maracas”. Díaz Castillo deja escapar el sano orgullo de cualquier creador por una obra afamada.

“Yo había hablado con el Jilguero en la Jornada Cucalambeana (3), lo admiraba desde pequeño y desde que entoné la melodía pensé que le vendría bien a su estilo. Él escuchó algunas estrofas y me pidió se la enviara a la capital”.

Tras breve compás de espera, a fines de 1980 El Jilguero ubicó el nuevo tema en la televisión nacional y se dejó escuchar luego en las principales emisoras radiales del país. La canción ganó bien pronto la aceptación popular toda vez que la caldosa se convirtió en sinónimo de fiesta, sin límites de edad.

CALDOSA vs. AJIACO

José Enrique Pérez Rodríguez (Kike) y Luz Marina Zaldívar Calzadilla (Marina) nunca imaginaron alcanzar la fama con la espontaneidad de su ingenio culinario.

Difunto él desde hace años, Marina rememora hoy aquella época de triunfos y desvelos que, en no pocas ocasiones, los hizo trasladarse de un extremo a otro de la Isla, incluso en un mismo día.

“Aquello fue un boom tremendo –subraya ella; toda la prensa se volcó hacia nosotros y llovían las invitaciones en cada provincia para que asistiéramos a sus carnavales”.

Según la célebre cocinera, hubo un momento de tal efervescencia que llegaron a tener un quiosco en la calle G del reparto Sueño (en Santiago de Cuba) y, al unísono, otro similar en la calle G, del Vedado habanero.

“Nos movían en avión de oriente a occidente, y viceversa; y nos llevaron también a la Isla de la Juventud (4) ante tanto reclamo de la gente”, asegura Marina.

A diferencia del habitual ajiaco criollo (un caldo ligero con diversos tipos de viandas y carnes enteros), la caldosa se afianzó, en corto tiempo, entre los platos más socorridos del comensal cubano quien, por demás, le atribuye propiedades tonificantes.

Desde 1983, en la ciudad de Las Tunas, mantiene abiertas sus puertas, día y noche, la Casa de la Caldosa, instalación gastronómica que reserva al gusto más exigente el secreto innovador de Kike y Marina.

Índice:

(1)-Guaracha: género musical, cantable y bailable, de origen andaluz (España).

(2)-Inocente Iznaga: (Arimao, Cienfuegos, 1930) Cantante y decimista, su voz goza de gran popularidad entre el campesinado cubano.

(3)-Jornada Cucalambeana: fiesta de tradiciones campesinas que, desde hace más de cuatro décadas, rinde homenaje todos los años a la memoria del primer poeta bucólico de Iberoamérica, Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (1829-1861), conocido por el seudónimo literario de El Cucalambé.

(4)-Isla de la Juventud: Municipio Especial separado de la Isla grande en su parte sur-occidental. Conocida antes del triunfo revolucionario de 1959 como Isla de Pinos.

RECUADRO

¿Cómo hacer caldosa?

La receta de Kike y Marina recomienda una gallina grande, tres yucas (mandiocas), cuatro bananos verdes, cuatro malangas e igual número de patatas, aunque la cantidad de viandas puede variar de acuerdo con la opción de cada cocinero. De los condimentos no pueden faltar el ajo, la cebolla, el comino, el ají pimiento y la mostaza, todos en cantidades igualmente elegibles.

Se sofríe la gallina con los condimentos en una olla o cazuela medianas y, una vez dorados a fuego lento, se adiciona abundante agua. Cuando la gallina está blanda se saca de la olla para agregar a esta última las viandas, debidamente peladas y cortadas en trozos.

Se deshuesa y desmenuza la gallina y, junto con las viandas también blandas, se pasan por una maquinilla para convertir la mezcla en puré y añadirlas otra vez al caldo. El tiempo de cocción depende del espesor deseado aunque, cinco minutos antes de retirar del fuego, Marina aconseja echar, al gusto, la odorante salsa de soya.

Don Kike, por su parte, advirtió de su variante que llamó La Poderosa; propone hacer un aliño con zumo de limón, ajo y puré de tomates, el cual se agregará a la bebida una vez servida en plato o tazón grande.

RECUADRO

LA CALDOSA DE KIKE Y MARINA

Autor: Rogelio Díaz Castillo

Intérprete: El Jilguero de Cienfuegos

Un día allá en Las Tunas un viejito llegó, a la fiesta de Don Kike
quería bailar, quería gozar, pero ya no podía caminar.
Entonces Don Kike le recetó, una taza de caldosa
el viejito de un golpe se la tomó, y enseguida se puso a bailar;
el viejito de un golpe se la tomó, y enseguida se puso a cantar.
Fíjese Don Kike, fíjese Marina, con esta caldosa que bien se camina

(Estribillo)
¡Qué bien se camina, qué bien se camina, porque esta caldosa tiene una gallina!

Un sultán a una sultana, casi no podía abrazarla
después de tomar caldosa, la abrazó hasta desmayarla.

(Estribillo)
¡Qué bien se camina, qué bien se camina, porque esta caldosa tiene vitamina!

Un cosmonauta muy listo fue volando hasta la luna,
pero llevaba un jarrito, con caldosa de Las Tunas.

(Estribillo)
¡Qué bien se camina, qué bien se camina con esta caldosa
de Kike y Marina!

Un jueves Doña Lolita dio caldosa a Pirindingo,
y lo mantuvo bailando desde el jueves al domingo.

(Estribillo)

Cuando acababa la fiesta, llegó Kike al Comité‚
después de brindar caldosa volvió la fiesta otra vez.

(Estribillo)

Y la toma el cederista,  y la toma el Presidente
la caldosa es sabrosita, sobre todo bien caliente.

(Se repite el Estribillo hasta el final)

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris