Facebook Twitter Google +1     Admin

EL DIFÍCIL Y APASIONANTE RETO DE PREGUNTAR

20091208155857-fonseca-garcia-cleisbel-2.jpg

Tema: En su criterio, ¿qué diferencias se constatan entre una entrevista y una entrevista periodística?

CLEISBEL FONSECA GARCÍA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Uno de los  géneros periodísticos más difíciles y apasionantes es la entrevista. Su uso como método indagatorio, recurso informativo y diálogo interpersonal interesado la convierte en un género sui géneris.

La palabra entrevista deriva del latín y significa “los que van entre sí”. Según el diccionario de la Real Academia Española, es la conversación que tiene como finalidad obtener información. El mismo vocablo también proviene del francés entrevoir, que significa lo que se entrevé o se vislumbra.

En el mundo periodístico existe una gran polémica en cuanto a definiciones se refiere, por lo cual analizaré los rasgos esenciales que permiten determinar cuándo estamos en presencia de una entrevista periodística o no.

Para empezar, es necesario conocer que en nuestra vida diaria empleamos la entrevista constantemente  como método indagatorio, al intercambiar preguntas y respuestas con otro(s) individuo(s), en busca de determinada información, para conocer mejor sus ideas, sentimientos o modo de actuar. Es una forma de interacción verbal dentro de un proceso de acción recíproca.

Como técnica de recopilación, la entrevista va desde la interrogación estandarizada hasta la conversación libre, es decir, se emplea tanto en cuestionarios básicos que plantean preguntas generales para caracterizar a diferentes grupos de personas (encuestas, entrevistas de trabajo, médicas, judiciales) hasta el intercambio oral que podemos tener con cualquier individuo sin mantener una estrategia de investigación específica (conversación tradicional).

En un diálogo común, en la medida en que se desarrolla, surgen ideas, polémica, dudas o contradicciones espontáneas, pero una vez terminada la discusión, el tema muere, es decir, no tiene continuidad.

En el caso de la entrevista periodística no ocurre así, pues la mayoría de las preguntas son predeterminadas, buscan objetivos específicos antecedidos por un análisis e investigación previa, que después se pretende difundir según el interés del entrevistador y del medio al que represente. No es casual, sino es un diálogo interesado, con acuerdos, intereses y expectativas por ambas partes.

Edel Suárez, periodista cubano y jefe de la Redacción de Análisis de la agencia Prensa Latina, plantea que: “La entrevista periodística conlleva  un plan, busca conseguir una información, por lo cual, el periodista traza una estrategia previa después de conocer la biografía del entrevistado, quién es y cómo evadir las lógicas reservas que él pueda tener. Es necesario comprender el pensamiento del interlocutor para crear confianza y que la conversación surja con mayor espontaneidad”.

Según la información que ofrece Wikipedia, en una entrevista intervienen básicamente dos personas: el entrevistador y el entrevistado. El primero, además de tomar la iniciativa de la conversación, plantea mediante preguntas específicas cada tema de su interés y decide en qué momento el tema ha cumplido sus objetivos. El entrevistado facilita información sobre sí mismo, su experiencia o el tema en cuestión.

Una diferencia bien marcada es esta, la función de los roles. En una plática común la interacción entre los individuos suele ser equilibrada mientras que en periodismo es una charla centrada en el entrevistado, su voz debe predominar, destaca Miriam Rodríguez Betancourt, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Aunque por otra parte, Jorge Halperín, periodista argentino, plantea que el entrevistador es el encargado de guiar, interrumpir, poner a prueba o en dudas lo expresado por su interlocutor.

La información que ofrece Wikipedia sobre el tema refiere que la entrevista periodística se distingue fundamentalmente por tres factores: un evidente interés hacia la persona entrevistada, pericia en el manejo de la técnica de pregunta y respuesta y voluntad manifiesta de difundir el resultado en un medio de comunicación.

Argumenta, además, que en una entrevista es necesario que el sujeto entrevistado esté de acuerdo. Esto ocurre normalmente porque tiene algún interés en ser entrevistado. Las cuatro razones principales que puede tener son las siguientes: por su propio ego, por publicidad, por dinero, para ayudar al periodista, por gratitud, para la farándula.

Según Halperín, “la entrevista es la más pública de las conversaciones privadas.  Funciona con las reglas del diálogo privado pero para el ámbito público: proximidad, intercambio, exposición discursiva con interrupciones, un tono marcado por la espontaneidad, presencia de lo personal y atmósfera de intimidad”.

La entrevista periodística cumple varias funciones: obtener información, presentar una personalidad, una vida o una obra; estimular una acción y promoverla; sustentar una opinión; prestigiar un criterio, un trabajo, una necesidad del país o de un colectivo humano; y complementar un argumento, opina la periodista Mirta Rodríguez Calderón.

También requiere de una elaboración literaria, que consta de presentación, cuerpo y conclusiones. En un diálogo común estos pasos se pueden obviar y pasar, sin muchos preámbulos, a las preguntas que, generalmente, no tienen otra  intención que buscar datos, sin potenciar los métodos impresionistas y expresionistas.

Para la periodista y jefa de Redacción de Centro América y el Caribe de la Agencia Prensa Latina, Carmen Esquivel, saber entrevistar es una habilidad que el periodista desarrolla en la rutina diaria y con la práctica: “La facilidad de expresión ayuda, pero no considero que haya que tener cualidades especiales para realizar una buena entrevista, sino una adecuada preparación sobre el tema y el entrevistado”.

En la entrevista periodística interesa no solo lo que dice el personaje sino cómo lo dice. Los matices, la descripción de ambientes, lugares y personas son importantes porque una serie de preguntas y respuestas puede convertirse en una simple encuesta.

Miriam Rodríguez Betancourt plantea que la clave de la relación entrevistador-entrevistado se logra “cuando esté lo más cerca posible de la naturalidad, la dinámica y espontaneidad que caracteriza a una conversación”.

Agrega que el periodista debe estar conciente de “la influencia emocional que provoca, a partir de las muy diversas formas que adopta para reflejar y transmitir un asunto, centradas en el protagonismo de los portadores de la información”.

Existen también otros factores que influyen en la entrevista como género, al decir de la periodista Leonor Archuf son: el grado de institucionalización, articulación del espacio público y la función periodística, notoriedad o estatus de los interlocutores, y por el tipo de competencias  exigidas en el rol del entrevistador.

Para el escritor y periodista uruguayo Carlos María Gutiérrez, más allá de las especificidades de la entrevista, “entre dos seres humanos no hay comunicación posible si no hay sensación de que se entienden mutuamente, de que uno preocupa al otro como ser humano”, más aún en este género que se caracteriza por la colaboración entre entrevistador y entrevistado.

Otros especialistas en comunicación, como el brasileño Juárez Bahía, atribuyen gran importancia a la atmósfera sicológica que rodea a la entrevista. Para él la información más importante se encuentra “en aquello que afecta los sentimientos del reportero y las reacciones del entrevistado, en lo que insinúa, no en lo que dice claramente”.

Saber preguntar es un arte y una habilidad que tiene el periodista para hacer que el entrevistado se pronuncie. Si no lo logra, ha fracasado, asevera la doctora Miriam Rodríguez Betancourt.

Bibliografía:

Carlos María Gutiérrez: Charla ofrecida a estudiantes de Periodismo de La Habana, el 13 de febrero de 1990 (versión no publicada).

Diapositivas de Power Point de trabajo realizado por César Contreras Manzor para el taller de Radio 2003. Título: La Entrevista Periodística. Intimidades de la Conversación Pública (Basado en el texto de Jorge Halperín)

http://es.wikipedia.org/wiki/Entrevista_periodística

http://html.rincondelvago.com/entrevista_3.html

http://html.rincondelvago.com/entrevista-periodistica

http://sistemas.itlp.edu.mx/tutoriales/comadmva/t24.htm

http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/9/Usr/elvigia/febrero99/entrevista

http://www.monografias.com/trabajos12/recoldat/recoldat  

Miriam Rodríguez Betancourt: Acerca de la entrevista periodística, Ed. Félix Varela, Ciudad de La Habana, 1999.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris